El gobierno de los empresarios

Año con año, el actual gobierno panista regala a los grandes empresarios más de 500 mil millones de pesos a través de los privilegios que estos tiene por los llamados regímenes fiscales especiales. Al mismo tiempo estos empresarios argumentan que debido a la crisis económica los incrementos a los salarios deben mantenerse bajos, esto al mismo tiempo que durante los primeros días de enero pasado se incrementan los precios de los productos básicos en un 50% para el caso de verduras y legumbres, por ejemplo. Calderón no niega se incomoda con sus verdaderas tareas pues se trata de un gobierno que sólo busca el beneficio para los barones del dinero.

La lucha actual

El gobierno de FeCaL ha volcado todas sus herramientas legales, mediáticas, económicas y hasta represivas contra el movimiento actual en defensa de Luz y Fuerza y el SME. El sindicato por su parte su parte ha sido firme y ha realizado grandes jornadas de lucha. En estas condiciones Martin Esparza planteó “es el momento de concretar acciones, de pasar de la crítica a los hechos, pues es la única forma de hacer valer la ley, de que este gobierno respete la Constitución, las leyes y los derechos laborales es la huelga general, por lo que apremió a las organizaciones a radicalizar la movilización”. Esto nos parece totalmente correcto, hay que pasar a los hechos concretos y ampliar las demandas del movimiento. De nada sirve convocar a la huelga general si por otra parte no se realiza ninguna acción seria para realizarla.

De hecho tanto el SME como toda la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular debe transformarse en una auténtica maquinaria de combate político; esta lucha exige una transformación radical de toda la estructura organizativa y al mismo tiempo un programa más amplio que englobe las demandas de sindicalizados, desempleados, campesinos pobres y estudiantes, así como la lucha conjunta en acciones como la huelga general convocada para este 16 de marzo.

Los marxistas agrupados en torno al periódico Militante proponemos formar comités de fábrica, es decir grupos trabajadores con comisiones y tareas claras de tal manera que eliminamos toda dispersión y aislamiento que pudiéramos sufrir. Dicho comité debe nombrar a un responsable que se debe coordinar con el resto de comités de fábrica. Ello permitirá que las reuniones Nacionales de la Resistencia Popular se realicen con propuestas debatidas desde la base y, al mismo tiempo, todas las acciones acordadas se deberán dividir claramente entre cada uno de ellos. En el SME nos debemos basar en la actual estructura sindical, pero rebasando todo el nivel de organización de tal manera que cada compañero tenga una tarea clara que realizar ya sea distribuyendo propaganda, recaudando fondos económicos, enlazando con otras organizaciones, etcétera.

La lucha actual debe de incluir cada día a más y más sectores explotados, por ello proponemos que la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular y el SME levanten un programa que incluya:

Escala móvil de Salarios. Es decir que los salarios se incrementen en la misma proporción que lo hacen los bienes de consumo.

Reducción de la jornada trabajo a 6 horas diarias. Contra el desempleo que se divida todo el trabajo existente en el país entre todos los brazos disponible recortando la jornada laboral sin reducción de salarios.

Expropiación de toda la Banca. La política de los banqueros ha sido la de socializar las deudas y privatizar las ganancias, de esta forma hoy día aun estamos pagando el llamado FOBAPROA-IPAB, al mismo tiempo que ellos se siguen llenando los bolsillos a costa nuestra. Ya basta de deudas, engaños, robos y burlas, la banca debe estar bajo el control de los trabajadores.

Destrucción del TLC e industrialización del campo. Hoy día el campo está viviendo una de sus mayores crisis, más del 70% de los campesinos son pobres. Ello es el producto de toda la política económica llamada “neoliberal” que ha devorado al campo mexicano y lo ha hecho presa fácil de las grandes industrias. El campo no puede seguir siendo relegado, se necesita fortalecerlo y sacar a los campesinos de esa realidad de hambre y olvido.   

Salud y Educación para todos. Nuestros derechos más básicos se han convertido en un privilegio, ello lo comprueba los miles de jóvenes que no han tenido la oportunidad de de ingresar a una universidad pública. El sistema de salud se ha privatizado silenciosamente. Los trabajadores debemos exigir la expropiación sin indemnización de todas las escuelas y centros de salud privados; exigimos abrirlos a todos los trabajadores con servicios totalmente gratuitos, así como el incremento del presupuesto público asignado a estas aéreas.

Abajo el gobierno de Calderón. Los trabajadores ya hemos soportado por décadas la realidad de gobiernos que sólo están para servir a los empresarios y banqueros. La lucha actual debe plantear firmemente la caída de este gobierno.

Las acciones que se han realizado han sido muy importantes, pero ahora es necesario darle una mayor firmeza y amplitud a nuestras acciones. La convocatoria a la huelga general de marzo ha atraído el apoyo del CNTE, de los mineros, estudiantes, campesinos, etcétera. Esto demuestra que tenemos una gran fuerza en crecimiento. La unidad en la lucha es nuestra garantía contra el gobierno calderonista, adelante compañeros.

¡Únete a Militante y lucha por el socialismo!

Tendencia Marxista Militante-Corriente Marxista Revolucionaria

 Descarga y distribuye nuestro volante, haz click aquí


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos