Los ataques al magisterio y trabajadores universitarios, y en general a la educación pública continúan, aunque tal vez de forma un poco diferente en cada escuela o institución. Esta vez tocó el turno del Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco en Tabasco (ITSC), en donde el pasado jueves 15 de abril, los trabajadores decidieron ir a la huelga contra las políticas aplicadas por la dirección del instituto, encabezada por el director Carlos Mario Olán López, entre ellas una gran corrupción entre la burocracia del centro educativo y los intentos de ésta por desmantelar el sindicato de los trabajadores del instituto, por medio del despido injustificado de profesores, los cuales ya suman 16 durante la presente administración; esto, después de que la directiva se ha negado a resolver el conflicto, que va más allá de los despidos, rompiendo las negociaciones con los trabajadores.

Algunos profesores comentan que la táctica de la dirección es hacer laborar a los trabajadores sindicalizados como empleados de confianza y en ese periodo hacerlos firmar su renuncia, perdiendo así todos los derechos como trabajador sindicalizado, tales como derecho de antigüedad, una pensión justa, liquidación por el tiempo de labores, etcétera. Lo que refleja esto son los ataques de la burguesía por eliminar cualquier tipo de organización de los trabajadores, para lo cual es necesario terminar con los sindicatos, pero esto sólo como primer paso para pasar a arrebatar todos los derechos laborales del proletariado, mismos que se han ganado al calor de las luchas que la clase obrera ha dado durante ya varios años. El caso del magisterio, en México nos remonta a las luchas históricas desde los años cincuentas del siglo XX. La directiva del ITSC, como la de muchas otras universidades ha tenido que ser impuesta por la burguesía, como una manera de eliminar todo derecho de los trabajadores y académicos, y de manera aislada en cada escuela, terminar con aquellos sectores más combativos de la clase trabajadora.

El proyecto de la escuela pública se ha convertido ya en un obstáculo para la burguesía, pues implica una reducción de la ganancia para los empresarios; por esto, el desmantelamiento de la educación no implica solamente los cobros de cuotas, reformas a los planes académicos a las normas de “calidad y competitividad”, sino también implica feroces ataques a los trabajadores, por medio de la reducción de horas de clase a los profesores y por lo tanto, menos salario y mayor desempleo, frenando todo intento de lucha del magisterio a través de su sindicato por medio de las tácticas más burocráticas, tales como el ya mencionado despido injustificado o como en el caso del ITSC, no permitir a los profesores registrar su hora de entrada, y con la acumulación de tales “faltas”, despedirlos por abandono de trabajo.

La directiva ha sacado provecho de ello, pues es bien conocida la corrupción de la burocracia encabezada por Olán López, así como sus tácticas en contra de los trabajadores. Pero sin duda, no debemos pensar que la responsabilidad total recae sobre este grupo, sino que representan, como ya mencionamos, los ataques de la burguesía por eliminar cualquier tipo de derechos de la clase trabajadora, a fin de que la educación como cualquier otra empresa en el capitalismo esté abierta a la iniciativa privada y se convierta en un jugoso negocio para la burguesía, proceso que se ha venido ya dando en México y en el mundo desde hace ya más de tres décadas.

Es importante destacar la lucha de los compañeros profesores en el ITSC, ya que han lanzado a ésta a pesar de los intentos de la directiva por aislarla y sofocarla.

Pero debemos dejar en claro que es necesario ligar esta lucha con todo el conjunto de luchas que se han venido dando desde hace ya varios años en defensa de la educación pública. Los ataques a la educación pública no implican sólo son contra los estudiantes hijos de trabajadores, sino también contra los trabajadores y académicos. Las peticiones de los profesores del ITSC deben cristalizar en un programa que reivindique y luche por estas demandas más inmediatas, tal y como ellos ya exigen: destitución del director, revisión al contrato colectivo de trabajo, estímulos académicos a los trabajadores y seguro de vida para el personal.

Pero no debemos olvidar que la verdadera solución a este y otros problemas se conseguirá solamente con el control de la educación por parte de los trabajadores, y no de los empresarios, quienes actualmente deciden qué rumbo tomará ésta de acuerdo a su beneficio. Esto implica la lucha por una sociedad socialista como única manera de resolver este y otros ataques que la burguesía ha venido dando a la educación, y en general a todo el sector público en contra de la clase trabajadora. La lucha de los compañeros del ITSC no debe ser una lucha aislada, sino una lucha enmarcada en el contexto de defensa de la educación pública y también en el marco de las luchas del proletariado en contra de las embestidas de la burguesía que intentan consolidarse “legalmente” en una contrarreforma laboral que termine con cualquier tipo de derecho de la clase obrera.

Hoy más que nunca debemos luchar por defender los pocos derechos que como trabajadores nos quedan, pero también, tenemos la tarea de luchar por la solución a todos los problemas del capitalismo; la huelga de los trabajadores del ITSC es una muestra de que la lucha por las reivindicaciones más inmediatas debe de tener un programa de lucha por la transformación socialista de la sociedad, de lo contrario, no importa que la burocracia en la dirección sea removida, pues la iniciativa privada seguirá interviniendo en la educación y continuará explotando a los trabajadores de la educación y de todos los demás sectores.

¡Apoyo total a la huelga de los trabajadores del ITS de Comalcalco en Tabasco!

¡Ni una sola lucha aislada más!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos