Las autoridades mexicanas emitieron hace casi un año una orden de búsqueda internacional contra el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya, por varios delitos de corrupción. El pasado 12 de febrero de 2020, fue detenido en una zona urbana de Málaga España, derivado de dos órdenes de aprehensión por su probable responsabilidad en los delitos de operación con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa (Venta de la planta de Agro Nitrogenados y el caso Odebrecht).

Lozoya trabajó de enero a noviembre de 2012, como encargado de asuntos internacionales y de transición de gobierno del corrupto expresidente, Enrique Peña Nieto, posteriormente fue nombrado director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

En las primeras semanas de su gestión, Lozoya manifestó que la compañía debería convertirse en un ejemplo de empresa a nivel mundial. Un mes después, Luis Videgaray expresó durante una reunión del Foro Económico Mundial (que no es otra cosa que, la reunión de grandes empresarios y líderes políticos para repartirse la tierra, la mano de obra y los recursos naturales que no les pertenecen), que la intención del gobierno de EPN era llevar a cabo una reforma profunda del sector energético. Durante la misma reunión Lozoya dijo que la reforma energética abarataría el costo que pagan los mexicanos por el consumo de la energía, lo cual fue una mentira pues durante el sexenio de EPN los precios de los combustibles registraron alzas de casi un 80% el costo de la gasolina se incrementó de un $10.50 a $18,90 pesos el litro.

El 20 de diciembre de 2013, en medio de marchas y del descontento del pueblo mexicano es aprobada la reforma. Una reforma que para nada beneficiarían a la mayoría de los mexicanos y que sólo llenaría los bolsillos de unos cuantos.

Poco tiempo después de la toma de posesión de Peña Nieto, Odebrecht fue la supuesta empresa ganadora de una licitación que nunca existió para obras en una refinería de Tula Hidalgo.En julio del 2014, se adjudica al consorcio Odbrecht (OAT) el proyecto del gasoducto. Los Ramones fase 2 –Norte.

A mediados de 2015, Emilio Lozoya estaba empeñado en que PEMEX se hiciera cargo del gasoducto de 580 kilómetros que conectaría la frontera sur de México con Guatemala. Lozoya, buscaba a la par que se adjudicara directamente el proyecto a la constructora Odbrecht.

Emilio deja la paraestatal en febrero de 2016 por una supuesta exigencia de Secretaria de Hacienda y Enrique Peña Nieto, puesto que requerían una reestructura en el gasto de la empresa (o mejor dicho sabían la bomba de tiempo que estaba en sus manos). Lozoya deja la dirección en medio de una pérdida de extracción de hidrocarburo, con casi 281,000 barriles diarios menos que cuando entró en diciembre de 2012. Presentando sus peores números en más de dos décadas. Donde registra una pérdida histórica de 146,865 millones de pesos, la mayor desde 1993.

El 21 de diciembre de 2016, salen a la luz declaraciones de sobornos de la constructora Odebrecht en México. Dentro de los datos arrojados se menciona que en un periodo entre 2010 y 2014 la empresa pago un valor de 10.5 millones de dólares para ganar contratos de obras públicas mexicanas que le generaron beneficios por mas de 39 millones de dólares, un 300% de beneficio. En 2014 ganaría la licitación del proyecto del gasoducto Los Ramones, por un contrato de 935 millones de dólares, por el cual pagaría un soborno de 10 millones de dólares a Emilio.

Ahora que ha sido detenido, el abogado de lozoya ha dicho a medios publicitarios que el señor no se mandaba solo, dejando un claro mensaje, a las altas cúpulas de EPN. Si el gobierno de AMLO pretende acabar la corrupción deberá actuar de manera decidida. Solamente el control democrático de la clase trabajadora garantizará un manejo correcto de las finanzas y un reparto equitativo entre la sociedad.


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos