El segundo descubrimiento importante de Marx consiste en el haber puesto definitivamente en claro la relación entre el capital y el trabajo; en otros términos, en haber demostrado cómo se opera, dentro de la sociedad actual, con el modo de producción capitalista, la explotación del obrero por el capitalista.

(Federico Engels).

A unas semanas de dejar la Presidencia de la República, Felipe Calderón declaró que su gobierno enfrentó una crisis sanitaria (influenza), social (violencia por el narcotráfico) y económica (carestía alimentaria) de grandes magnitudes. Adversidades ante las cuales, sin los “esfuerzos” realizados por su gobierno, “otras naciones se hubieran derrumbado. En suma, que su sexenio fue tiempo de “vacas flacas”, pero que ahora la economía del país es “solida”, a pesar de la recesión en Europa y la desaceleración de China, por lo que debe haber "una gran confianza en el futuro del país. Y a pesar de que mucha gente tiene problemas para tener un ingreso digno […], finalmente nuestra economía está generando muchos empleos formales que se necesitan” (La Jornada, 30/10/12).

Sin duda, para millones de trabajadores y jóvenes en todo el mundo es evidente que la crisis del capitalismo aún continúa y tardará algunos años más en darse la recuperación, pues, como explicamos los marxistas, no se trata de una crisis coyuntural o pasajera, sino que es la expresión de la crisis orgánica de este sistema explotador. Las consecuencias, por supuesto, son una verdadera catástrofe para la clase trabajadora y sus hijos que están cargando con el elevado costo del desempleo, la pobreza y la carestía que colapsan más sus de por sí precarias condiciones de vida. Todo esto ocurre, mientras los barones del dinero en el mundo siguen acumulando la riqueza social producida por los trabajadores.

De ese contexto, nuestro país no está aislado. Calderón tiene razón al declarar que su sexenio fue tiempo de “vacas flacas”, pero para millones de trabajadores y jóvenes que no tienen oportunidades de encontrar un empleo ni acceder a la educación (existen al menos 10 millones de NINIS); tampoco la posibilidad de adquirir la canasta básica alimentaria recomendable, pues la mayoría de los que cuentan con un trabajo ganan de uno a dos salarios mínimos y cuentan con precarias condiciones laborales. Contrario a esta miserable realidad en la que vive la mayoría de la población en nuestro país, para unos cuantos capitalistas el gobierno de Calderón fue tiempo de “vacas gordas”, por ejemplo, para aquellos que recibieron 2 mil 155 nuevos títulos de concesiones mineras en cada año de su sexenio y que en conjunto abarcan 6 millones de hectáreas de territorio nacional anualmente (La Jornada, 29/10/12). Y para los 203 mil 23 inversionistas de la Bolsa Mexicana de Valores que el año pasado acaparaban el equivalente a poco más del 45% del Producto Interno Bruto nacional. Estos inversionistas representan el 0.18% de la población nacional, y han obtenido ganancias en 2011 que llegan a los 6 billones 122 mil 632 millones de pesos (http://militante.org/quienes-son-los-11-barones-del-dinero-en-mexico).

¿Cuál es la explicación a lo anterior? Si son los trabajadores los que mediante la cooperación producen socialmente la riqueza y las mercancías capitalistas se intercambian en general por su valor, de dónde proviene la desigualdad social en la que unos pocos se hacen cada vez más ricos y la mayoría de la población cada vez más pobre. Carlos Marx, uno de los fundadores del socialismo científico, junto con Federico Engels, encontró la respuesta a ese misterio y planteo las bases para resolver tal contradicción a favor de la clase trabajadora, única capaz de remover las bases de este sistema capitalista decadente y transformar la sociedad en líneas socialistas.

De ahí la necesidad de estudiar y formarnos en la teoría científica y revolucionaria marxista, pues como decía Ferdinand Lassalle: “Si se abrazan la ciencia y los obreros, esos polos opuestos de la sociedad, aplastarán con sus brazos todos los obstáculos que se oponen a la civilización”. Por ello la Tendencia Marxista Militante, invita a todos los trabajadores y jóvenes de izquierda que luchan contra la opresión y explotación capitalistas a asistir a su segunda Escuela Nacional de Formación Marxista sobre Economía Política o Ley del Valor del Trabajo, la cual se dividirá en los siguientes dos módulos: 1) Génesis, desarrollo y consolidación del capitalismo y, 2) Introducción a la teoría de la plusvalía.

La cita es a las 9:00 horas del sábado 17 de Noviembre del año en curso, en el Auditorio “17 de abril” (tercer piso) del edificio sindical de la sección IX de la CNTE-SNTE ubicado en Belisario Domínguez No. 32, Centro Histórico, entre Allende y República de Chile, cerca de las estaciones del Metro Allende y Bellas Artes.

¡Te esperamos!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos