Con el nombramiento de José de Jesús Bazán Levy como director general del Instituto de Educación Media Superior del DF (IEMS) Marcelo Ebrad ha entregado el IEMS a la derecha tecnocrática más reaccionaria. No sólo se trata de una nueva imposición, sino de la profundización de una política antilaboral en el que peligra el IEMS como proyecto alternativo y crítico de educación. Un somero repaso al historial de este personaje será suficiente para convencernos de ello: Bazán Levy ha sido un funcionario que ha impulsado las contrarreformas más salvajes en el nivel medio superior de la UNAM, cuenta con una amplia experiencia de manejo de conflictos estudiantiles y laborales, pues le ha tocado estar al frente de luchas importantes. Fue director de la Unidad Académica del Ciclo de Bachillerato del CCH, desde 1989, encabezó el proceso de revisión del Plan de Estudios desde sus inicios en 1991; enfrentó represivamente la huelga estudiantil de los CCH que fue derrotada en 1995 y de la cual fueron expulsados diversos dirigentes del CEU como Inti Muñoz. Además de contribuir en la elaboración del Plan de Estudios, Operó la contrarreforma a los planes de estudio del CCH que culminó en la desaparición de dos turnos, desapareció la asignatura de lógica, fusionó en un curso las 3 asignaturas que existían de filosofía, cambio la materia de teoría de la historia de obligatoria a optativa y aumento las horas de clase de 4 hrs. diarias a 6 hrs. de clase. Además sabe usar magistralmente a los directores para aplicar sus políticas, crea grupos de poder dentro de la institución y promueve ascensos a puestos entre sus incondicionales.

Desde la aprobación de éstas contrarreformas, en 1996, diseñó y dirigió su implantación, por lo tanto cuenta con una amplia experiencia en reformas académicas tecnocráticas. Originalmente el CCH se dividía en una Unidad Académica del Ciclo Bachillerato y una Unidad Académica del Ciclo de Posgrado, es decir, dependían directamente del Colegio varios Institutos de Investigación dentro de la misma UNAM, lo que hizo Levy fue desaparecer la unidad de posgrado y así destruir el proyecto original de orientación marxista que había impulsado González Casanova. Instrumentó los planes de trabajo ultraburocratizados para los profesores de tiempo completo (carrera en los CCH´s), estableciendo un sin número de requisitos para la presentación de productos. Elaboró los sistemas de puntaje para la obtención de estímulos, que generaron competencias desleales entre los académicos e impuso la presentación de proyectos e informes académicos semestrales y anuales a los académicos de tiempo completo, como condición para renovar estímulos.

En el CCH, entre otros cargos, fue Director del Plantel Naucalpan, de 1975 a 1983; Secretario de Planeación y Secretario de Divulgación del Colegio. Entre 1998 y 2006 fue director general del CCH, por lo que estuvo a favor del Reglamento General Pago del 99, y fue cómplice del florecimiento del porrismo en Azcapotzalco, Oriente y Vallejo, y de diversas expulsiones de estudiantes en este periodo. Políticamente, administró el porrismo en los CCH´s, durante su administración crecieron y se desarrollaron grupos peligrosísimos como el "3 de marzo" en CCH Vallejo. Es antisindicalista, represor de movimientos, opositor a las huelgas, organizó las "clases extramuros" durante las huelgas de 1996 y 1999 en la UNAM. Fue representante de la autoridad en las mesas de negociación con el CGH en la huelga de 99-2000 y está apadrinado por los grupos más fuertes de la burocracia universitaria: el grupo de Soberón, Sarukan, entre otros.

Un gobierno emanado del voto popular y que debe representar los intereses de los trabajadores no puede imponer a un personaje como Bazán Levy al frente de un proyecto educativo que fue creado por el movimiento social, que tiene un plan de estudios y un espíritu (becas, tutorías, etc.) que está en total contradicción con la política que Bazán Levy ha defendido durante toda su vida, un modelo que tiene muchas similitudes con el modelo original de los CCHs que Bazán Levy contribuyó a destruir. La imposición de este personaje está íntimamente relacionada con la política antilaboral del GDF, su designación representa un peligro para el IEMS y su modelo educativo. En primer lugar ante el anuncio de nuevos recortes el GDF ha impuesto a Bazán Levy para enfrentar al sindicalismo combativo y democrático que representa el SUTIEMS, en segundo lugar Marcelo Ebrard está dando el mensaje de que más que estar interesado en profundizar el modelo educativo crítico, con un fuerte contenido humanista está interesado en la eficiencia terminal, en la adecuación del IEMS al mercado laboral capitalista y en criterios tecnocráticos de corte neoliberal acorde con la RIEMS federal.

Ante lo anterior al SUTIEMS y a la comunidad no le queda otro camino que organizarse y prepararse para los inevitables ataques que sin duda encabezará Bazán Levy. Los trabajares, estudiantes, padres de familia y población en general estamos en la obligación de defender al IEMS, la organización de trabajadores y estudiantes es la mejor defensa para el modelo educativo.  


banner revolutionary left

banner libres y combativas

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos