Las últimas semanas hemos visto un alza en la participación en la lucha universitaria contra la violencia machista. Y no es para menos, la violencia más allá de disminuir se agrava y ante ello la juventud no está siendo indiferente como algunos piensan. Estas acciones demuestran que existen deseos e ideas para cambiar lo existente, es una generación que nos ha tocado la lucha desde Ayotzinapa a la actualidad, no hemos abandonado la calle y estamos sacamos lecciones al fragor de cada batalla.

Es muy importante que como movimiento estudiantil y feminista estudiemos y adquiramos las lecciones de movimientos históricos pasados para las batallas presentes y futuras, se está labrando camino y esto puede ser más sencillo si partimos del legado de las pasadas generaciones. Esta semana se demostró que hay fuerza y que podemos ganar, y para ganar hay que unificar todas las fuerzas para golpear como un solo puño, como lo hizo el Consejo Nacional de Huelga en el 68 o el Consejo General de Huelga en el 99.

Rectoría no pretender ceder un ápice, ya que la mínima concesión a nuestra lucha significaría fortalecer el proceso organizativo y de conciencia que se está gestando, muchos sacaríamos la conclusión de que la lucha sirve y que vamos por todas. Es por eso que se mantiene estoica e incluso pasa a la ofensiva amenazando y atacando al movimiento. Hará uso de todas sus herramientas disponibles, como la infiltración, para desvirtuar o descarrilar nuestra lucha. Pero Rectoría no es el único interesado en controlar, desviar o desvirtuarla, la pelea interna entre los grupos de poder es un enemigo más que deberemos enfrentar. Por lo tanto no debemos de actuar aislados sino todas las escuelas juntas, e incluso sumando a otras instituciones, si no respondemos con un movimiento unificado y amplio las autoridades universitarias esperaran una oportunidad para golpear al sector más activo y de avanzada para impedir el avance de la lucha y la obtención de las demandas.

Convoquemos una asamblea inter-universidades que defienda:

  • Fuera machistas y homófobos de nuestras escuelas. Iniciar la investigación inmediata de todos los casos presentados y mientras dure ese proceso se separe de sus funciones y/o actividades al imputado. No más machismo institucional.
  • Que las comisiones de género recién creadas sean tripartitas y democráticas, controladas por estudiantes, académicas y trabajadores; para que sean capaces de atender las denuncias o casos que se presenten tienen que estar integradas por personal especializado y competente.  
  • Servicio de Psicología permanente y suficiente en cada escuela, capacitado para atender casos de violencia machista, con base y sindicalización. 
  • Servicio médico digno con personal suficiente, competente, con base y sindicalizado desde 6:00 a 22:00 horas   
  • Luminarias necesarias y así como comisiones de autodefensa integrada por maestros, trabajadores y padres de familia a la hora de entrada y salida del alumnado.
  • Transporte universitario gratuito a los metros o paraderos cercanos a los planteles.
  • Equipamiento del 100% en laboratorios, talleres, bibliotecas, salas de cómputo, auditorios, gimnasios, etc.
  •  Ampliación y reforzamiento de los programas y talleres recreativos, artísticos y deportivos, de tal manera que abarquen a toda la comunidad. 
  • Contratación de docentes para eliminar el sobre cupo en los salones y cubrir todas las materias.
  • Investigación de las acusaciones de corrupción y abuso de poder por parte de profesores y funcionarios, de comprobarse su culpabilidad exigimos su destitución inmediata.

Todas estas demandas tienen que ser debatidas en una mesa de negociación integrada por delegados de las escuelas y representantes de la Rectoría con carácter resolutivo, este debate deberá ser transmitido por TVUNAM, radio UNAM y redes sociales y llevarse a cabo en un recinto público de la Universidad donde incluso asista comunidad que desee presenciarlo. No queremos comisiones representativas que nos reciban en la  explanada de Rectoría, a pleno rayo del sol, queremos ser atendidos con la importancia que significa las problemáticas presentadas.

Con el recibimiento de los pliegos y con su disque respuesta y resolución quieren lavarse el rostro, aparentar que están haciendo algo. “Respaldan” institucionalmente el paro de mujeres del 9 de marzo pero en los hechos siguen cubriendo acosadores y agresores, no resuelven a cabalidad las demandas de las escuelas y hacen oídos sordos a las peticiones de las mujeres de la universidad y también a las de miles de estudiantes que se están movilizando ahora por democracia, presupuesto, mejores condiciones de estudio, etc.

Es momento de unificar las fuerzas de todos los que estamos tratando de organizar la lucha por una educación digna, popular, sin machismo ni homofobia. Somos miles que podemos hacer una fuerza avasalladora que sirva de referente a miles más que aún están a la expectativa, de los quienes luchan por lo mismo en otras universidades a los largo y ancho del país y a todas y todos los trabajadores y oprimidos que en estos momentos voltean buscando alternativas para acabar con la miseria, explotación y violencia que nos imponen.

Toda la UNAM un sólo puño contra el machismo y la antidemocracia

Estudiantes y pueblo unidos venceremos


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos