Los días 8, 9 y 10 de diciembre con una participación de más de 220 compañeros y compañeras del Estado español, Portugal, Alemania, México y Venezuela, celebramos el tercer congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional.

El encuentro de este año ha tenido un especial significado. Después de siete meses de reformas y duro trabajo hemos celebrado nuestro Congreso en el Espacio Rosa Luxemburgo. Con más de 350 metros cuadrados y con todos los adelantos técnicos y visuales, este nuevo Espacio está listo para albergar la librería de la Fundación Federico Engels, debates políticos, escuelas de formación marxista, presentaciones de libros, conciertos y una diversa e intensa actividad cultural.

El próximo 27 de enero lo inauguraremos públicamente con un gran acto y una fiesta para celebrarlo por todo lo alto junto al sindicalismo de clase y combativo, el movimiento feminista y la juventud antifascista, y colectivos y movimientos sociales de Madrid y de todos los territorios del Estado.

Días de discusión y militancia

Durante estas tres jornadas intensas y emocionantes hemos debatido sobre las perspectivas políticas internacionales y trasladado informes de los distintos países y frentes de la lucha de clases en los que participamos cotidianamente. Con más de 42 intervenciones de delegados e invitados hemos abordado y analizado en profundidad los principales acontecimientos políticos, económicos y militares que atraviesan el capitalismo global.

Las relaciones internacionales están sufriendo una sacudida sin precedentes desde la caída de la URSS. El enfrentamiento interimperialista por la hegemonía, la derrota que EEUU y la Unión Europea están sufriendo en la guerra de Ucrania y el brutal genocidio sionista perpetrado contra el pueblo palestino en Gaza son ejemplos de un mundo convulso y sumido en un caos violento.

La agresividad dei imperialismo estadounidense intentando mantener su posición dominante es el mayor foco de inestabilidad global, lo que no evita que Washington siga retrocediendo en todos los frentes. En el terreno económico el músculo de China se consolida, disputando el liderazgo de la globalización y fortaleciendo lazos comerciales con multitud de países a lo largo y ancho del planeta. Mientras, la influencia de EEUU y su capacidad para imponer su agenda de debilita y enfrenta obstáculos cada vez más importantes, mediatizado por una situación interna catastrófica.

La guerra de Ucrania es una buena prueba de ello. Washington utilizó al Gobierno reaccionario de Zelenski para intentar cercar a Rusia, principal aliado de China, frenar y socavar los vínculos económicos establecidos entre el régimen de Putin y Europa y meter en cintura a Alemania y con ella a toda la UE. Tras más de dos años de conflicto y decenas de miles de millones de dólares entregados al régimen de Zelenski, con la UE dividida y debilitada y con Alemania sumida en una grave recesión, los planes del imperialismo norteamericano han fracasado.

La derrota de Ucrania es cada vez más evidente. Rusia controla el 20% de territorio ucraniano y no deja de crecer el número de voces que insisten en que ambas partes lleguen un acuerdo que ponga fin a las operaciones militares y que en la práctica sancionará esta situación. Este nuevo revés para la Casa Blanca tendrá repercusiones todavía mayores que el sufrido en Afganistán e Iraq.

Librería"
Más de 220 compañeros y compañeras del Estado español, Portugal, Alemania, México y Venezuela, hemos participado en el tercer congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional. 

El capitalismo es horror sin fin. Genocidio en Gaza y ascenso de la extrema derecha

La sesión de la mañana del sábado estuvo dedicada a la lucha por la liberación nacional y social de Palestina y el genocidio que el Estado está cometiendo en Gaza.

En una extensa introducción se abordó la formación del Estado de Israel en 1948, el papel criminal del imperialismo estadounidense y británico, y también de la burocracia estalinista rusa por su patrocinio de una acción que implicó una brutal limpieza étnica contra el pueblo palestino, y el cáncer de la opresión nacional impuesto por el colonialismo sionista durante décadas.

El enfoque marxista y leninista no puede pasar por alto la traición de los regímenes burgueses árabes a la causa palestina y su colaboración necesaria con el imperialismo occidental y el sionismo. La aceptación de los nefastos acuerdos de Oslo han permitido a la burguesía israelí consolidar su régimen criminal, y ha desnudado también a la burguesía árabe y palestina, que han aceptado este marco para levantar grandes negocios y seguir manteniendo el territorio de Gaza y Cisjordania en un apartheid sangriento.

La nueva masacre en Gaza que está teniendo lugar con el beneplácito de EEUU, Reino Unido y la Unión Europea, es el resultado de todos estos planes urdidos por la llamada Comunidad Internacional y que han permitido al actual Gobierno supremacista y ultraderechista de Netanyahu actuar con total impunidad. Por su parte, ni los corruptos Gobiernos árabes, ni tampoco el imperialismo chino han movido un dedo para frenar a Israel, mientras la ONU muestra una vez más su impotencia y su absoluta incapacidad para frenar esta atrocidad.

Como comunistas revolucionarios defendemos el derecho del pueblo palestino a responder a la maquinaria de guerra sionista con la lucha de masas, la huelga general y la autodefensa armada. Pero la liberación de Palestina es imposible sin la revolución socialista, sin derrocar al Estado sionista y a la burguesía israelí y árabe. El combate por una Palestina socialista, que reconozca todos los derechos democráticos de sus comunidades nacionales, es incompatible con el fundamentalismo integrista y los regímenes dictatoriales y teocráticos como el Irán de los Mulás. La ofensiva de Hamás, independientemente de sus intenciones, ha beneficiado a Netanyahu y ha fortalecido aún más a la extrema derecha sionista.

Librería"
Como comunistas revolucionarios defendemos el derecho del pueblo palestino a responder a la maquinaria de guerra sionista con la lucha de masas, la huelga general y la autodefensa armada. 

En este debate también destacamos la política internacionalista de Izquierda Revolucionaria y el Sindicato de Estudiantes, las manifestaciones y huelgas estudiantiles que hemos impulsado y organizado contra el genocidio sionista. Un movimiento de solidaridad que no para de crecer en todo el mundo, incluido en las naciones imperialistas de Occidente, y que es clave para derrotar la ofensiva militarista y genocida de Netanyahu.

Otro aspecto al que prestamos mucha atención en las sesiones del congreso fue el ascenso de la extrema derecha, consecuencia de la aguda polarización social y política que recorre el sistema capitalista y de la crisis profunda de la democracia burguesa, y que representa una amenaza muy seria para la clase obrera y los derechos democráticos y sociales conquistados.

Trump, Bolsonaro, Milei, las organizaciones de la ultraderecha en Europa, etc., que tienen importantes vínculos con los aparatos del Estado y han logrado respaldos significativos entre las clases dominantes de sus respectivos países, están agrupando principalmente en el frente electoral a una gran parte de la pequeña burguesía y sectores de la clase obrera especialmente desmoralizados y atrasados políticamente.

En un escenario en el que la socialdemocracia tradicional está decididamente comprometida en la defensa de los intereses del capital, y cuando la nueva izquierda, surgida en la mayoría de los casos de grandes movilizaciones de masas, ha fracasado mimetizándose con esta socialdemocracia en la búsqueda de un capitalismo de rostro humano, la extrema derecha afianza sus posiciones y extiende su demagogia populista, machista, racista y clasista.

Sin exagerar, sin menospreciar la enorme fuerza objetiva de la clase obrera y la juventud, el combate contra la extrema derecha y la reacción no es un aspecto secundario. La lucha contra el fascismo se resolverá por la capacidad que tenga la vanguardia proletaria para construir una organización revolucionaria probada y con una influencia real entre las masas.

Construyendo Izquierda Revolucionaria

La tarde del sábado y la mañana del domingo estuvieron dedicadas a los amplios informes que numerosos compañeros y compañeras realizaron sobre nuestra intervención en los grandes frentes de la lucha de clases.

Librería"
La lucha feminista de clase y revolucionaria ha seguido siendo uno de los principales frentes de acción de todas las secciones de IR Internacional. Nuestra plataforma Libres y Combativas ha dado también pasos importantes en otros países como Portugal y México. 

Desde Izquierda Revolucionaria hemos participado e impulsado con toda nuestras fuerzas el movimiento contra el genocidio en Gaza. En el Estado español con las huelgas estudiantiles organizadas por el Sindicato de Estudiantes y participando y organizando decenas de manifestaciones a lo largo y ancho de todo el Estado. Las y los camaradas portugueses, venezolanos, mexicanos y alemanes también han estado en primera línea en esta lucha. Especialmente inspirador fue poder escuchar la experiencia de los compañeros alemanes y la batalla que estamos dando contra la represión desatada por el Estado y el Gobierno alemán contra las acciones de solidaridad con el pueblo palestino.

La lucha feminista de clase y revolucionaria contra el machismo, los feminicidios y la lgtbifobia, ha seguido siendo uno de los principales frentes de acción de todas las secciones de IR Internacional. Nuestra plataforma Libres y Combativas que ya ha conquistado una gran autoridad ha dado también pasos importantes en otros países como Portugal y México.

Por supuesto la lucha sindical ha sido uno de nuestros campos de batalla en el que hemos invertido más energías y fuerza, participando y encabezando numerosos conflictos obreros. En México tomando parte en el magisterio democrático; en Venezuela, en las difíciles condiciones que genera la contrarrevolución burocrática y capitalista, estamos animando en la lucha laboral de los trabajadores de la transnacional MMC Automotriz S.A, de los trabajadores de la Gobernación del Estado Anzoátegui y otros conflictos; en Alemania destaca la intervención de nuestros camaradas en las huelgas y manifestaciones de los trabajadores del Puerto de Hamburgo y en las huelgas del sector público; en Portugal la lucha por una vivienda digna y asequible que está teniendo una fuerte repercusión política y social.

Librería"
La lucha sindical ha sido uno de nuestros campos de batalla en el que hemos invertido más energías y fuerza, participando y encabezando numerosos conflictos obreros. 

Todas nuestras secciones tienen una composición netamente obrera. No hablamos de boquilla, ni en nombre de un proletariado al que solo se conoce por foto. Por eso en el Estado español somos parte de las principales movilizaciones y huelgas de nuestra la clase, y hemos conseguido dar pasos adelante relevantes en nuestras posiciones sindicales, desde ser elegidos para la presidencia del comité de empresa de la logística GXO Marchamalo 1, el centro más grande de la provincia de Guadalajara con 2.000 trabajadores y trabajadoras, hasta los formidables avances de CGT en el comité de empresa del astillero de Navantia Ferrol, y en los que los cuadros y militantes de Izquierda Revolucionaria han jugado un papel de dirección.

Este crecimiento de nuestras fuerzas militantes y de nuestra influencia, en calidad y cantidad, se han apuntalado con unas finanzas revolucionarias que nos permiten una completa independencia política, de los esfuerzos realizados por producir regularmente nuestros periódicos, El Militante, Militant, Euskal Herria Sozialista, A Centelha, Offensiv…, con una labor incansable en el terreno de la teoría y la publicación de más de un millar de artículos en nuestras webs en el último año, con las decenas de nuevos libros editados por la Fundación Federico Engels, destacando el esfuerzo de los camaradas portugueses y alemanes que han seguido ampliando su catálogo de clásicos del marxismo en portugués y alemán.

El ambiente de entusiasmo, confianza y determinación para seguir construyendo las fuerzas del comunismo revolucionario  quedó reflejado en una magnífica colecta con la que recaudamos 22.000 euros aportados por los y las compañeras presentes, cifra que aumentará en las próximas semanas cuando se trasladen las conclusiones del Congreso a todos los camaradas de Izquierda Revolucionaria.

Librería"
Desde la Fundación Federico Engels hemos publicado decenas de libros este año, destacando el esfuerzo de los camaradas portugueses y alemanes que han seguido ampliando su catálogo de clásicos del marxismo en portugués y alemán. 

El desarrollo de esta época convulsa está poniendo a prueba a todas las organizaciones, a la nuestra también, y tenemos plena confianza en que seremos capaces de estar a la altura del desafío.

Es la hora de tomar partido hasta mancharse, de construir las fuerzas del marxismo entre la clase obrera y la juventud con decisión y voluntad.

¡Viva el comunismo revolucionario e internacionalista! ¡Únete a Izquierda Revolucionaria!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner revolucion rusa