El pasado 5 de diciembre de 2019 las autoridades de la FES Acatlán, encabezadas por el Director Manuel Martínez Justo, entregaron un documento de suspensión a Farid Reyes, egresado de la Licenciatura en Economía y estudiante de la Maestría México-Estados Unidos en esa sede de la UNAM.  

Este documento plantea que por "supuesta participación en desórdenes y usar el patrimonio para fines distintos a los que está destinado", la Dirección resuelve la suspensión por 6 meses del compañero.  

Desde el Sindicato de Estudiantes repudiamos esta suspensión y exigimos su retiro de forma inmediata, tanto la del compañero Farid Reyes como las de todos los compañeros represaliados. La denuncia, organización, protesta y movilización estudiantil no son ningún delito ni mucho menos un “desorden”, sino un derecho que las generaciones que nos precedieron ganaron a través de la lucha enfrentando incluso a la represión más cruel del Estado y la Rectoría. 

Los estudiantes de la UNAM este semestre hemos dejado bien claro, a través de nuestras protestas, que no estamos de acuerdo con la vida y futuro que nos tienen preparados las y los funcionarios de la máxima casa de estudios. Hemos protagonizado paros y tomas y hemos realizado numerosas asambleas concurridas, manifestaciones, mítines, marchas y un sinfín de actividades que denotan que queremos y lucharemos por una educación para todas y todos los hijos de los trabajadores, campesinos e indígenas con un carácter científico, critico, digna y libre de violencia, machismo y elitización.

Pero para funcionarios como Manuel Martínez Justo, luchar contra los feminicidios, contra la antidemocracia, exigir justicia por nuestros compañeros normalistas de Ayotzinapa, pugnar por mejores condiciones de estudio es “hacer uso de las instalaciones con fines distintos a los que está destinado”. Por supuesto, desde su punto de vista, utilizar las instalaciones para hacer proselitismo hacia el PAN, hurtar según la Auditoría Superior de la Federación 13.4 millones de pesos en nóminas, permiten el ingreso de policía a nuestras instalaciones y mentir con tener un título universitario para ocupar la Dirección de la FES; si es hacer uso adecuado de la infraestructura universitaria. Claro, para estos “funcionarios” que ocupan estos cargos para hacerse ricos y usarlos de trampolín político, la educación la perciben como un negocio y no como un derecho del pueblo. Pero ¡que cinismo tan grande! tiene esta mafia cuando argumenta lo anterior y miente para reprimirnos y frenar nuestra organización.

Los primeros en usar las instalaciones y la UNAM para otros fines siempre son ellos, los estudiantes que nos constituimos lo único que hacemos es defender y luchar por una UNAM realmente para el pueblo y no para unos cuantos. Es por eso que esta suspensión no tiene otro objetivo que amedrantar y callar a los estudiantes organizados, pero también, mandar un mensaje al resto de compañeras y compañeros que desean seguir luchando y organizarse de que mejor no lo hagan, ya que, de lo contrario, se enfrentarán a la represión de quienes ven en la UNAM su coto de poder.

Es por eso que desde el Sindicato de Estudiantes nos sumamos a la defensa del derecho que tenemos todos los estudiantes a la protesta y organización, impugnamos la represión que están sufriendo los compañeros de Acatlán y exigimos el retiro de todas las actas de suspensión, así como la destitución de Manuel Martínez Justo como Director de la FES Acatlán y de todo funcionario asociado a la derecha y que reprima al estudiantado.

¡Viva la lucha de las y los estudiantes!

¡Fuera Manuel Martínez Justo de la UNAM!

¡Luchar no es delito, no a la suspensión de Farid Reyes!

 

 


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos