Desde la campaña internacional “Basta de represión en Hong Kong y China”, impulsada entre otros por el Comité por una Internacional de Trabajadores (CIT-CWI), se está organizando para el próximo viernes 4 de mayo una jornada de protestas en todo el mundo. Hacemos un llamamiento a todas y todos trabajadores del mundo a participar en dicha jornada de protestas de cara a denunciar el alarmante incremento de la represión política tanto en Hong Kong como en China.

Esta campaña se lanzó el pasado octubre organizándose 22 protestas en ciudades de todo el mundo, y dirigiéndose la misma desde el principio a jóvenes, trabajadores, activistas y organizaciones de izquierda de todo el mundo, explicando que tanto los políticos capitalistas como la derecha están tan ligados a las políticas económicas del régimen chino que son incapaces de ofrecer cualquier tipo de apoyo real  en defensa de los derechos democráticos en Hong Kong y en China. Un buen ejemplo ha sido la respuesta de Donald Trump frente al cambio impulsado por el presidente chino, Xi Jinping, de cara a poder gobernar de por vida. Trump no solo no condeno este hecho sino que realizó declaraciones elogiosas hacia Xi diciendo “quizás intentemos lo mismo algún día”.

Noam Chomsky y la Alianza Roji-Verde danesa1  apoyan la Campaña

La campaña está ganando apoyos y firmas en todo el mundo, destacando entre las últimas la del escritor y activista Noam Chomsky, la del activista de derechos humanos Peter Dahlin –arrestado bajo falsas acusaciones y deportado de China en 2016- y la del miembro del parlamento y portavoz de asuntos exteriores de la Alianza Roji-Verde en Dinamarca Søren Søndergaard. También se han recabado firmas de parlamentarios en Irlanda y Alemania, así como de destacados sindicalistas en Brasil, Gran Bretaña y Sudáfrica.

La protesta internacional que se está preparando para el mes de mayo tiene como objetivo rechazar el intento de fraude electoral en Hong Kong prohibiendo que acudan a las elecciones aquellos partidos políticos y candidatos comprometidos con la democracia y los derechos democráticos, descalificando y cesando a miembros electos de la Asamblea legislativa de Hong Kong, y aprobando nuevas leyes represivas de cara a reforzar la obediencia hacia la mal llamada “dictadura comunista”.

Crecen las protestas contra el “Emperador Xi” 

La Campaña quiere también mostrar la solidaridad internacional ante las sorprendentes y valientes protestas que se sucedieron tanto dentro de China como por parte de la población china en el extranjero, rechazando los cambios legislativos impulsado por Xi Jinping, que pretenden pasar de la dictadura de “un solo partido” a la dictadura de “un solo hombre”.

Se han producido una avalancha de protestas por parte de los estudiantes chinos en el extranjero, en campus universitarios de Canadá, Estados Unidos, Australia y Gran Bretaña bajo las consignas “No es mi presidente” y “Paremos a Xi Jinping”. Dichas protestas estudiantiles se produjeron por la noche o usando máscaras para evitar la represión a los estudiantes cuando vuelvan a sus casas en China. 

Dentro de China, a pesar de la censura masiva en Internet y la prohibición de más de 30 términos de búsqueda en las redes sociales (desde "enmienda constitucional", "mi emperador" o "1984"), ha habido un aumento de las críticas contra la acumulación de poder en manos de Xi. Las dimensiones de las protestas han supuesto una sorpresa para el propio régimen chino.

Xi, que consolidó su poder en el XIX Congreso del Partido “Comunista” Chino el año pasado, comenzó su segundo mandato como presidente el pasado 17 de marzo. El pseudo parlamento chino, la Asamblea Popular Nacional de China, ratificó su nombramiento por 2.970 votos a favor y ninguno en contra, un grado de control logrado a través de una implacable lucha por el poder dentro del régimen y mediante constantes purgas bajo la excusa de la lucha contra la corrupción. Y todo esto al tiempo que se incrementa la represión estatal y se desarrolla una campaña sin precedentes en los medios de comunicación a favor del régimen y de culto a la personalidad, impulsándose una política exterior y militar cada vez más nacionalista.

Entre los “delegados” a la Asamblea Popular Nacional de China que respaldaron por unanimidad a Xi, superando incluso a Mao Zedong que nunca consiguió unos resultados tan “convincentes”, había 45 multimillonarios. Estos súper ricos en China se han triplicado desde que Xi tomó el poder en 2012 (251 entonces frente a 819 en la actualidad), al mismo tiempo que la represión contra todos aquellos críticos con el régimen se ha convertido ahora, según Amnistía Internacional, en “la peor desde la represión de Tiananmen en 1989”. Y es muy probable que dicha represión se intensifique a medida que Xi amplíe su mandato.

Aumenta la represión en Hong Kong

En un Hong Kong gobernado por China desde 1997, la represión contra el movimiento democrático ha tomado un camino más “legal”, ejerciéndose mediante el control gubernamental de los medios de comunicación y los tribunales de justicia, así como de la Asamblea Legislativa de Hong Kong en la que la oposición más favorable y coherente en su defensa de la democracia ha sido eliminada e intimidada mediante purgas, fraude electoral y nuevas leyes antidemocráticas.

Hay más de 40 procesos judiciales pendientes contra activistas del “Movimiento de los Paraguas”, un movimiento masivo en defensa de la democracia que ocupó las calles de Hong Kong durante más de once semanas en 2014. Algunos de estos procesos incluyen cargos que nunca antes habían existido, como el de "incitar a otros a incitar alterar el orden público", cargos que podrían suponer 21 años en prisión si los acusados son declarados culpables.

Se esta preparando ya una nueva ley nacional sobre himnos, cuya aprobación supondrá imponer una pena de prisión de hasta tres años para todos los ciudadanos de Hong Kong que “falten al respeto” al himno nacional de China. Una legislación tan brutal como esta aumentará el sentimiento independentista y anti-China entre la juventud. El propio gobierno local de Hong Kong aún esta dudando respecto al momento concreto de cara a introducir  el Artículo 23 de la nueva y dura ley de seguridad nacional, ya que tienen en mente la oposición masiva que se produjo contra el intento anterior de imponerla en el año 2003. 

Derechos democráticos en peligro

A pesar de todo esto, el “Emperador Xi” está presionando al gobierno de Hong Kong para que introduzca ya las nuevas medidas. Incluso en el caso de que no se aplicara el Artículo 23, la democracia en Hong Kong está sufriendo un retroceso dramático, prohibiéndose a los candidatos favorables a la autodeterminación que puedan presentarse de cara a ocupar cuatro de los seis escaños vacantes fruto de las purgas impulsadas por el gobierno el año pasado.

Dichas elecciones parciales fueron un revés para los candidatos prodemocráticos al perder uno de los escaños que esperaban recuperar, como consecuencia de una combinación entre la manipulación del gobierno, el apagón informativo respecto a dichos candidatos por parte de los medios de comunicación, el hecho de que no hubiese ni una sola encuesta de opinión a lo largo de la campaña electoral y finalmente una baja participación fomentada a conciencia de cara a beneficiar a los partidos favorables al gobierno. Y todo a través de una gigantesca maquinaria de propaganda, patrocinio y compra de votos financiada tanto por el Partido Comunista Chino como por los multimillonarios de Hong Kong.

Pero también hay que destacar, respecto a dichas elecciones parciales, la existencia de una tasa significativa de abstención crítica que ha mostrado el rechazo entre sectores de jóvenes y trabajadores de cara a apoyar a algunos candidatos prodemocráticos vistos como parte del establishment y que no ofrecían una alternativa de lucha contra los ataques sin precedentes que estamos viviendo a los derechos democráticos o contra las políticas de austeridad del gobierno a favor de los multimillonarios.

Solo la movilización de masas puede acabar con la represión

El ala más favorable a Pekín en Hong Kong está extremadamente satisfecha desde las elecciones parciales de marzo. Sus planes de cara a incrementar la represión política se pudieron vislumbrar en el discurso de Tam Yiu-Chung, una figura destacada de dicho sector. Tam es un antiguo líder Pro-Pekín miembro de la Alianza Democrática para la Mejora y el Progreso de Hong Kong (DAB) y miembro actualmente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China (APN). Después de las limitaciones mostradas por los candidatos y sectores prodemocráticos en las últimas elecciones parciales, se pidió una investigación política aún más estricta de los próximos candidatos a elecciones en Hong Kong, prohibiéndose dicha posibilidad, ser candidato, a cualquiera que pida el fin de la “dictadura de un solo partido” en China.

En lugar de montar una potente campaña en contra de estas medidas, la reacción más visible por parte de los partidos prodemocráticos ha sido manifestar miedo respecto a la posibilidad de poder perder sus escaños o quedar descalificados definitivamente de cara a presentarse a futuras elecciones. Desde la campaña “Basta de represión en Hong Kong y China” queremos volver a destacar que solo la resistencia de masas puede vencer a la represión, una lección que nos enseñaron innumerables luchas internacionales contra todo tipo de regímenes despóticos.

Como demuestra la proliferación de los carteles anti-Xi o la campaña en Twitter comienza a desarrollarse una cierta conciencia de lucha entre jóvenes en la propia China continental, algo muy significativo y que abre la puerta de cara a construir una lucha unificada contra el gobierno autoritario en China y en Hong Kong.

El 4 de mayo es un día histórico en China, ya que es el aniversario del primer gran movimiento estudiantil que en 1919 se levantó por la democracia, contra el imperialismo y para mostrar su rechazo a un gobierno conservador que había traicionado las esperanzas de la revolución antidinástica de 1911. Un movimiento que supuso el principio de una acción política independiente por parte de la clase trabajadora china.

Puedes encontrar más información y materiales de la Campaña -pancartas y panfletos de cara a organizar las protestas del 4 de mayo- en la página web “Stop Repression in Hong Kong”

(https://stophkrepression.net/).Firma la petición online.

 

[1] Partido Político Danés de izquierdas con 14 diputados en el Parlamento.


banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos