Mujer

El Estado de México se ha convertido en uno de los sitios más peligrosos en el país, por su alto índice de violencia e inseguridad en general. Pero particularmente la vida de las mujeres está en riesgo día con día, pues por nuestro género somos acosadas, violentadas, atacadas sexualmente, incluso asesinadas, tanto por desconocidos como por nuestros propios familiares, parejas o maridos. Esta situación se ha dado con mayor frecuencia en el municipio de Ecatepec.

La consecuencia por la penalización del aborto libre ha alcanzado cifras verdaderamente espeluznantes, pues de acuerdo a la OMS, se practican anualmente 25 millones de abortos inseguros en todo el mundo, mismo que dañan gravemente la salud de las mujeres, traduciéndose ello en 47 mil muertes; para el caso de México el aborto inseguro representa la tercera causa de muerte materna.

A casi dos meses del rechazo del senado a la legalización del aborto en Argentina, las mujeres del mundo volvimos a salir el pasado 28 de septiembre, donde llenamos las calles gritando en una sola voz ¡Aborto legal, libre, seguro y gratuito!

Año con año más de un millón de abortos se llevan a cabo en nuestro país, la gran mayoría bajo condiciones de clandestinidad, con riesgo para nuestras vidas, en especial para las mujeres con menores recursos, que recurren a médicos no profesionales o métodos peligrosos como medicamentos, yerbas, ganchos o actividad física extrema.

En los últimos días hemos sido testigos de una gran organización y fuerza del movimiento juvenil en la Ciudad de México, respaldado por otras universidades estatales y por diferentes movimientos obreros, campesinos y populares. En esta maravillosa lucha han tenido un eco importante las demandas de las estudiantes, contra el acoso, los feminicidios y cualquier tipo de violencia machista. 

Una tragedia más nos ha llenado de indignación, el día 21 de agosto fue encontrado el cuerpo sin vida de la estudiante Miranda Mendoza Flores. Miranda estudiaba en el CCH Oriente, se dirigía a su hogar en los Reyes La Paz, Estado de México cuando fue secuestrada. Su rescate jamás fue concretado, al día siguiente se encontró su cuerpo en la carretera federal México-Cuautla.

El pasado 8 de agosto miles de mujeres salimos en diversos países, principalmente de América Latina, para respaldar el proceso de aprobación en el senado argentino de la ley a favor del aborto. Con 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones la justicia patriarcal de Argentina pretende dar un duro revés a la marea verde feminista no sólo en Argentina sino en todo el mundo. 

El avance de la ola feminista internacional, la huelgas de mujeres del 8M, especialmente las enormes movilizaciones y el gran paro en el Estado Español, la despenalización del aborto en Irlanda y las movilizaciones en Chile a favor del aborto, la consigna de ni una menos y el escandaloso número de las muertas por abortos clandestinos, impulsaron el pasado 13 y 14 de junio a nuestras hermanas argentinas a salir nuevamente a las calles a exigir una legalización del aborto de manera libre y gratuita, cuestión que obligó a la cámara de diputados  a revisar el tema, y  ganar con una diferencia mínima de 4 votos de diferencia.

“¡Se va a caer, se va caer! ¡Abajo el patriarcado!” “¡Se va a caer, se va caer! ¡Abajo el patriarcado!”


En las últimas semanas hemos vivido movilizaciones de masas con centenares de miles de mujeres, jóvenes y trabajadoras, llenando las calles de Chile y Argentina exigiendo a los gobiernos de Piñera y Macri respectivamente, derechos reales para las mujeres, el fin de la educación sexista y aborto libre y gratuito en los hospitales públicos.

 

Y una vez más, el sistema judicial se posiciona en nuestra contra y manifiesta su machismo

“Si me matan, es porque me gustaba salir de noche y tomar mucha cerveza…”, escribía Mara el 5 de mayo en su cuenta de Twitter, como parte de la protesta realizada en dicha red social tras el feminicidio de Lesvy Osorio a manos de su ex pareja en Ciudad Universitaria. Uno de los motivos por los cuales el caso de Lesvy fue tan polémico y mediático es que, al principio, se catalogó como suicidio, e incluso se difundieron mensajes difamando a la víctima, señalando una presunta drogadicción y deserción escolar. Fue únicamente hasta que se realizaron movilizaciones y protestas que la fiscalía tuvo que investigar otros posibles motivos. Gracias a esto, finalmente se capturó a la ex-pareja de Lesvy, Jorge Luis Hernández González, y se le acusó de feminicidio.

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos