Esclavitud moderna

La defensa revolucionaria por el aborto libre pasa por reconocer que la mujer tiene el derecho incondicional de decidir y actuar sobre su vida y su cuerpo. La no aceptación de ese principio significa el poner a la mujer en estatus idéntico al de los esclavos del viejo imperio romano, en el que estos eran considerados una simple herramienta para el trabajo cuya única diferencia con los animales era que el habla. Para el amo romano, su esclavo era un objeto que no tenía derecho a pensar por sí mismo ni a tener voluntad propia sobre su vida y su cuerpo.

Para todo el pueblo consiente esa razón, es decir el derecho a que la mujer trabajadora pueda disponer libremente de su cuerpo y su voluntad, por sí misma debe ser suficiente razón para marchar al lado de sus compañeras de clase en la lucha por esta demanda.

Cifras sangrientas

Se calcula que en México cada año, al lado de los 200 mil abortos legales, se desarrollan aproximadamente 750 mil interrupciones ilegales e inseguros del embarazo, mismo que de entre ellos el 25% se traduce en defunciones. En realidad, se trata de cifras espeluznantes pues estamos hablando de un rango de 190 mil mujeres que mueren cada año por practicarse abortos insalubres.  Esa cantidad supera de manera significativa los 33 mil 341 de muertos que en 2018 que dejó en nuestro país el terror del narcotráfico.

Cada que las mujeres damos un paso importante en pos de nuestros derechos, la respuesta de la burguesía suele ser extraordinariamente histérica; ejemplo de ello es la aprobación para criminalizar el aborto en Nuevo León de parte de Congreso local, ello tan sólo a dos días de la jornada internacional de lucha del 8 de marzo de este año.

Tras ese resultado ahora son ya 19 las entidades federales en la que se contemplan penas de cárcel para la mujer que aborte. Solamente en la Ciudad de México ese derecho es legal en casi toda su extensión, entidad en la que desde 2007, año en que se legalizó, rige una tasa cero en defunciones por aborto inseguro. 

La persecución contra la mujer y sus derechos se ha intensificado, de ello hablan los 4200 expedientes judiciales abiertos y las 228 mujeres presas por aborto ilegal en los últimos tres años.

28 de septiembre ¡[email protected] a las calles!

Miles de mujeres jóvenes enojadas con la situación acaban de entrar en la lucha, pueden hacer oír su voz y ganan confianza. Una de las tareas inmediatas del movimiento es aumentar y mejorar nuestra organización. Sobre todo, para ganar es necesario tener un programa claro. Las últimas semanas han demostrado que podemos convencer a la opinión pública de la justeza de nuestras demandas, si defendemos el aborto libre y contrarrestamos los argumentos de la derecha, podemos confiar en que ganaremos a la población para nuestra parte.

Necesitamos explicar que el derecho al aborto libre y seguro, salvará la vida de numerosas mujeres trabajadoras, humildes e indígenas. Unido a la necesidad de luchar por una salud pública digna y gratuita para todos, que pueda ocupar a profesionales de la salud y no fanáticos religiosos que bloquean los tratamientos a muchas mujeres que no han podido evitar quedarse embarazadas ya que los métodos anticonceptivos son poco accesibles y costosos. Además, los menores muchas veces sólo pueden visitar al médico con el consentimiento de sus padres, y eso les impide acceso a la información y métodos anticonceptivos. Por esa razón defendemos la educación sexual en la escuela a todos los niveles, en lugar de la moral burguesa y religiosa, exigimos educación laica en toda la enseñanza.

Sobre todo, las mujeres queremos el derecho a elegir realmente, no sólo de continuar con la gestación o no, también decidir el momento en que lo queremos. Estas medidas deben ir acompañadas de la defensa de otras cuestiones sociales y económicas más amplias que afectan también a la elección de la mujer. Es necesario luchar por el acceso a viviendas sociales públicas y un salario mínimo decente, además de la seguridad social en el trabajo.

Por esto y más este próximo 28 de septiembre en el marco de la jornada Latinoamérica por la despenalización del aborto, volveremos a llenar las calles y levantaremos nuestra voz y pañuelo verde para lograr:

¡Educación sexual que nos permita decidir sobre nuestros cuerpos!

¡Anticonceptivos para todos de calidad y gratuitos!

¡Derecho al aborto seguro y gratuito!

¡Por decidir sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos!

Sumate a la jornada de lucha desde la 15:00 horas en el Monumento a la madre, a un costado del metrobus Reforma, y únete y marcha con [email protected] a las 17:00 horas para llenar el Zócalo de color verde y lucha combativa. 


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos