( 1 de mayo de 2008) El día de hoy miles de trabajadores se dieron cita en diferentes plazas públicas de México, las demandas fueron prácticamente las mismas “No a la reforma energética”, “no a la reforma a la Ley Federal del Trabajo” y “contra el gobierno de derecha y contra los ataques, huelga general”. El ambiente era distinto según los contingentes de cada sindicato y según las plazas, lo que sí era una realidad es que el enojo contra la derecha en el gobierno está en aumento. Las causas de este enojo son diversas; las condiciones de vida cada vez son peores, en una serie de reportes que se han dado a conocer en el último periodo nos damos cuenta de qué forma se ha incrementado la pobreza y la explotación: “en nuestro país, con tan sólo 12 minutos de trabajo de un obrero se paga su salario mínimo; el resto de horas laboradas es la ganancia de las empresas, industrias y del gobierno-patrón”… “durante el periodo referido líneas arriba, el precio de la canasta alimentaria recomendable se ha elevado 95 mil 375 por ciento; un trabajador tendría que laborar 14.40 horas para comprar los alimentos básicos diarios; un minisalario sólo alcanza para comprar 5 kilos de tortillas o 500 gramos de carne.” (La Jornada, 30/04/08) Estas cifras son salvajes, mientras que la gran mayoría de los trabajadores del país se encuentra en una situación desesperada, el enriquecimiento de los capitalistas, sean mexicanos o extranjeros, se están hinchando de dinero. Esto demuestra que la burguesía no tiene llenadero, argumentos acerca de que hoy no hay dinero para pagar utilidades o que los trabajadores tienen que cooperar más para que las inversiones vengan a nuestro país son repugnantes e hipócritas. No obstante este constante golpeteo, ahora se están frotando las manos con la privatización de la industria petrolera y la eléctrica, la reforma a la Ley Federal del Trabajo, etc.

Confusiones en la manifestación

A pesar de las diferentes divisiones que crean las diferentes direcciones sindicales y la falta de acuerdos para poder marchar de forma unitaria, las manifestaciones se desarrollaron bajo un ambiente bastante combativo, las imágenes burlonas de los gobernantes fueron quemadas y las consignas no dejaron de sonar, las masas reclamaban de forma dura a Calderón y toda su familia los ataques que están sufriendo. Sin embargo, hay algunas reacciones que los trabajadores están tomando en torno a la política conciliadora de las direcciones de los sindicatos. Es prácticamente familiar que en todos los discursos y comunicados, estas direcciones hablen de la huelga, de las manifestaciones y el poder de los trabajadores, sin embargo, en cada una de sus actividades plantean el aceptar sin lucha cada una de las propuestas antiobreras de la patronal. Esta práctica común ha desanimado a una capa de trabajadores y ha hecho que los mismos pierdan la confianza en sus direcciones, ven claramente que la burguesía se envalentona simplemente porque las direcciones de los sindicatos no quieren ir a luchar decididamente. Estas medidas van desde faltar a las manifestaciones a ser escépticos a los planteamientos que vienen de las mismas direcciones. No obstante, los sectores más avanzados de los sindicatos que están siendo taponados por la burocracia, están participando en la lucha contra la privatización de PEMEX en las movilizaciones del PRD y de Andrés Manuel López Obrador. Es muy sintomático que las organizaciones revolucionarias como Militante logren colocar más materiales políticos en manifestaciones de tinte más político y más amplio que en manifestaciones de vertientes más económicas. La manifestación de este primero de mayo es un golpe a la política conciliadora de las direcciones de los sindicatos, una advertencia a la derecha y una visión del próximo futuro. El ambiente es magnífico, las ganas de luchar en contra de este sistema y por un futuro mejor están a la orden del día, todos los que participamos en las movilizaciones respiramos un ambiente diferente, de hartazgo contra las direcciones reformistas, un ambiente de cambio sacude la atmósfera y vuelve críticos a todos, hace de la experiencia una gran escuela en la que se están curtiendo los nuevos dirigentes de las próximas luchas, ésta es la inspiración que mueve a millones.

La intervención de los marxistas este primero de mayo

Para los marxistas es una tarea inaplazable el poder expandir nuestra influencia entre las amplias capas de los trabajadores y como lo hemos hecho desde hace ya 18 años, ésta no fue la excepción, nuestro periódico fue ampliamente difundido, las ideas de la huelga general especialmente cómo prepararla y hacerla efectiva, tuvo una recepción enorme, el movimiento no es ajeno a nuestro periódico al cual reciben gustosos, incluso hay gente que espera que salga el nuevo número y pagan por él precios mayores para apoyarnos. Los materiales de los clásicos Marx, Engels, Lenin y Trotsky son los más vendidos, esto demuestra claramente la búsqueda de ideas de esta nueva capa de dirigentes que se lanzan a la lucha y que sólo en nuestra organización puede encontrar alternativa. Todos aquellos que han sacado la conclusión que es necesario transformar esta sociedad están buscando una alternativa, Militante se erige como una alternativa, la más seria para lograr estos fines. Únete a militante y lucha por el socialismo

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos