Quisiera empezar con dos escenas en un retén de la periferia de la Ciudad de México; de esos que la Constitución prohíbe, pero la gente acepta “por seguridad”:

  1. Dos chicas viajan en un auto reciente de gama media. Los policías notan que la más “femenina” se recarga en el hombro de la otra, mientras esperan que avance el retén. Las obligan a descender y el coche es revisado con lámpara hasta el último rincón. No encuentran nada ni ellas traen aliento alcohólico así que tiene que dejarlas ir, no sin antes dirigirle miradas nada discretas a la que viste más “sexy”.
  1. Una travesti aún con maquillaje, pero ya con ropa de hombre es detenida y obligada a bajar. Revisan que no traiga armas y descubren que debajo de la chamarra aún trae sostén y quizás rellenos. Le preguntan si ha bebido y responde con aliento a café. Si bien el auto no está a su nombre, no tiene reporte de robo y los apellidos coinciden. No obstante, lo revisan a detalle y, cada vez que encuentran algo de mujer, “él” tiene que recordarles que el coche es de su hermana. Le cuestionan incluso la diminuta esquina de un sobre de antiácido estomacal. Sin evidencia alguna, lo tienen que dejar ir. Quisiera quejarse por esta violación a los derechos humanos y a la misma Constitución, pero tiene bien claro que acudir al Centro de Justicia con maquillaje podría ser peor.

Estrictamente estos abusos no fueron cometidos por el poder judicial, así que podríamos sacarlos del tema de “justicia homofóbica y transfóbica”, pero vale aclarar que, tanto las policías como los jueces y las cárceles, forman parte del sistema de justicia que la clase dominante utiliza para controlar y amedrentar al proletariado y a cualquier expresión contraria a sus intereses. En este contexto, el capitalismo como la expresión más reciente el heteropatriarcado, utiliza estos mecanismos de “justicia” para mantener bajo control a las expresiones sexodiversas, por su eminente carácter liberador, así sea en un ámbito tan reducido como la propia personalidad.

Contaré una tercera historia que sí engloba a todo el sistema de justicia. En el Ecatepec, Estado de México, ambos con gobiernos priistas, un profesor participa en una obra de teatro, con ropa de mujer. Es despedido y él protesta frente al palacio de gobierno de Peña Nieto. Es apresado y se les comenta a los demás reclusos que es gay para que lo violen (Ballinas, 2009). Una práctica común en las cárceles mexicanas. Cuando alguien gay, travesti o trans llega a prisión, se les comunica su identidad a los reos para que ellos le violen, con la complacencia de las autoridades carcelarias. Es tan frecuente esta práctica que incluso se tiene un dicho en las prisiones: “cabrón que chinga cabrón, doble cabrón”.

En cambio, los agresores de gente LGBT+ gozan de gran apoyo del sistema judicial y de la misma sociedad. Desde los periódicos que consignan los transfeminicidios con frases como “por la brutalidad del crimen se presume un crimen pasional entre homosexuales”, hasta la benevolencia con que los policías y jueces tratarán a los verdaderos criminales, buscando justificaciones como “pues es que lo engañó, él creyó que sí era mujer y cuando se dio cuenta pues claro ¿no?”. Estas frases, repetidas por muchas décadas, han permeado a la sociedad y mucha gente aún las cree. Por otra parte, claro que el pacto heteropatriarcal también incluye al sistema de justicia, empezando porque muchos de sus miembros (incluyendo jueces y magistrados) han perpetrado violencia machista; desde negar la pensión alimenticia a los hijos de sus exparejas (Chouza, 2013), hasta violaciones (López, 2019), incluso de sus propias compañeras (Excelsior, 2018).

Esta impunidad ha creado un ambiente propicio para los crímenes de odio que rara vez incluyen detenciones. Ni siquiera el Istmo de Tehuantepec, con la fuerte visibilidad de las muxes, se salva de esto. Ya “La Jornada” publicaba que entre 2010 y 2016 se habían cometido más de 120 asesinatos de personas sexodiversas en Oaxaca; la mayor parte de ellos, sin que los culpables hayan pagado por ellos; aunque en algunos casos fueron denunciados y detenidos, pero los jueces los dejaron libres (Manzo, 2016).

Una noticia reciente que nos llena de rabia, es la agresión que sufrieron las compañeras de la Tianguis Sexodisidente el jueves pasado, en la Glorieta de los Insurgentes de la Ciudad de México. No he sabido si los perpetradores ya fueron detenidos, o vaya a decir la jefa de gobierno que hacerlo implicaría dejar en vulnerabilidad a otros sectores sociales, como lo hizo en el tema de salud (Proceso, 2021).

En mayo de este año, la Suprema Corte de Justicia de la Nación realizó la actividad “Reflexiones sobre el día internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia”, en el marco Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, y seguramente bajo la presión mundial que hay sobre este tema. Si bien se habló de aceptación, reconocimiento de derechos, vulnerabilidad y derechos sexuales, sólo una ponencia se refirió a la población LGBTI en reclusión. Es incongruente que, dada la naturaleza de la institución, no hubo más ponencias sobre cómo es que el resto del sistema de justicia trata a las personas sexodiversas. No se habló de las policías, ni de los jueces (Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2021).

Falta mucho camino por recorrer, para que gays, lesbianas, trans, travestis y demás identidades no binarias podamos utilizar el sistema de justicia para defendernos en lugar de tenerle miedo. Y quizás este tema sea un buen punto para entender que la lucha LGBT+ y la lucha de clases son contra el mismo enemigo. Porque tanto la clase oprimida como las mujeres y las personas sexodiversas somos agredidas por el mismo sistema de justicia. Nada tan arriesgado como estar frente a la policía, o los jueces o en cárcel, siendo pobre y además mujer, gay, lesbiana, trans o travesti.

El capitalismo es la expresión presente del heteropatriarcado, un sistema de control y dominación que, como consecuencia de y para mantener el control económico, nos oprime incluso en nuestra expresión más íntima: la sexual y de género. Y no olvidemos que el llamado sistema de justicia se compone de mecanismos que el capitalismo y, por ende, el heteropatriarcado, utilizan para ejercer violencia sobre la clase oprimida y cualquier expresión liberadora; y de esta manera, mantener el control que le permita maximar la plusvalía.

Todas estas luchas, la de clases, la de las mujeres y la de las identidades no binarias, deben caminar juntas.

Referencias:

Ballinas, V. (12 de junio de 2009). Maestro víctima de homofobia denuncia violación y amenazas. Recuperado el 11 de noviembre de 2021, de La Jornada: https://www.jornada.com.mx/2009/06/12/estados/035n1est

Chouza, P. (28 de junio de 2013). La increíble historia del exmagistrado desalmado. Recuperado el 11 de noviembre de 2021, de El País: https://elpais.com/internacional/2013/06/29/actualidad/1372471932_516504.html

Excelsior. (11 de abril de 2018). Detienen a policía acusado de violar a compañera en CDMX. Recuperado el 11 de noviembre de 2021, de Excelsior: https://www.excelsior.com.mx/comunidad/detienen-a-policia-acusado-de-violar-a-companera-en-cdmx/1231933

López, I. (29 de agosto de 2019). Policía viola a mujer que había acudido a denunciar al Ministerio Público. Recuperado el 11 de noviembre de 2021, de Proceso: https://www.proceso.com.mx/nacional/cdmx/2019/8/29/policia-viola-mujer-que-habia-acudido-denunciar-al-ministerio-publico-230234.html

Manzo, D. (10 de octubre| de 2016). Crímenes por homofobia en Juchitán derrumban el mito de paraíso muxe. (L. Jornada, Ed.) Recuperado el 8 de noviembre de 2021, de La Jornada: https://www.jornada.com.mx/2016/10/10/estados/031n1est

Proceso. (23 de septiembre de 2021). Comerciantes atacan tianguis trans en Glorieta de Insurgentes. Recuperado el 11 de noviembre de 2021, de Proceso: https://www.proceso.com.mx/nacional/2021/9/23/comerciantes-atacan-tianguis-trans-en-glorieta-de-insurgentes-video-272585.html

Suprema Corte de Justicia de la Nación. (17 de mayo de 2021). SCJN REALIZA EVENTO “REFLEXIONES SOBRE EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA HOMOFOBIA, TRANSFOBIA Y BIFOBIA”. Recuperado el 8 de noviembre de 2021, de Comunicados de Prensa: https://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/noticia.asp?id=6441


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos