El impulso crece de cara a las huelgas y protestas del Primero de Mayo


Millones de personas han protestado desde la toma de posesión de Trump, pero el multimillonario en jefe ha perseguido sin cesar su programa racista, sexista y antiobrero. Su presupuesto más reciente y sus propuestas que atacan a la atención sanitaria declaran la guerra en todos los territorios, desde la Agencia de Protección Ambiental al Medicaid o a las escuelas públicas, mientras todo el presupuesto recortado acaba en manos de las grandes empresas y de los estadounidenses más ricos.


Trump puede ser derrotado, pero es una cuestión de poder social. Que la administración pueda o no llevar a cabo su programa está fuertemente ligado a lo amplio y militante que pueda ser el movimiento que construyamos contra él. Muchos gobiernos de derecha a lo largo de la historia se han visto obligados a cambiar de rumbo, o han sido derribados por las revueltas de la gente común.


Pero una protesta simbólica por sí sola no será suficiente. Necesitaremos involucrar el poder real que tenemos las personas trabajadoras a través de la desobediencia civil en masa y en la acción de huelga. Si la huelga es lo suficientemente amplia, afectará a los beneficios de la élite corporativa, grandes secciones de los cuales han sido felices de ir al lado de Trump debido a su programa de desregulación e impuestos regresivos. Esto ejercerá presión real sobre ellos para alejarse de Trump.


Día Internacional de los Trabajadores


El día 1 de Mayo, también conocido como “Primero de Mayo” o “Día Internacional de los Trabajadores” es históricamente un día de acción de masas global y protestas por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos. Las condiciones nunca han sido más favorables para regresar a las raíces del Primero de Mayo y para levantar un verano de resistencia contra esta peligrosa administración de derechas.


Los brutales ataques de Trump contra los inmigrantes han estado en primera línea en sus primeros dos meses de mandato y ya provocaron protestas de inmigrantes y huelgas el 16 de febrero, que al mismo tiempo que se organizaban rápidamente, involucraban a miles de trabajadores inmigrantes en las ciudades de todo el país.


Las protestas en masa en los aeropuertos del país en respuesta a la prohibición anti-inmigración de Trump dieron al presidente su primer golpe humillante, ya que secciones de la clase dominante lo rechazaban por la creciente preocupación por el “caos” resultante de la desobediencia civil masiva.

Ahora, los trabajadores inmigrantes de todo el país se están preparando para lo que es probable que sean las manifestaciones más grandes del 1 de Mayo desde que cientos de miles dejaron su trabajo en 2006 bajo la consigna “El día sin inmigrantes”.


Planes de huelga en California


Hasta la fecha, los acontecimientos más importantes del Primero de Mayo se sitúan en California, donde 340.000 trabajadores del servicio se están preparando para la huelga, liderados por una coalición que incluye a los trabajadores del SEIU Servicio Unido de Trabajadores del Este (siglas en ingles USWW) y a Centros de Trabajadores Inmigrantes.


El presidente está atacando a nuestra comunidad”, dijo Tomas Mejia, miembro del comité ejecutivo del USWW. “Los inmigrantes han ayudado a formar este país, hemos contribuido a su belleza, pero el presidente nos está atacando como un criminal”.


La coalición también ha preparado una “Caravana contra el miedo”, para viajar por todo el estado de California durante el mes de Abril para construir las acciones del Primero de Mayo.


El presidente de Profesores Unidos de Los Angeles, Alex Caputo-Pearl, ha perdido a la superintendente Michelle King que cierre las escuelas en todo el distrito el 1 de Mayo.


En el área de la Bahía, el Consejo de Trabajo de San Francisco emitió una declaración el 7 de Marzo apoyando las acciones de solidaridad de los trabajadores del 1 de Mayo y pidió que “no se represaliara contra ningún trabajador –sindicalista o no- que elija ejercer sus derechos civiles” tomándose el día libre.


Estado de Washington


El impulso para el Primero de Mayo también está creciendo en el Estado de Washington.


En el condado de Martin Luther King, que incluye Seattle, el consejo de trabajo del condado votó para que todos sus sindicatos afiliados “consideraran todas las formas de acción para el 1 de Mayo de 2017, ya sea hacer huelga, tomarse el día libre, ampliar el horario de la comida, con acciones para concienciar, organizando manifestaciones o asambleas o cualquier otro acto de expresión colectiva”.


Este tipo de flexibilidad ha sido subrayado por los organizadores de todo el país que quieren minimizar las represalias contra los trabajadores para poder construir amplias y poderosas acciones el 1 de Mayo.


Otros sindicatos del área de Seattle también han aprobado resoluciones a favor de las acciones el Primero de Mayo, incluyendo el Local 304 de WFSE, que representa a los trabajadores de los colegios comunitarios de Seattle, y el Local 46 de IBEW, en representación de los trabajadores eléctricos.


En la Universidad de Washington, la universidad más grande del Noroeste, 6.000 estudiantes de postgrado representados por la Sección Local 4121 de UAW votarán pronto si irán a la huelga el 1 de Mayo, después de una resolución de huelga ya aprobada por la Junta Ejecutiva del sindicato.


Como miembro del Consejo Municipal, he usado mi plataforma aquí en Seattle para llamar al alcalde de la ciudad, Ed Murray, para permitir que todos los trabajadores de la ciudad puedan participar en el Primero de Mayo sin represalias (la ley del Estado de Washington ya permite a todos los empleados públicos tomarse 2 días libres por motivos “de conciencia o religión”).


Pero los mayores acontecimientos en Seattle se están dando en la Asociación de Educación de Seattle (SEA, por sus siglas en inglés), donde 5.000 profesores votarán pronto sobre si cerrar las escuelas públicas de la ciudad durante todo el día, en respuesta al inconstitucional financiamiento de las escuelas en el estado de Washington. “Hemos intentado esto mismo durante años”, dijo el educador del SEA Kit McCormick. “Hemos estado escribiendo a nuestros legisladores y hemos ido a Olympia; ahora es la hora de dar un paso más allá”.


Estamos hartos”, dijo Justin Vinson, miembro de Socialist Alternative y el SEA. “Los educadores hemos estado luchando para defender nuestra escuelas y ahora tenemos a Trump y a Betsy DeVos fijando su vista en recortes importantes en la educación. Pero hay algo más grande en juego aquí también, con la administración persiguiendo a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes, mujeres, musulmanes y la comunidad LGTBQ. Si tocan a uno nos tocan a todos”.


La batalla no es solamente contra Trump

En Illinois, la organización hermana de la SEA, el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés), también está evaluando si realizarán huelga el 1 de Mayo en protesta por los brutales recortes a la educación pública.


Otros sindicatos en todo el país, como la Asociación de Enfermeras de Minnesota, también han aprobado resoluciones a favor de las acciones de protesta el Primero de Mayo.


Todavía es demasiado pronto para saber si el impulso hacia la huelga seguirá creciendo, pero la necesidad de luchar contra Trump es un peligro claro y presente.


Debemos reconocer que nuestro movimiento no crecerá continuamente en una línea recta sino que también viviremos contratiempos. Y aunque no derrotaremos a Trump en un día, debemos construir acciones amplias y poderosas el 1 de Mayo para llevar nuestra lucha a otro nivel.
En el futuro, necesitamos involucrar a sectores más amplios de la clase trabajadora y la juventud para resistir a Trump y a su clase multimillonaria. Podemos hacerlo luchando por cambios concretos que pueden marcar una verdadera diferencia en el día a día de la gente. Con la asistencia sanitaria bajo ataque, no sólo debemos defendernos en contra del plan republicano, sino luchar audazmente por el Medicare para todos. Con los trabajadores y los derechos sindicales bajo ataque, no sólo debemos oponernos a la legislación sobre el derecho a trabajar por menos salario, sino exigir un salario mínimo federal de 15 dólares la hora.


Y todo esto no es sólo contra un presidente o un partido político. Trump consiguió su victoria electoral por el descontento de los trabajadores y la clase media al haber sido vendidos durante décadas por las brutales y bipartidistas políticas neoliberales. Tenemos que construir un nuevo partido político que luche por las políticas socialistas, y declarar su independencia del dinero y del poder de las corporaciones.


Nuestra lucha no es solamente en contra de Trump, sino en contra de este sistema roto que es el capitalismo, que es la base subyacente de este peligroso aumento del populismo de derechas y los ataques contra la clase trabajadora.


El día 1 de Mayo, contraatacamos


El 1 de Mayo y los meses posteriores: hacia un verano de Resistencia


Podemos vencer el programa de Trump. Pero para hacerlo necesitamos construir un movimiento poderoso que luche en contra de sus políticas de derechas y al mismo tiempo luche por un cambio positivo para la clase trabajadora y todos aquellos bajo su ataque.


¡No a las expulsiones, no al muro, no a las redadas! Ni una sola deportación más. Por unas ciudades refugio reales.


Parar el asalto a la atención médica de Trump y Ryan. ¡Defendamos el Medicaid y la Planificación Familiar!


Derrotar el feroz programa de Trump contra la clase trabajadora. No a los recortes en la educación pública, al transporte y la vivienda accesible.


¡Necesitamos Medicare para todos, con un cuidado reproductivo gratuito y accesible!


¡No al aumento militar de Trump!


Detengamos la guerra Republicana contra el movimiento obrero. ¡No a la legislación del “trabajar por menos”!


¡Paremos la guerra contra el medioambiente! Por una expansión masiva de la energía renovable.


En defensa del derecho a protesta.


Aprobación inmediata del salario mínimo federal de 15$.


¡Impuestos para los ricos! ¡Fondos para todos, no sólo para ellos!


Educación gratuita para todos. Cancelación inmediata de la deuda estudiantil.


Black Lives Matter! ¡Por acabar con los encarcelamientos masivos!

Más de Socialist Alternative: https://www.socialistalternative.org/

 

Mitin en México contra los ataques de Trump a los migrantes, 1º de mayo 2017, Hemiciclo a Juárez, 10:00 hrs


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos