El siguiente escrito es una introducción al documento del mismo nombre que actualmente los compañeros de la Liga de Trabajadores Electricistas -1916- estamos difundiendo, como un programa de lucha y organización para la resistencia smeita y también como una plataforma reivindicativa que pueda servir de punto de partida y guía para la acción de los compañeros que estamos pugnando por la victoria, por el regreso al trabajo de todos los compañeros, pero que al mismo tiempo hemos comprendido que esta lucha no acaba en el SME, sino que su fin supremo es, como dicen nuestros estatutos: “La realización de una clase trabajadora total y efectivamente consciente, unificada, disciplinada y apta, capaz de llevar a cabo el establecimiento de un sistema económico justo que permita a todos los hombre y mujeres aptos para trabajar, vivir holgadamente del producto de su propio trabajo y haga imposible el enriquecerse con el trabajo de los demás”.

Desde el 10 de octubre pasado hasta la fecha, la directriz de lucha propuesta por el Comité Central y en general por la dirección de nuestra organización (Sub-Comités y Comisión de Trabajo) ha sido fundamentalmente el apegarnos a la vía legal y su proceso: controversia constitucional, amparo por inconstitucionalidad, amparos por despido injustificado, etc, todas estas tácticas han comprobado en la práctica el alcance de su efectividad. Como se ha demostrado desde hace años pero más recientemente y con toda su amplitud la efectividad de esta estrategia ha sido en la lucha contra la nueva ley del ISSSTE en 2007, donde también se utilizó el amparo y este nunca funcionó, se aprobaba o rechazaba pero no impedía en general la aplicación de la ley nefasta; la ley no se aplicó mientras la gente estuvo organizada y movilizada, pero al no conseguir una victoria completa sobre el gobierno este ha aplicado la ley cuando ya la gente ha relajado su organización y ha bajado la guardia.

En este mismo sentido las jornadas de lucha que se han desarrollado a nivel nacional, entre las que destacan el 15 de octubre y el 11 de noviembre han sido fundamentales, pues han extendido la organización y la protesta, permitiendo la circulación de la información la agrupación de los sindicatos y organizaciones que han estado en resistencia durante los últimos años pero también la incorporación de nuevos sectores a la lucha. Las protestas han alcanzado 29 Estados de la República y el paro nacional del 11 de noviembre logró alcanzar a más de un millón de trabajadores que en diferentes estados se sumaron al paro, sin embargo la gran mayoría de estos han sido del sector público y mayormente de las escuelas. Es necesario darle un nuevo impulso a la lucha e ir corrigiendo, a la luz de la experiencia la estrategia de lucha.

Es necesario un paso adelante. Por un lado a la vez que seguimos utilizando la vía legal, aprovechando cualquier posición que podamos ganar en su terreno, es decir, alguna concesión que podamos arrebatar al gobierno, en este sentido es que exigimos y basamos esta exigencia en la propia Ley Federal del Trabajo, mediante el patrón sustituto ya que la materia de trabajo no ha desaparecido; la vuelta inmediata al trabajo  respetando el CCT aun vigente que el SAE y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje no han podido desaparecer, al tiempo mismo que extendiendo la organización y difundiendo más la información vamos ganando terreno y adeptos, simpatizantes a nuestra lucha, solidaridad y gente que lucha con nosotros, no por nosotros sino por lograr también la resolución de sus demandas. Esto significa llevar las consignas de lucha, al corazón de la sociedad capitalista, a donde se produce la riqueza y el robo de la misma por parte de los patrones, es decir a las fábricas y talleres, a las zonas industriales y los grandes conjuntos fabriles, del D.F. y de todas las ciudades. Será necesario acudir organizados, en grupos más o menos grandes para cuidarnos de la policía, pero también de los golpeadores al servicio de las centrales charras y los policías privados de la patronal. Con un volante en la mano acudir a la entrada o salida de las fábricas u oficinas, a los trabajadores de la CTM, del CT, CROM y CROC, explicarles las razones de la lucha y la rebelión sindical: la crisis capitalista que ha mandado a tres millones de obreros a la calle en el ultimo año y medio, el engaño explotador de los paros técnicos y de los topes salariales, la reforma a la Ley Federal del Trabajo que pretende ilegalizar la asociación sindical y desaparecer el derecho a huelga y la necesidad de dar un respuesta organizada ante estos ataques y su repercusión en nuestro nivel de vida que cae y todo se encarece mientras los empresario y banqueros siguen haciendo dinero de la pobreza de millones. Dando la idea de la Huelga Nacional General y de cómo pueden ellos apoyar y colaborar.

 


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos