A lo largo del primer semestre del año se han realizado una buena cantidad de revisiones salariales en el gremio minero, con resultados positivos que destacan sobre los obtenidos por  otros trabajadores.

Como señala un comunicado del sindicato nacional minero dirigido por Napoléon Gómez Urrutia, en las últimas siete revisiones salariales se obtuvieron aumentos del 13%  en promedio a salarios y prestaciones, posteriormente a estas revisiones en la sección 271 de Lázaro Cárdenas Michoacán se alcanzó un incremento del 14.5%, distribuido en un aumento de 8% al salario y de 6.5% en prestaciones, más la entrega de un bono de 18mil pesos y la creación de 40 plazas permanentes. Es muy probable que una vez más sean los aumentos salariales del gremio minero los más exitosos de todo el país ya que triplican y duplican  lo obtenido por otros importantes sindicatos. En el transcurso del 2011 se han revisado los salarios y prestaciones del sindicato de profesores (SNTE) que obtuvo un incremento de 5.1%, el sindicato de petroleros alcanzó un incremento de 5.9% y 7.7% el de telefonistas.  

A pesar de lo relevante de estos logros resulta necesario compararlos con el monto de las ganancias de las empresas mineras, para de esta forma evaluar hasta donde podemos los trabajadores seguir reivindicando nuestros derechos, incluso en este periodo de crisis económica.

A nivel mundial la minería ha sido uno de los sectores que más ganancias ha reportado a los capitalistas por estar vinculado al boom de la construcción y una vez ocurrida la crisis, la extracción de oro y  plata se han posicionado cómo una de las  inversiones más rentables para los capitalistas. Debido a las grandes reservas de minerales que tiene nuestro país, éste se ha convertido en el principal destino de las inversiones en América Latina y el cuarto más importante a nivel mundial en el rubro de la minería. A lo largo de la última década se ha llegado concesionar el 26% del territorio nacional a compañías mineras nacionales y extranjeras, las cuales han extraído cifras record de minerales, colocando a México como el primer exportador mundial de plata, y aunque ocupa el doceavo lugar en cuanto a la exportación de oro, es el único país que desde el 2003 a la fecha ha incrementado de forma sostenida su producción y exportación de este mineral. De esta forma el valor de la producción minera creció en un 50% entre 2009 y 2010, llegando a los 13 mil 900 millones de dólares.

A lo largo de este año y a pesar del marasmo en el que se encuentra la economía mundial, empresas cómo el Grupo México (principal compañía minera de capital  nacional) continúa amasando grandes fortunas. Esta empresa a lo largo del primer trimestre del 2011 incrementó sus utilidades, las cuales llegaron a 532 millones de dólares frente a los 362 millones de dólares  del periodo enero-marzo del 2010, “en pesos, el aumento fue del 38.5%, mientras que en dólares el salto fue de 47%” (La Jornada. 19 de Abril del 2011)

Teniendo en cuenta el grado de explotación de los recursos del país y el margen de beneficios de las compañías mineras resulta claro que la burguesía en estos momentos prefiere evitar la conflictividad laboral ofreciendo aumentos salariales  a fin de evitar poner en riesgo sus ganancias, no obstante estos aumentos salariales están muy lejos de representar un “trato justo” entre los mineros y los dueños de las empresas. Por ejemplo el monto total de dinero desembolsado por concepto del bono a los siderúrgicos del puerto de  Lázaro Cárdenas Michoacán es de 200 millones de pesos, los cuales representan apenas el  1% de las ganancias totales del sector durante  2010, más evidente aún es el grado de explotación de la mano de obra si consideramos que muy probablemente la revisión salarial de la sección 271 del sindicato minero sea una de las más exitosas –si no es que la más exitosa- de todos los trabajadores del país.

Pero incluso desde el punto de vista de la burguesía es un objetivo fundamental doblegar al sindicato minero para con ello incrementar aún más  su margen de beneficios, si bien por el momento han tenido que ceder aumentos salariales que destacan del resto, no quitan el dedo del renglón y siguen sin dar una salida favorable a los trabajadores de las secciones de Cananea, Sombrerete y Taxco que están en huelga desde hace ya casi cuatro años. Particularmente en el caso de Cananea, donde la empresa fue recuperada por la patronal y ya se entra operando con otros trabajadores y otro sindicato, de lo que se trata es de dar una “lección” al conjunto de la clase obrera. Estas medidas contradictorias entre el garrote y la zanahoria reflejan la táctica de la burguesía, la cual pretende dividir a los trabajadores, teniendo que ceder una parte de sus ganancias pero cuidando que esto no sea si no una situación excepcional, mientras mantienen al resto de  trabajadores del ramo y del país entero en las peores condiciones posibles.

Los trabajadores no podemos caer en la trampa, los aumentos salariales ofrecidos a un sector de los mineros son un paso adelante producto de la lucha que ha mantenido el sindicato desde hace años, sin embargo estos logros  son apenas una señal de por dónde tenemos que marchar el conjunto de los trabajadores. Los dueños de las empresas que determinan la economía del país han recuperado e incrementado sus beneficios a costa del sudor y la sangre de la clase obrera, es momento de cambiar esta situación luchando, vinculando la lucha sindical por la lucha en contra del capitalismo y su gobierno que nos oprime y que no dudará en arrebatarnos nuestras conquistas cuando estime que puede hacerlo. ¡Por una Huelga General de 24 horas por empleo, aumento salarial y por la caída del gobierno de Calderón!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos