Desde Izquierda Revolucionaria y el Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT-México), el Sindicato de Estudiantes y la Plataforma feminista Libres y Combativas, denunciamos que Rosario I. Ortíz Magallón, Secretaria Ejecutiva del Mecanismo de Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, es incongruente con el programa que dice defender debido a los métodos, procesos y el mal funcionamiento en general dejan a muchas organizaciones sin una participación y a la población explotada, oprimida y violentada, sin una cobertura real y efectiva de sus derechos.

Al Gobierno Federal y de la Ciudad de México no les interesa realmente el respeto a los derechos humanos, es por ello que México atraviesa actualmente una grave crisis de violación de derechos humanos, a consecuencia de la gran impunidad que persiste, en donde la corrupción incluso se ha infiltrado dentro el Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México ¿Cómo podemos dejar en manos de estos organismos la defensa de nuestros derechos, cuando estos mismos están corrompidos? Por poner un ejemplo, la contratación de personal se da únicamente por intereses individuales y no por capacidad, entre su personal de “alto nivel” se encuentran elementos que violentan los derechos humanos de sus subalternos, a través de acciones de corrupción, violencia laboral y discriminación, entre otros.

Los Derechos Laborales también son Derechos Humanos, es una contradicción de este organismo, que por un lado busca implementar el enfoque de los Derechos Humanos en las políticas públicas, mientras que dentro de su estructura se violentan los derechos laborales y el derecho a la libre expresión.

Denunciamos el atropello, la indefensión y vulnerabilidad de los derechos laborales del personal de la PDHCDMX debido a sus contratos mensuales, los cuales los mantiene en una situación de inestabilidad laboral. La contratación mensual vulnera el derecho a la crítica, a la organización sindical y a la posibilidad de contar con prestaciones, los trabajadores con estos contratos son susceptibles de ser chantajeados para cerrar los ojos, ante el mal funcionamiento de los diversos programas que maneja.

Luis Arturo Moreno Vega, quien se desempeña como Coordinador (facilitador) de los Espacios de Participación de Derechos de Personas Migrantes y Sujetas de Protección Internacional, Derecho al Medioambiente Sano y Derecho a la Movilidad en la Subdirección de Transversalización y Capacitación del Programa de Derechos Humanos en la Ciudad de México, desde octubre de 2015, es un compañero que hoy se encuentra en lucha y en defensa de sus derechos laborales, pues sin justificación alguna, intentan arrebatarle su puesto de trabajo argumentando una evaluación de su trabajo pero no así de las 10 personas que trabajan en su mismo puesto, siendo las causas reales una actitud de crítica ante el mal manejo de la subdirección y el organismo al que pertenece. Después de un largo acoso laboral que se ha venido desarrollando por parte del administrador Javier Cortés, la subdirectora de Transversalización y Capacitación, Elizabeth Cristina Plácido Ríos y la Secretaria Ejecutiva, Rosario I. Ortiz Magallón, a raíz de observaciones realizadas por parte del compañero Luis Arturo Moreno Vega, para mejorar los alcances del programa de Derechos Humanos para el cual presta sus servicios, y que finalmente ha decantado en estos días con la máxima expresión de violencia laboral: La amenaza de arrebatarle su fuente de trabajo.

Por ello señalamos firmemente que para la defensa de nuestras demandas más elementales la organización y movilización de nosotros los trabajadores, son fundamentales, hacemos un llamado a todos los estudiantes, trabajadores y a organizaciones de izquierda a que se sumen a la denuncia y movilización.

Exigimos la permanencia de Luis Arturo Moreno Vega a su fuente de trabajo dentro del Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México señalamos como directamente responsables de este ataque y discriminación por razón ideológica contra Luis Arturo Moreno Vega, a Elizabeth Cristina Plácido Ríos, Subdirectora de Transversalización y Capacitación y; Rosario I. Ortiz Magallón, Secretaria Ejecutiva y Javier Cortés Administrador.

Además exigimos:

a) El cese a los contratos mensuales dentro de dicha dependencia, lo que representa una total inestabilidad laboral violentando los derechos fundamentales del trabajo estable estipulados en la constitución, así como la basificación para todos los trabajadores capacitados.

b) Evaluación externa e independiente del funcionamiento del Mecanismo Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos

c) La destitución inmediata de Javier Cortés, Administrador, Rosario I. Ortiz Magallón, Secretaria Ejecutiva y de Elizabeth Cristina Plácido Ríos, como Subdirectora de Transversalización y Capacitación, por su violencia política e inobservancia a los más esenciales Derechos Humanos Laborales así como sus prácticas de corrupción ya que todo lo anterior atenta contra la dignidad humana, diversos derechos humanos y que significan un riesgo psicosocial a los trabajadores y trabajadoras.

¡Basta de proteger conductas y acciones que violentan los Derechos Humanos por personal de la Subdirección de Transversalización y Capacitación!


¡Basta ya de amedrentar y tratar de inhibir la participación de trabajadores honestos, alto a la represión!

Manifestamos nuestro total apoyo a los trabajadoras y trabajadores dentro del PDHCDMX.

Izquierda Revolucionaria – Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT-México)


Sindicato de Estudiantes – México

Libres y Combativas - México