El día 13 de enero la dirección nacional del SNTE ha tratado de imponer una nueva dirección al frente de la sección IX. Juan Díaz de la Torre, títere de Gordillo y palero del régimen en la lucha contra el magisterio democrático ha tratado de dar un golpe de mano para reafirmar al charrismo al frente del aparato sindical del SNTE. Intenta, por un lado, ganar la representación legal de los trabajadores de la sección y así tener la interlocución con el gobierno y hacerse con la gestión de los derecho sindicales, lo que le permitiría atraer, a fuerza, a los maestros hacia su influencia y por el otro lado recuperar legitimidad al soltar prebendas y prestaciones. También intentan hacer un llamado al Gobierno, dar la señal de que aun pueden auparse a la cabeza del magisterio para descarrilar y reprimir el movimiento, en resumen, que aun pueden cumplir su papel de lugartenientes de la burguesía y la derecha dentro del movimiento obrero.

Sin embargo, el cálculo del CEN del SNTE es incorrecto y su apuesta muy débil. La ilegitimidad de los charros es palpable en el ambiente general del magisterio de la ciudad, la fehaciente anti democracia que ostentan, negándose a convocar un Congreso estatuario les precede. Pero la falla mayor de su acto es la coyuntura nacional entre el magisterio y en general en el país. El mismo gobierno se ha visto obligado a reconocer que las acciones de lucha convocadas por la CNTE han tenido impacto en 25 estados de la república. El arresto de Gordillo, las fisuras en el aparato y la indisciplina sindical creciente en nuevas secciones le dificultan a Díaz de la Torre controlar el timón. La burocracia del SNTE tiene mucho tiempo desconectada de la base y su única opción de salvamento en alejarse aun más, aferrarse al aparato sindical y la protección del régimen, ser sus hombres de confianza aplicando todos los ataques al interior del movimiento. Ésto sólo les llevara a hacerle más hoyos al podrido madero que les mantiene a flote. Pero tampoco tienen otra opción, es su única forma de quedar vivos, esto les hará intentarlo una y otra vez y tenemos que tenerlo bien presente.

El movimiento puede tumbar el débil cascarón que les protege. Su mayor dificultad, como ya dijimos, es la fuerza que ha tomado la lucha magisterial a raíz del combate contra la Reforma Educativa. El magisterio democrático de la sección IX puede echarlos y dar una victoria rotunda sobre ellos. Para ello debe basarse no sólo en sus fuerzas sino en la acción unificada de todo el movimiento. La entrada en escena de nuevos contingentes y la fortaleza de los bastiones tradicionales so la base para que la CNTE unifique el calendario de acciones, reduciendo el desgaste y concentrando la potencia al golpear todos a la misma hora. Hay que extender el conflicto a otras secciones y también al resto del movimiento obrero. La CNTE debe hacer un llamado a todas las secciones y al resto del movimiento a la solidaridad con los maestros de la IX. Necesitamos acciones determinantes. La presión política, la presencia en las movilizaciones, las acciones conjuntas en la información a la base y a la población. El llamado debe ser concreto al SME, a los sindicatos universitarios y de la educación, a MORENA, los estudiantes y los padres de familia. para abrir sus espacios para informar, apoyar materialmente y acudir a las movilizaciones, inclusive a la defensa física de los espacios ganados por el movimiento. La unidad de acción en la calle es la fuerza del movimiento.

Tenemos que hacer frente al aparato ideológico del Estado que trabaja permanentemente para aislarnos de nuestros aliados naturales que son los millones de trabajadores que mandan a sus hijos a las escuelas públicas en búsqueda de un mejor futuro. Para ello necesitamos consolidar un aparato centralizado de propaganda que trabaje profesionalmente, dotado de recursos técnicos y económicos suficientes para realizar una labor de propaganda permanente a nivel nacional, donde se expongan los motivos, avances y resultados de nuestra lucha. No podemos seguir esperando a que los medios burgueses de comunicación, incluso los más críticos, desempeñen una tarea que nos corresponde exclusivamente a nosotros; difundir nuestro movimiento.

Necesitamos defender la representatividad del Comité Democrático, que hemos ganado por la fuerza en la calle, para mantener la gestoría, la democracia e independencia política del movimiento hacia la patronal y los partidos de la derecha. Pero por sobre todo tendremos que demostrar, una vez más, que el sindicalismo que propone la CNTE no sirve sólo para hacer gestoría, hay que diferenciarnos con marcas de fuego, demostrar que el charrismo sindical no sirve y que la única forma de hacer avanzar al movimiento, de mantener las conquistas y lograr la victoria contra la Reforma Educativa es con el sindicalismo democrático y combativo de la CNTE. No podemos dar por sentado que ya todo mundo esta bien enterado y definido en su posición, la batalla la vamos a ganar en las escuelas, llevando el debate honesto a toda la base.

Llamamos a todo el magisterio democrático del Distrito Federal a las siguientes acciones:

  • Colocar mantas en cada escuela en rechazo de la imposición.
  • A extender el debate y elegir delegados al Congreso Democrático.
  • Fortalecer el llamado al Congreso
  • Retomar las acciones de información y organización de los Padres de Familia, integrar comités de lucha de padres y maestros por escuela.
  • Preparar el terreno para un Paro magisterial en el DF contra la imposición del Comité charro.

En la actual situación sólo un sindicalismo de clase, combativo y democrático logrará una defensa victoriosa de nuestros derechos. Reorganicemos nuestro movimiento, llamemos a Frente único de Lucha contra los ataques de la derecha: Los trabajadores aunque nos agrupemos en diferentes organizaciones, tenemos sin embargo, un enemigo en común; los ataques de los empresarios y su gobierno. La forma más efectiva de hacerles frente es unificando nuestras acciones, formando un plan único de lucha para derrotarles. Cada vez que los sindicatos, organizaciones campesinas, estudiantiles o de carácter político como Morena combaten aisladamente a la derecha, en realidad les damos un margen para que sus ataques prosperen. Es apremiante formar un Frente Único de Lucha que responda de forma unificada a aquellos ataques que también son generalizados para la clase trabajadora, como la Reforma Educativa y la Reforma Energética.

Compañero maestro defiende junto a Militante estás ideas en tu escuela y el movimiento magisterial

Organizate y lucha con nosotros por un sindicalismo de clase, combativo y democrático

 


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos