La pandemia covid-19 ha acelerado una nueva caída de la economía a nivel internacional, provocando un desplome sincrónico en todo el mundo, con efectos que aún no se logran calcular del todo, pero equiparables a los de la histórica crisis de 1929.

México no será la excepción, en este panorama crítico se estima una caída del 10% del PIB. Una de las regiones más afectadas será América Latina con un derrumbe del 9.4%, ni siquiera las grandes economías podrán librarse de los efectos de la crisis. Estados Unidos tendrá un desplome superior al 8% pese a las medidas criminales de reactivar las empresas prematuramente sin haber controlado la pandemia.

La crisis sanitaria ha sido peor de lo pronosticado por el gobierno, hace un mes lanzaban las campanas al vuelo porque “habíamos aplanado la curva” intentando con ello acallar a todas las voces críticas. Sin embargo, la realidad de enfrentar a una pandemia en un país sumido en la pobreza, el trabajo precario e informal, el desmantelamiento del sistema de salud y corroído por la corrupción, no podía ser para menos.

Los efectos de la paralización económica aceleraron la caída del PIB en abril con un -19% y las presiones del empresariado nacional e internacional han arreciado desde entonces. Personajes como Salinas Pliego o la Asociación Nacional Manufacturera de Estados Unidos, han llamado a volver a las actividades económicas lo antes posible sin que haya aún control de la pandemia. Esto ha provocado que una de las regiones más afectadas sea la franja fronteriza del norte. Aun así, el gobierno cedió a las presiones e integró como actividades esenciales a la minería, la industria automotriz y construcción.

De los sectores con tendencias más preocupantes es el petróleo, encontrándose en crisis de sobreproducción y con el parón de la movilidad, esta industria ha terminado por desplomarse. Esta es una de las razones por las que la OPEP ha llamado a reducir la producción a los países que la integran, sin obtener mucho éxito.

Para México el estado de la industria petrolera es un problema económico grave pues muchos de sus planes están basados en los recursos que arroja, tan es así que uno de los proyectos prioritarios es la construcción de la refinería de Dos Bocas. Difícilmente el petróleo podrá jugar un papel positivo en la economía nacional cuando la situación está llevando a la quiebra y la paralización de la industria en todo el mundo, tan sólo en EEUU durante el último trimestre de 2019, han quebrado el 91% de las industrias relacionadas.

El turismo y las remesas son otros sectores que han venido en picada. Pese a los datos alegres que se anunciaban en marzo por la histórica cifra de entrada de remesas que superaron los 4 mil millones de dólares, reflejando la anticipación de nuestros connacionales ante la situación que se veía venir, en donde los más afectados por la crisis están siendo los latinos y afrodescendientes, y de entre ellos las mujeres. Para abril, ya era evidente una caída por este indicador del 28%, las casi dos millones de familias que dependen de estas entradas se verán severamente afectadas.

Ante la limitada ayuda que el gobierno proporciono a la población más pobre, éste ha optado por animar a salir de nuevo a realizar las actividades económicas informales que representan más del 50% del total en el país, también ha planteado la alternativa de retirar hasta 15 mil pesos de las afores. Desafortunadamente para las familias trabajadoras, la privatización de las afores ha precarizado estos fondos que son cada vez más raquíticos, así que sacar los fondos hoy, es comprometer aún más una vejez digna mañana.

Por otro lado, Herrera, Secretario de Hacienda, afirma que podemos estar tranquilos porque contamos con un “sistema financiero robusto” y que es momento del “relanzamiento del crédito”. Herrera olvida que el crédito ha sido uno de los grandes catalizadores de la crisis del 1929, 2008 y de la que estamos viviendo ¿Con qué pagaremos las deudas si nos están echando a la calle por millones? La adquisición de créditos está totalmente inhibida por el desempleo y la precariedad laboral y el riesgo de la huida masiva de capitales y la declaración de default financiero es un riesgo alto que de concretarse miles de familias trabajadoras podríamos perder nuestros ahorros.

La economía moral planteada por AMLO no son más que ingenuas ilusiones en una supuesta clase empresarial humanitaria, que por lo que hemos visto en los últimos meses, de humanitaria no tiene ni un pelo, acaso ¿se pretende poner la vida y el futuro de los trabajadores, jóvenes, campesinos, mujeres y niños en manos de los que en medio de la pandemia y con una mano en la cintura nos obligan a laborar sin las medidas de salubridad adecuadas? ¿Debemos esperar que la caridad de estas personas nos devuelva el empleo y nos aseguren prestaciones vitales en estos momentos como el seguro social?

Los trabajadores producimos la riqueza, sin nosotros ninguna fabrica produce, ningún sistema de salud funciona, ningún transporte se mueve, ¿tendríamos que apelar a la buena voluntad para sobrevivir? Claro que no. Lo que necesitamos es dar una lucha organizada por arrebatar lo que nos pertenece, lo que producimos con nuestro trabajo, expropiar las empresas de los irresponsables y criminales que nos envían al matadero con tal de no perder sus ganancias y poner esas mismas empresas a producir lo que la sociedad realmente necesita.

Es momento de tomar el control de nuestras vidas, nuestra salud, nuestra economía y nuestra sociedad en nuestras manos y eliminar los privilegios de unos cuantos que se enriquecen a costa del resto que siempre terminamos pagando las crisis. Organicemos comités de lucha contra los despidos y por condiciones laborales dignas. Las empresas, no esenciales para combatir la pandemia, deben parar y enviar a sus casas a los trabajadores con el 100% de salarios cubiertos, la que incumpla debe ser expropiada sin indemnización. Empresa cerrada, empresa tomada por los trabajadores con apoyos gubernamentales para ser puesta nuevamente en marcha.

¡No queremos caridad, ni migajas, ni apoyos; queremos empleo seguro y digno!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos