Desde que entré a la escuela el semestre pasado se hablaba de la problemática relacionada con la exigencia, de parte del personal de seguridad, de presentar el pedazo de plástico llamado credencial para poder ingresar a la universidad, la Universidad Pedagógica Nacional, una universidad pública.


En la primera asamblea de la Licenciatura en Educación Indígena que asistí, se discutió el tema de la credencialización y el oficio que se había hecho llegar a las autoridades, documento que a la fecha no ha tenido consideración ni respuesta por parte de los funcionarios correspondientes. ¿Qué es la credencialización?, se escuchó una voz en el fondo. Nos explicaron que en un semestre anterior habían sucedido dos incidentes en la escuela en los que se había puesto en riesgo la seguridad de unas personas dentro del plantel, hasta la fecha desconocemos realmente los hechos, y esto conllevo a que las autoridades implementaran como medida de “seguridad” la imposición de torniquetes en las entradas de nuestra escuela.


¿Por qué esta medida?


Antes que nada tenemos que decir que esta medida es una imposición de la autoridades de nuestro plantel, ya que en vez de realizar una asamblea publica para tratar de escuchar las iniciativas o propuestas de solución por parte de la comunidad con respecto a la seguridad, las autoridades fácil y llanamente decidieron la colocación de los torniquetes como la solución estrella a lo ocurrido.


Segundo, la medida realizada es una medida de control, claro esta, pero no para el hampa o para agresores, es un medida de control para el estudiante y la comunidad en su conjunto. ¿Por qué desean controlarnos? Como dice el refan: el miedo no anda en burro, y efectivamente, las autoridades universitarias saben muy bien que tienen el mandato de los altos funcionarios de la educación así como de la casta política para dar pasos de gigantes en el desmantelamiento de la enseñanza y escuela publica y para proveer y/o contener cualquier levantamiento organizado en respuesta a esos intentos, por ello las autoridades comienzan a preparar el escenario de esa batalla.


Al respecto de esto también recuperamos la experiencias de otras Universidades donde la autoridades han procedido de la misma manera y los caso de inseguridad siguen ocurriendo, por ejemplo la FES Aragón perteneciente a la UNAM, las Escuelas Nacionales Preparatorias, etc. Una identificación no te garantiza que estés segura y seguro, es sólo un pedazo de plástico con tu nombre impreso.


En ningún reglamento de la normateca de la UPN, que pueden consultar en línea, se especifica el procedimiento de entrada al plantel y mucho menos la presentación obligatoria de la credencial. En contradicción del cartel que se encuentra en la puerta uno. Pensemos que todas las acciones tienen una continuidad o una consecuencia, si dejamos que restrinja la entrada solo al alumnado del plantel, estamos dando paso libre a un proceso de privatización de un espacio público. Los talleres culturales y de lenguas, la biblioteca, el comedor y todas las áreas comunes de la universidad están abiertas al público, o al menos no hay ningún documento que diga lo contrario. Si le impedimos el paso a estudiantes de otras Instituciones e incluso amas de casa, trabajadores o publico en general convertimos a la unidad Ajusco de la UPN en una comunidad segregada y elitista.


¿Qué proponemos?


Nos oponemos rotundamente a que en la Universidad existan cuerpos de vigilancia que siempre terminan siendo aparato de control y represión política, ya sean internos o privados contratados de manera tercerizada. Proponemos ampliar la plantilla de trabajadores base, sindicalizados y con goce de prestaciones que desempeñen labores de auxilio a la comunidad. No un cuerpo de vigilancia, necesitamos un comité integrado de trabajadores, profesores y estudiantes bajo control de la comunidad para prevenir e impulsar acciones contra la inseguridad y la violencia. La inseguridad la combatiremos de forma organizada y planificada con la participación de toda la comunidad y no con una decisión unilateral de restringir el acceso a nuestra casa de estudio.


Por supuesto, la Universidad argumentará que no cuenta con los recursos necesarios, ante ello proponemos que los recursos se obtengan reorientando lo que se le paga actualmente a la seguridad privada, exigir aumento al presupuesto a la Institución así como su democratización y eliminar los altos salarios de los funcionarios universitarios para que estos recursos se destinen a las necesidades de la comunidad y no tener directivos ricos y una Universidad pobre y desmantelada.


No a la credencialización y si a la participación de toda la comunidad para resolver los problemas de la Universidad. Por más presupuesto para una mejor Universidad del pueblo y para el pueblo.


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos