La salud es un derecho de todo ser humano, y es una responsabilidad del Estado brindar los recursos necesarios y en ello el personal que trabaja en atención a la salud en instituciones públicas es clave para una mejor calidad de vida de la mayoría de la población que acudimos a estos servicios.

En general existe un médico por cada 591 habitantes, 21 mil 887 unidades médicas para atender a 5 mil 117 habitantes cada una de ellas en promedio y tan solo 3 mil psiquiatras en todo el país que laboran en alguna dependencia pública de salud cuando, por ejemplo, los índices de suicidios se mantienen en ascenso. Para 1995 se estimaba que de una población de  365 mil profesionistas de la salud, el 27%  se encontraba desempleado. (Evolución y reforma del sistema de salud en México, CEPAL, 2000). El IMSS cuenta con tan solo 28 mil 294 camas y 13 mil 204 consultorios y 156 mil 791 trabajadores sólo entre personal médico, paramédico y auxiliares de diagnostico y tratamiento para un total de más de 101 millones de consultas anuales. (CEPAL, 2000)

En los últimos años se ha acelerado la tendencia a la privatización de sectores importantes, un caso es la seguridad social, por ejemplo a través de la reforma a la Ley del Seguro Social (1997-2007) que implica a grandes rasgos trasladar el peso de las cuotas obrero-patronales al Estado, aumentando la proporción que este aporta para cubrir el servicio, esto implica un beneficio para los empresarios y mayor peso sobre el gasto público, inmediatamente el gobierno se basó en la reforma al régimen de jubilaciones y pensiones para trasladar este mayor costo a los trabajadores del sector. En el IMSS acepta que mientras un médico gana mucho menos de los que obtendría en el ejercicio privado (CEPAL, 2000).

El próximo 7 de octubre se realizará el 50 Congreso Nacional Ordinario del Sindicato Nacional de SNTSS, cumpliéndose cinco años de estar bajo la dirigencia de Valdemar Gutiérrez Fragoso, quien haciéndole el trabajo sucio al gobierno de su partido, el PAN, ha llevado al sindicato a una situación insostenible. La política de Valdemar Gutiérrez al frente del sindicato ha sido la de controlar a los agremiados y permitir la formación de una cúpula burocrática en torno suyo para asegurarle la permanencia en el cargo por un largo periodo; en 2008 alargó su mandato de 4 a 6 años para terminarlo en el 2012 y en enero de este año fue aprobada su permanencia hasta 2018, todo ello por medio de maniobras que van desde cambios a los estatutos hasta medidas de represión contra los trabajadores que se manifiestan contra su dirección. Al mismo tiempo ha sido lamentable su papel respecto a la lucha por la revisión contractual en beneficio de los trabajadores, que ha dado como resultado un raquítico aumento al salario en 2008 de 3%, el más bajo reportado.

Es ridículo que la dirección sindical, misma que se beneficia de las cuotas sindicales de miles de trabajadores, se esté comportando como el capataz, en infiltrado del Estado o incluso como una mafia, echando mano de medidas de represión, corrupción y abuso de su puesto, como por ejemplo el caso del dirigente de la sección X de Tampico, Francisco Crisanto Colunga, acusado de acoso sexual con el testimonio de 15 mujeres a cambio de negociar sus plazas. Algunas de ellas se manifestaron recientemente desangrándose con catéteres frente a las oficinas del sindicato, pidiendo justicia.

El descontento se extiende a Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Yucatán, entre otros. En Tlaxcala durante la última asamblea se realizaron maniobras para impedir el acceso a delegados sindicales opositores a la política del secretario general de la sección. En Oaxaca se realizó una  manifestación para pedir aumento de 20% y un pliego petitorio del cual se han cubierto las demandas que tienen que ver con el gobierno estatal pero no las federales como el salario y equipamiento, la manifestación fue además contra el representante sindical.

Iniciarán plantón por tiempo indefinido

Existe el temor de que sea el mismo sindicato o con ayuda de este que desaparezcan las jubilaciones dinámicas, como una medida más que se suma para cargar la crisis a los trabajadores.

Esta situación que se vive en el SNTSS, sólo cambiará cuando su dirigencia sea depurada y sustituida por trabajadores honestos dispuestos a defender los derechos de los trabajadores, y esto no pasará hasta que los mismos trabajadores se encarguen de ello. Las asambleas seccionales deben tener vida para el debate de ideas, de posturas y de alternativas para luchar por mejoras laborales y mejoras del servicio, vinculándose a la población derechohabiente que es seriamente afectada.

Las maniobras  no se han hecho esperar para este 50 Congreso Ordinario, la dirección no ha definido lugar para su realización y sólo se  ha permitido el registro a una planilla, dejando a 33 fuera. Es por ello que se torna urgente la organización de la base sindicalista a través de asambleas amplias y democráticas para definir medidas de lucha en aras de recuperar su sindicato para enfrentar la época aún más dura que se avecina de ataques a los derechos laborales, antes de que el derecho a la seguridad social de la población y las condiciones laborales de sus trabajadores quede reducida a cenizas.


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos