Los días 12 y 13 de noviembre el Sindicato de Estudiantes celebró su XX Congreso estatal en Madrid. Ese fin de semana, estudiantes y jóvenes de todo el Estado e invitados internacionales debatimos sobre educación pública y salud mental, feminismo revolucionario y de clase, resistencia antifascista, movimiento obrero y mucho más.

Compartimos a continuación la intervención que hizo nuestra compañera de Offensiv en Hamburgo, Jarla Sgries, sobre el modelo de prostitución alemán.

Hola compañeras y compañeros,

soy Jarla de la organización Offensiv en Alemania.

Hay algunas feministas en el Estado español que están luchando por la legalización de la prostitución. Desde su punto de vista es un trabajo como cualquier otro y las mujeres deben tener la oportunidad de vender su cuerpo si quieren. Pero la realidad de Alemania muestra que esto claramente es falso.

Allí la prostitución fue legalizada en 2002 bajo una legislación que es conocida como la “ley de protección de los proxenetas”. Porque precisamente esto es lo que hace esa ley: convierte a estos criminales en empresarios, que ahora incluso pueden hacer anuncios (en vallas, por las calles, en televisión…) para poder ganar más dinero con la explotación de mujeres. Y estos anuncios son despreciables. Hay burdeles que dicen que tienen “tarifa plana” de mujeres, y anuncian “Sexo con todas las mujeres todo el tiempo que quieras, tan frecuentemente como tú quieras y como tú quieras”. O promociones como “Mujeres ilimitadas, una cerveza y una salchicha por 70€”. U ofertas como “Sexo absolutamente salvaje: 20 minutos = 20€”.

Un 80% de las prostitutas no han nacido en Alemania, sino que son de otras partes de Europa y vienen porque son pobres y no tienen otra oportunidad. La mayoría no saben hablar alemán, ni leer y están a merced de los proxenetas que además demandan precios muy altos para las habitaciones y comida.

El Estado alemán no lucha contra la esclavitud de las mujeres porque se beneficia de la existencia de este negocio, por los impuestos que cobra.

Desde la aprobación de esta ley el tráfico de personas en Alemania ha experimentado un boom y es mucho más alto que en otros países. Y como según esta ley la prostitución es “un trabajo más”, si una prostituta no quiere estar con un “cliente” (que la trata mal o violenta, por ejemplo), el Estado puede imponer castigos, ¡pero se imponen multas a las prostitutas, no a los proxenetas o puteros!

Así, la mayoría de estas personas no son independientes. No tienen oportunidad de elegir qué pasa con sus cuerpos, sino que sufren cada día y sólo pueden soportar este trabajo con drogas.

La prostitución se ha convertido en Alemania en “un sector económico más” que mueve 14.500 millones de euros al año. Ahora Alemania también es conocida como “el burdel de Europa”. Hay autobuses de otros países europeos para ir a los burdeles y tours turísticos.

Desde la aprobación de la ley, la prostitución en Alemania no deja de subir. Por ejemplo, en Múnich ha aumentado un 30% desde 2002, creando conglomerados de perversión como mega burdeles con más de 1.000 habitaciones o una calle, creo que la más conocida de Hamburgo que se llama Herberststraße, dedicada íntegramente a la prostitución. Las mujeres de la ciudad no pueden pasar por esta calle. Sólo pueden entrar los hombres, que tienen descuentos en los precios de las prostitutas.

Como vemos, la regularización de la prostitución no protege a las mujeres de la violencia ni les permite obtener una vida digna.

Legalizar la prostitución no ayuda a las mujeres que son víctimas y que no tienen otra oportunidad. Solo beneficia al negocio de la trata y la esclavitud sexual, sólo beneficia a los proxenetas, quienes se hacen más y más ricos. La prostitución es una enfermedad capitalista y necesitamos acabar con ambos, la prostitución y el capitalismo. No criminalizamos a las prostitutas, sino que luchamos con ellas contra la esclavitud sexual y la opresión, contra el machismo y el sexismo, por una vida y un trabajo digno y un sistema en que ninguna persona necesite vender su cuerpo para sobrevivir.


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner revolucion rusa