De igual manera que en los estados de Durango, Sinaloa, Puebla, Oaxaca y Quintana Roo, en el estado de Hidalgo las direcciones nacionales y locales del PAN, PRD, PT y Convergencia habían acordado una alianza electoral para presentarse a las próximas elecciones, donde se definiría gobernador con una candidatura única. Además la alianza se realizaría en 12 municipios, donde se renovarían diputados.

¿Puede el PRD-PT-Convergencia triunfar en Hidalgo sin el PAN?

Camacho Solís, ex colaborador del gobierno de Salinas y ahora dirigente del “Diálogo por México” que agrupa al PRD, PT y Convergencia, ha planteado que los partidos de izquierda que impulsaron en el 2006 la candidatura de López Obrador para la presidencia, son incapaces de conseguir triunfos electorales si no es a condición de que se alíen electoralmente con el PAN.

Sostener ésta posición implica no reconocer el triunfo en la elección presidencial de la coalición PRD, PT y Convergencia y el posterior fraude electoral de aquel año. En esas elecciones el PRD tuvo la votación más alta en su historia, reflejándose en un avance importante en muchos estados de la república, entre ellos Hidalgo.

Hidalgo fue uno de los 11 estados donde se reconoció el triunfo del PRD sobre el PRI y el PAN en la elección para presidente, lo cual ratifica el fuerte ímpetu que generó la política de AMLO en el estado, identificada con una mejor situación de vida para los pobres del campo y la ciudad.

A pesar del apoyo masivo hacia AMLO, este no pudo evitar que el abstencionismo en el estado fuera del 63%, con lo cual el PRI tuvo un mejor escenario para ganar los 18 distritos electorales donde se definían las diputaciones federales. Esto habla de que las masas no percibían un vínculo claro entre la política de AMLO y la de los dirigentes locales, sobre todo del PRD ya que el arraigo del PT y Convergencia en el estado es muy poca. Por lo tanto quedó de manifiesto la debilidad del partido en el estado, no producto de la falta de participación o conciencia de las masas, si no por la falta de combatividad de los dirigentes locales. Pese a ello, el PRD quedó como el tercer partido más votado en cuanto a la elección de diputados, quedando el PAN en cuarto lugar.

Ante la pregunta de si pueden los partidos de izquierda ganar las elecciones sin aliarse con el PAN, la respuesta es ¡SI! De hecho tienen más posibilidades de ganar por si solos, sobre todo si adoptaran en su programa y en sus acciones una política genuina de izquierda. Si el PRD no ha ganado más espacios incluso por la vía electoral en Hidalgo, es precisamente por la indecisión y componendas de los dirigentes locales con los partidos de derecha, el PRI y el PAN. De hecho el antecedente a la actual coalición se dio en 1999, donde el PAN y el PRD estuvieron a punto de impulsar una candidatura conjunta a la gubernatura del estado, finalmente esta alianza no prospero.

Lo que el PRD, PT y Convergencia necesitan no es una alianza con la derecha, si no una política socialista, que defienda los derechos de: campesinos pobres, trabajadores, migrantes y jóvenes del estado.

El PT rompe la alianza, le debe de seguir el PRD y Convergencia

De última hora (y si la decisión se mantiene) ante el anuncio de que Fox participaría muy activamente en la candidatura de Xochitl Gálvez, candidata de la coalición PAN-PRD-PT-Convergencia, el PT ha decidido salir no sólo de la coalición en el estado de Hidalgo, si no en el resto del país, donde originalmente participaría con los mismos partidos. Esta decisión, producto de las presiones de Andrés Manuel a la dirección del PT, sin duda es correcta pero debería de ser el primer paso de una campaña nacional en contra de las alianzas con el PAN y por la democratización del PRD.

Ya que se ha dado este primer paso, Andrés Manuel y la dirección del PT debería de lanzar con todas sus fuerzas movilizaciones, debates públicos, etc. orientados hacia las bases del PRD en el estado, para que depongan a la actual dirección y sea sustituida por reconocidos dirigentes vinculados a la lucha en el campo y la ciudad. De otra manera la decisión correcta del PT sería muy limitada, en el sentido de que éste partido cuenta con un apoyo menor en el estado. La mejor manera de atraer y movilizar a la base trabajadora y campesina del estado, es con una política socialista, de esta manera el PT y Andrés Manuel estarían en mejores condiciones para terminar de dar la batalla en contra de las coaliciones con el PAN, rescatando al mismo tiempo al PRD de las manos de los “chuchos” y demás dirigentes oportunistas.


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos