Estudiantes de posgrado de diversas universidades públicas, principalmente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Universidad Autónoma de México (UAM) han salido a las calles para exigir que el monto de las becas no se vea afectado por la Ley para Determinar el Valor de Medida y Actualización (UMA) que entre otras cosas significa una reducción arbitraria de 4.55 pesos por cada salario mínimo que se otorgaba.Se aplica un recorte directo a las becas vigentes, no se considera aumento anual y hay rechazo de hasta 7 de cada 10 becas que se solicitan. Más de 56 mil becas que dependen del CONACYT están en riesgo. En realidad esta es una lucha en contra de los recortes a la educación, a la ciencia y a la cultura, relacionados a la política de destrucción de la educación de este gobierno corrupto y ladrón.


Al grito de ¡ciencia sí, recortes no¡ se han realizado diferentes manifestaciones sin una respuesta por parte del gobierno, quien hipócritamente ha dicho una vez tras otra que no habría recortes a la ciencia ni a la educación. ¡Mentiras! ¡Este es el gobierno de la mentira y el repudio a la educación! En especial para los jóvenes hijos de trabajadores, que somos los que dependemos de una beca para tener estudios de especialización. Es claro que el gobierno no quiere jóvenes preparados, no por nada México es el único país de la OCDE en el que entre más estudios se tiene hay menos posibilidades de ser contratado. ¡No permitiremos que se siga destruyendo la educación, desde la básica hasta la superior, por medio de su reforma educativa y de sus recortes!


Los jóvenes sí queremos estudiar, sí queremos prepararnos profesionalmente y queremos aportar a la ciencia y a la cultura. No permitiremos que los recursos se sigan desviando a los bolsillos de gobernadores y empresarios, para dejar en desahucio a la educación. No aceptaremos más privilegios a las grandes empresas a costa del gasto público, como con la multa por 34 millones de dólares que PEMEX perdonó recientemente a la empresa privada SIC. ¡Sí hay recursos para nuestras becas!, pero el Gobierno se los da a grandes empresas y amigos.


Los jóvenes del Sindicato de Estudiantes repudiamos el recorte a becas y exigimos la devolución de los recursos retenidos y/o robados. Nos incorporamos a la lucha, pues creemos que es el único camino para defender nuestros derechos y hacemos un llamado a unificar esta batalla con los estudiantes de licenciatura y de todos los niveles educativos, con el magisterio democrático y padres de familia que estamos pagando la crisis del capitalismo con ataques a la educación desde la básica hasta la de especialización.


La existencia de una asamblea general de posgrados es muy relevante, fortalezcamos este órgano con una difusión amplia entre los estudiantes de licenciatura, media superior y el profesorado. Tenemos que extender la lucha de los posgrados a todas las universidades. Es necesario unificar todas las movilizaciones y reivindicaciones. La movilización es el único camino para frenar el recorte de las becas. Organicemos brigadas de posgrado para visitar las universidades y bachillerato, expliquemos que la educación nos esta siendo arrebata en todos los niveles. El recorte a las becas es parte de la reforma educativa y de todos los ataques que estamos viviendo en la enseñanza. ¡La lucha es la misma desde preescolar hasta posgrado!


¡Devuélvannos nuestras becas!
¡No al desvío de recursos!
¡No más privilegios a los empresarios, la ciencia al servicio del pueblo!