El magisterio democrático ha propuesto nuevamente salir a la calle, el grado de combatividad y heroísmo de la lucha magisterial de los últimos cuatro años se pondrá nuevamente a prueba. La comunidad educativa, desde primaria hasta posgrado, tiene aún que mostrar sus mejores tradiciones y musculatura. Ahora más que nunca necesitamos rescatar nuestras tradiciones combativas y tener una dirección auténticamente revolucionaria para recuperar la educación popular.

Una batalla sin cuartel

Para el gobierno y los empresarios los ataques perpetrados hacia la educación pública aún no son suficientes, pretenden aniquilarla por completo. No invertirán ni un centavo más en la educación de un pueblo que condenan a la miseria y a la explotación, la educación la quieren convertir en un privilegio de unos pocos, con conocimientos vacíos y disciplina para obedecer. La educación pública, científica, critica y popular ganada por la lucha de nuestros abuelos y padres nos hizo libres, críticos y combativos, por eso los maestros, estudiantes y trabajadores que ahora estamos frente a esta guerra nos corresponde dar una batalla firme, la educación se defiende en las calles y no en las negociaciones con aquellos que cada que desean traicionan y asesinan.

Las movilizaciones y paros de la CNTE han marcado el camino inicial, y aunque el gobierno pretende amedrentarnos con el despido de más de 700 profesores de 16 Estados, no ha podido frenar el movimiento. Más recientemente han tenido que admitir que al ritmo que van, terminarán evaluando a todo el profesorado hasta 2027, en palabras de la exdirectora del INEE están prácticamente a punto de claudicar. Esto lo que demuestra es que tenemos la fuerza para vencer y el camino siempre ha sido la movilización. La política educativa del Gobierno y la burguesía será vencida por el conjunto de la comunidad educativa porque no solamente afecta al profesorado, sino que tiene repercusiones a todos los niveles y en todos los sectores, no sólo la Reforma es toda la política educativa la que nos arrebata al pueblo la educación.

A nosotros, los estudiantes, también nos evalúan, además, nos imponen cuotas, compra de materiales y pago de servicios; permiten al sector privado injerencias que se traducen en que prácticamente en casi todas las escuelas los comedores sean privados; nos rechazan de las universidades que pagan nuestros padres con sus impuestos; nos niegan becas, nos recortan el presupuesto, nos desmantelan nuestras instalaciones al grado que un sanitario de cantina es más digno que el de nuestras escuelas; nos hacinan en salones de cartón; se modifica los planes de estudio en beneficio de las empresas privadas y sus patrones y a los becarios de posgrados permite que nos traten de mano de trabajo gratuita para que nuestras investigaciones y estudios se los queden las empresas y con ello poner la ciencia en beneficio de unos cuantos y no del pueblo; y así podemos continuar enlistando los efectos de esta política en cada centro de estudio.

Podemos vencer

Este mes la CNTE ha convocado a un paro de 72 horas este 1,2 y 3 así como a una gran movilización nacional el 15 en contra de la Reforma. Estas jornadas de lucha no pueden quedarse en el papel y la agitación, deben de tener vida concreta; movilicemos a todo el magisterio a las puertas de cada escuela: primaria, secundaria, bachillerato y superior para explicar, convencer y organizar a cada miembro de la comunidad educativa a sumarse con participación activa al paro. Queremos luchar y el magisterio con su gran autoridad, tradición y experiencia puede lograr aglutinar todo ese descontento acumulado y guardado y darle forma para iniciar un mayo combativo en defensa de la educación pública. Demos pasos hacia adelante involucrando a todos los niveles educativos en esta gran batalla, la lucha del niño de primaria o del padre de familia es la misma del estudiante y profesor de Posgrado. Esta guerra es de gran trascendencia para la burguesía y los empresarios y solo retrocederán si damos una respuesta unitaria, fuerte y contundente, el magisterio de la CNTE es un gran baluarte de lucha de nuestro pueblo pero solo no podrá vencer, tenemos que luchar juntos y organizados. De hacerlo, no sólo tiraremos la Reforma sino avanzamos a derrocar este sistema que, como bien defiende la CNTE, es el origen de toda nuestra miseria y explotación.

¡Por un mayo combativo en defensa de la educación pública!
Por una CNTE más combativa que nunca


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos