¡Fuera la derecha! Las LeBaron no son bienvenidas

En el transcurso de esta semana se ha informado que mujeres de la familia LeBaron tienen la intención de participar en la marcha del 8 de marzo, como víctimas colaterales de la violencia feminicida. Sin embargo, desde nuestro punto de vista su “lucha” y la nuestra no tienen nada que ver.

¿Quiénes son las y los LeBaron?

Los LeBaron son una familia inmigrante de comunidades mormonas en Utah, Estados Unidos, migraron a México para mantener su costumbre poligámica, que en términos reales implica el matrimonio forzado de menores de edad, el abuso sexual a mujeres y niños, la esclavitud matrimonial y violencia física, psicológica y económica a través del chantaje religioso, está es una de las comunidades más patriarcales y machistas que existen.

Pero la violencia no sólo la ejercen dentro de su propia comunidad, desde hace años existen denuncias de despojo de agua y territorio a las poblaciones aledañas a sus establecimientos. La práctica más común es la apropiación de pozos de agua profundos, con el respaldo gubernamental del cual Alex LeBaron ha sido parte, como miembro del PRI, este personaje ha ocupado puestos gubernamentales de los cuales ha sacado el beneficio de impulsar su negocio.

Violentadores o víctimas

Actualmente los LeBaron se distinguen por ser empresarios de la industria agroalimentaria, especialmente con la producción de maíz y leche. Negocio que ha prosperado gracias al despojo de las comunidades aledañas. Se calcula que la familia ha privatizado más de 62 pozos en Buenaventura dejando sin agua a casi 4 mil habitantes, lo mismo ocurre en el municipio de Cuauhtémoc, en donde han despojado de agua a 12 mil habitantes o Namiquipa en donde han dejado sin agua a 23 mil pobladores (reversos.mx, 4 de marzo 2020). La violencia perpetrada a través del despojo de un líquido vital como el agua, no ha sido asumida ni mucho menos recocida por esta numerosa familia que se pasea con guardias de la Policía Federal según denuncian las comunidades.

La familia LeBaron es conservadora y derechista por excelencia, desde sus costumbres religiosas incompatibles con nuestras demandas feministas hasta la violencia, opresión y explotación que han llevado a las regiones que habitan. Esta gente no nos representa, desde el feminismo revolucionario y anticapitalista que defendemos como Libres y Combativas sí hacemos distinción, para nosotras, las mujeres de la familia LeBaron no luchan por lo mismo que nosotras, ellas y ellos pretenden defender su derecho a vivir “en paz” la paz que les ha permitido explotar a otras mujeres y hombres más humildes y vulnerables que ellos, en total impunidad, nosotras en cambio queremos acabar no sólo con la opresión de género sino también de clase.

Por un movimiento feminista de clase y revolucionario

Ojalá las mujeres de la familia LeBaron se aproximaran a nuestra manifestación para romper con la dinámica patriarcal y su cultura de la violación como lo han hecho otras pocas ex miembros que han huido y denunciado, ojalá estas mujeres cuestionaran el conservadurismo religioso que impide a miles de mujeres la decisión sobre su propio cuerpo, ojalá rompieran con sus prácticas de opresión y violencia a otras mujeres y poblaciones indígenas y se sumaran desde la izquierda a la movilización de este 8 de marzo. Desafortunadamente, las acciones y declaraciones de esta familia en el periodo posterior al terrible atentado que sufrieron, fueron orientadas hacia Trump para pedir el intervencionismo norteamericano o han sido protagonistas de manifestaciones de la derecha, como el pasado 1º de diciembre en el Monumento a la Revolución.

Por estas razones, nos oponemos a su participación este 8 de marzo, desde nuestro punto de vista es una intensión oportunista de golpear al gobierno en turno, para obtener beneficio político; de secuestrar, junto con otras fuerzas de la derecha, al movimiento de mujeres que crece cada vez más como una amenaza revolucionaria. Se trata de un intento por diluir el contenido anticapitalista y anti patriarcal, para sustituirlo con una burda denuncia de la violencia en abstracto sin señalar a los responsables, pues tendrían que señalarse a sí mismos y a su partido el PRI.

La violencia que vivimos cada día las familias humildes es producto de una serie de políticas que nos cierran el camino al progreso, a la educación, la cultura, etc. es la miseria, la degradación producto de esta y la injusticia que provocan el acaparamiento de la riqueza por unos cuantos lo que nos ha llevado a cifras inusitadas de feminicidios y violencia generalizada. Los LeBaron junto con muchos otros políticos y empresarios con nombres y apellidos concretos, son parte de los promotores de este sistema de violencia y opresión, del que incluso está familia ha sido presa, no negamos que ha sido una tragedia el asesinato de los 12 miembros de su familia, en especial de los nueve niños, pero lejos de cambiar sus posiciones y actuar en consecuencia, se unen a la derecha más retrógrada para desvirtuar el movimiento y emplearlo a favor de sus fines políticos, ¡Qué cinismo e hipocresía más grandes!

Es fundamental luchar por un genuino feminismo revolucionario de izquierda, que nos asegure una vida libre de violencia machista y capitalista, todas y todos, jóvenes, trabajadores y trabajadoras, campesinos, defensores de la vida y la tierra, ¡todo el pueblo vayamos a la movilización este 8 de marzo!

 

¡Fuera la derecha y los empresarios oportunistas del movimiento feminista!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos