A continuación publicamos una entrevista que realizamos a la profesora Ireri Alcíbar perteneciente a la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, del estado de México. Dicha entrevista relata cómo funciona y cómo se puede combatir el control burocrático que sobre el sindicato ostenta Elba Ester Gordillo y sus acólitos.

Militante: ¿Cuál es la importancia de la sección 36 para el SNTE?

Ireri Alcíbar: La sección 36 es enorme, abarca prácticamente a todo el estado de México (Edomex) salvo un par de municipios, se dice que es “la casa de Elba Esther”, por el control que tiene sobre la sección. El origen de su control radica en que a “la 36” llegan a trabajar profesores humildes, egresados de normales rurales que no tuvieron el dinero suficiente como para comprar una plaza en su estado; porque estas se venden en muchos miles de pesos. Antes de que ellos entren a trabajar ya los adiestraron; ya pusieron a trabajar para “el partido” –en referencia al PRI y al PANAL – y desde ahí los van seleccionando. Cuando ya están trabajando les dicen: “el sindicato te dio trabajo, ya hizo algo por ti, ahora te toca”, y tienen que participar en su lógica de corrupción. Así es como pueden ir ascendiendo, la verdad es que “la 36” es la sección mejor pagada a nivel nacional.

M: ¿Podrías relatarnos tu participación y la de tus compañeros en la elección del comité sindical de tu zona?

IA: La sección 36 está dividida en 9 zonas geopolíticas, cada una de ellas está compuesta a su vez por zonas; estas se conforman agrupando algunas escuelas que son aledañas, por ejemplo, yo trabajo en la zona 40 que agrupa a cuatro primarias en Netzahualcóyotl. Cada dos años se tiene que elegir a la delegación sindical de la zona, para ello se eligen a dos delegados por turno que se reúnen únicamente para votar como se reparten las carteras, las cuales son 8 con sus respectivos suplentes. Es prácticamente un ritual donde todo está controlado por la burocracia del sindicato, desde antes ya se sabe  quién será el próximo secretario general de la zona y las elecciones son un mero trámite.

En la reunión para la elección de los delegados de mi turno, se me ocurrió preguntar cuál era el mecanismo de elección del comité delegacional y cuáles eran las atribuciones del mismo, dado que nunca se nos había explicado, además de que tengo poco tiempo trabajando. El actual secretario de la zona, que además labora en mi plantel y que presidía la reunión de inmediato me dijo: “¡ah! ¿Con que tú quieres participar? Entonces yo, como secretario general te propongo como delegada”, en ese momento me sentí agredida pero me mantuve, porque es mi trabajo y me interesa saber cómo funcionan las cosas. Junto con otro de mis compañeros fui electa.

Posteriormente nos enteramos de que en el turno de la tarde, donde el actual secretario general pretendía ser delegado junto con una compañera de intendencia que él mismo promovía, ambos fueron rechazados, en su lugar una compañera y un compañero profesor se propusieron y ganaron, dejándolo sin la posibilidad de ser delegado.

Pocas horas antes de la reunión decidimos impulsar a una compañera como secretaria general, para que no llegara el que de antemano ya estaba designado. Sin embargo, la compañera de último momento hizo un comentario que dejaba entrever que le interesaba el cargo para su beneficio personal; igualito que los “charros”, eso nos dividió, pero una compañera me propuso y entonces fuimos tres candidatos. La votación fue muy cerrada, ¡casi les ganamos!, perdí por un voto y me quede en la secretaría de organización. Pero decidimos que de ahora en adelante las cosas ya no van a ser igual, les vamos a pedir cuentas, así se los hicimos saber.

M: ¿Si en lugar de haberse organizado unas horas antes, lo hubieran hecho con mayor anticipación, pudieron haber ganado?

IA: ¡Por supuesto!¡Claro que podemos ganarles! Pero no es fácil, porque ellos ya tienen todo controlado, además te conviertes en enemigo público del “sindicato”, que es el que controla el escalafón, las prestaciones, tus derechos.

M: ¿Por qué si hubo tan poca organización de su parte, lograron llegar tan lejos?

IA: Finalmente siempre existe una disidencia, los compañeros están “hasta la madre” de que nos utilicen nada más para beneficiarse. Por un lado Elba Esther aceptó la ACE (Alianza por la Calidad Educativa), con eso a nosotros ya se nos aplicó la reforma a la Ley Federal del Trabajo.  Sólo cuando le conviene o no puede llegar a una negociación, entonces sí, “el sindicato nos defiende” pero la realidad es que como trabajadores de la educación nos están atacando por todos lados, estamos perdiendo todos nuestros derechos.

Entones sí, lo que necesitamos es más organización. Finalmente si avanzamos, ahora ya los estamos obligando a que nos rindan cuentas, ya no pueden hacer sus negocios como antes; con la cooperativa escolar, con el dinero que se destina para arreglar la escuela. Lo importante fue que los compañeros aprendimos que ellos no son intocables.

Unas semanas después, en la elección del delegado para el congreso de “la 36”, donde si estábamos los maestros de las 4 primarias, éramos como ochenta, también ya tenían todo preparado; la mesa de debates, el escrutador, el delegado. Nos enteramos que un compañero, que no está con ellos, se iba a proponer, el rumor empezó a correr una hora antes de la votación ¡y que gana! Obtuvo 45 votos, contra 35 del delegado oficial. Finalmente no podemos cambiar todo desde las mismas estructuras que tienen controladas, tendría que ocurrir lo mismo en muchos otros lados, pero les demostramos que ¡si podemos! ¡Y ahora tenemos que seguir organizándonos!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos