¡Huelga General!

Sólo existen dos caminos para la humanidad: Socialismo o Barbarie….
Carlos Marx

02ConmovidoNo hay nada más cierto y vigente que esta frase.  Han pasado sólo unos meses de que la principal potencia mundial anunciara la crisis que paralizaría los principales mercados mundiales. Miles de personas están siendo afectadas por lo que se vislumbra, y de hecho es la crisis económica más brutal que ha tenido el sistema capitalista en su historia, incluso más que la de la década de los años 30. Lo que en un inicio se presentó como un sueño para la humanidad  ahora es un enfermo crónico en la sala de terapia intensiva de un hospital. Hablamos del sistema capitalista, ese que ha traído para la población mundial hambre, miseria, guerras y explotación.

Cualquier persona podría tomar el periódico La Jornadade cualquiera de los días de diciembre y ver en la sección de economía el anuncio de miles de despidos como plan anticrisis de las principales empresas del mundo. No hay un día en que alguna empresa no anuncie el recorte de personal bajo el argumento de que la crisis los ha obligado. En realidad es sólo un pretexto para cargar la crisis que la burguesía internacional ha generado a la espalda de los trabajadores.

Es insolente la manera en que se habla del despido masivo de trabajadores. Cual si fuéramos un objeto, los empresarios hablan de eliminar de sus plantas laborales a millones de personas. Pero no sólo se vanaglorian de despedir a miles de trabajadores sino que, además, amenazan a diestra y siniestra a aquellos que intentan organizarse para defender los puestos de trabajo, los salarios o bien los contratos colectivos del trabajo.

Tan sólo lo que va de diciembre diversas industrias, como la automotriz, la del vestido, la farmacéutica, la textil, la minera, los bancos, las telecomunicaciones, los servicios, el comercio y un largo etcétera, han anunciado el despido de casi medio millón de personas como parte de la política que los capitalistas están adoptando a nivel internacional.

Cínicos y descarados, como siempre lo han sido, los capitalistas se atreven a plantear que no hay de qué preocuparse, que de ésta saldremos pronto, que lo único que hay que hacer es trabajar más y con más esfuerzo para preservar el empleo. Pero ¿con qué cara esta gente se atreve a dirigirse a la población? Son los burgueses, esta clase parasitaria, quienes, cuales viles garrapatas, exprimen hasta la última gota del sudor de los trabajadores. Esos que se dedican a mandar, a comer, a ir de compras, a viajar, mientras miles de obreros tienen que conformarse con un miserable salario que no alcanza ni siquiera para pagar cuestiones elementales como una buena alimentación, educación o vivienda para sus familias.

El pasado 1º de diciembre La Jornada publicaba que, “el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) advirtió a los trabajadores que solicitar incrementos salariales por encima de la inflación esperada para el próximo año sería contraproducente, pues se vería en riesgo la preservación de la planta laboral, la meta oficial sobre el crecimiento de los precios y la operabilidad de las empresas, ante la debilidad económica…” para, acto seguido, anunciar que “la producción de la industria automotriz caerá un 50% y con ello miles de empleos.”

Desfachatados, como suelen ser, los capitalistas sueltan un sinfín de anuncios similares con el objetivo de sembrar el pánico de los trabajadores a la organización y lucha por la defensa de sus intereses. Pero resulta que los trabajadores estamos hartos de la forma en que el burgués se dirige a nosotros, la forma en que nos trata e incluso la forma en que se comporta. Los trabajadores vivimos en carne propia la explotación, sabemos lo que es pasar hambre, lo que es vivir con el dinero contado en los bolsillos, lo que es no poder dar una vida digna a nuestras familias, sabemos lo que es vivir al día, y de todo ello nos hemos hartado. Todo tiene un límite y ahora ha llegado.

En tan sólo trece días del mes de diciembre, las principales notas de La Jornada, referentes al tema de la crisis mundial, se muestran de la siguiente forma:

1 de diciembre de 2008

  • Se perderán empleos si suben salarios.
  • Caerá 50% la producción automotriz en México en 2009.

3 de diciembre de 2008

  • Por fusión despedirán a 30 mil empleados: Bank of América.
  • Cancela AHMSA 12 mil empleos como estrategia ante la recesión.

4 de diciembre de 2008

  • Pobres, excluidos y sin trabajo, dice la OIT.

5 de diciembre de 2008

  • Despedirán a 20 mil empleados empresas de telecomunicación, noticias y química de EU.

6 de diciembre de 2008

  • Perdió Estados Unidos 533 mil empleos en noviembre; la peor caída en 34 años.
  • Anuncian principales automotrices cierre temporal de miles de plazas.
  • En riesgo 35 mil empleos temporales: Lorenzo Ysasi.

7 de diciembre de 2008

  • Quedaron sin trabajo 150 mil personas. Cierre de 3 mil 286 empresas textiles.
  • La PGR proyecta desaparecer 10 mil 500 plazas, señala el sindicato de la institución.
  • Recorta 2 mil empleos industria metal mecánica y automotriz.

8 de diciembre de 2008

  • Cierran más de mil firmas en un año; desaparecen 189 mil empleos.10 de diciembre de 2008
  • Podrían desaparecer 50 mil empleos en el sector farmacéutico: Anafarmex.
  • Despedirá Sony a 16 mil empleados.

11 de diciembre de 2008

  • La industria del vestido perdió 36 mil empleos.
  • La sueca SKF, de repuestos para autos, eliminará 2,500 puestos.
  • La minera Río Tinto despedirá a 14 mil personas por la crisis.
  • Office Depot cierra 126 tiendas y recorta 2 mil 200 empleos.
  • Baja en la producción de tabaco causa la pérdida de 300 mil empleos en Nayarit.

12 de diciembre de 2008

  • Newsweek planea recortar personal y reducir páginas y ejemplares.
  • Editores de periódicos españoles piden ser incluidos en los planes de rescate.
  • Eliminará Bank of America hasta 35 mil empleos por integrar a Merrill Lynch.
  • Récord en EU de solicitudes de subsidio por desempleo.
  • La recesión empeorará en 2009, con más desempleo.
  • Hay en el DF 110 mil familias en situación de pobreza alimentaria.
  • Los salarios obreros en México, los más bajos de AL: Bertha Luján.

13 de diciembre de 2008

  • GM cerrará temporalmente sus tres plantas instaladas en México.

Tras la maraña de cifras, anuncios de despidos masivos y amenazas entre líneas que los empresarios se han encargado de difundir a través de los medios masivos de comunicación un trabajador sólo puede sacar la siguiente conclusión: el sistema capitalista no sirve y lo que hay que hacer es transformar la sociedad.

10Valiente deninciaLos responsables del caos económico, político y social en el que hombres y mujeres nos vemos sumergidos no pueden hacer otra cosa más que ocultar que décadas de explotación y mal gobierno han llevado a millones de individuos en el mundo a sufrir terribles condiciones de vida, aún así, las cifras los han rebasado y los han obligado a aceptar su ineptidud, muy a su pesar. Por ejemplo, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), anunció el 10 de diciembre pasado que “el número de personas que pasan hambre en el mundo en 2008 aumentó fuertemente y se sitúa ya en 963 millones, cifra que podría incrementarse a causa de la crisis…el compromiso adoptado en 1996 en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación para reducir a la mitad el número de desnutridos hacia 2015 podría no cumplirse antes de 2150. Recomendó invertir “más en la agricultura”. La Jornada, 10 diciembre de 2008.

Mientras eso sucede, los gobiernos de casi todo el mundo están regalando millones de dólares, euros, pesos a los banqueros y a los empresarios. Pero incluso los empresarios nos demuestran que saben protestar en contra del gobierno cuando éste ataca sus intereses. Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo, se quejaba amargamente de que las tasas de interés de los bancos eran altísimas; pero claro, a este señor no le importa aplicar la misma política contra aquellos que se atreven a adeudar algunos centavos de los recibos telefónicos. Cuando se trata de altos costos para él se convierte en una tragedia y en un abuso, pero cuando se trata de un trabajador común y corriente hay que aplicarle todo el peso de la ley, amenazarlo vía telefónica con denuncias y embargos y ejercer una presión psicológica en su contra.

09Que detallazo“Defenderemos los empleos”…Calderón

De la boca de Calderón no salen otra cosa que demagogia pura. Se pronuncia por la defensa de los salarios, en contra del desempleo, a favor de las mayorías (entiéndase minorías) y por los derechos de los trabajadores pero, ¿cual es su política en realidad?

La política de Calderón, desde el primer momento en que subió al poder, vía fraude electoral, ha sido la de atacar los derechos democráticos de los trabajadores. Primero, las jubilaciones y pensiones mediante la aprobación de la nefasta Ley del ISSSTE; luego, la privatización del petróleo, mediante una reforma que, en la vía de los hechos deja abierta la posibilidad  de intervención a la industria privada y, más recientemente, la llamada Alianza por la Calidad de la Educación. Y entre las grandes, pequeñas reformas que atentan, por aquí, por allá, por allende y por acullá, contra los derechos de los trabajadores y sus hijos.

Aunado a ello, intenta desviar la atención con la llamada guerra en contra del narcotráfico que a la fecha ha cobrado más de 6 mil vidas de hombres, mujeres y niños. El ejército es utilizado no para detener esta guerra, sino para amedrentar a los trabajadores. No olvidemos el caso de la familia que fue asesinada a mansalva en un retén militar bajo el argumento de que portaban drogas, cosa que después resultó ser totalmente falsa, o más recientemente, el caso de una mujer embarazada que fue muerta a tiros en un reten bajo el argumento de que, según la SEDENA, "cumplían un plan de defensa" ya que dos autos que pasaron con anterioridad habían disparado contra el puesto militar…” La Jornada, 14 diciembre 2008.

Calderón ha invertido millones de pesos en el ejército. Ha duplicado, y en algunos casos triplicado el salario de los soldados con el objetivo de crear una base de apoyo ante cualquier revuelta social que pudiera desatarse. Víctima de su propia política, la medidas que ha implantado no le ha funcionado en lo más mínimo. Eso lo demuestran las brutales cifras de deserción existentes a lo interno del ejército mexicano.

“Con objeto de evitar la elevada deserción en el Ejército –28 mil efectivos en los primeros dos años del gobierno de Felipe Calderón y 100 mil en el sexenio foxista–, la Cámara de Diputados reformó el marco legal que rige la actuación del Ejército y de la Armada para conceder licencias de seis a 12 meses a los militares y marinos en activo, y evitar así la “separación de la unidad familiar”. La Jornada, 8 diciembre 2008.

Aunque han tratado de atribuir la deserción al motivo de separación familiar la verdad es otra. Buena parte de los mandos bajos del ejército, principalmente cabos, son gente cuyas familias viven en la miseria absoluta; esto es un factor importante pues, en un momento decisivo, podría resultar contraproducente la utilización del ejército para reprimir las luchas sociales como sucedió en Oaxaca en 2006.

A pesar del clima de hostigamiento y represión hacia los trabajadores organizados, el débil gobierno calderonista no ha logrado ganarse ni un ápice de la confianza de la población en su política. No sólo ha reprimido las luchas de los trabajadores, sino que se ha encargado de encarcelarlos y ponerles condenas dignas de lo que se merecería un tipejo como él. Tal es el caso de Ignacio del Valle, preso político desde hace más de 2 años y quien pugna una condena de más de 100 años por delitos fabricados.

Pero no sólo ello. El gobierno calderonista y toda la gente que lo rodea ha aplicado la misma política. Hoy se despide a trabajadores por el simple hecho de afiliarse a un sindicato como lo hizo recientemente Lilia Izquierdo Carballeda, dueña de una gasolinera ubicada en Churubusco, quien “despidió a ocho despachadores por haberse afiliado a un gremio perteneciente al Frente Auténtico del Trabajo (FAT)”.  La Jornada, 13 de diciembre de 2008.

No olvidemos también la represión de la que ha sido objeto el magisterio. El caso de Xoxocotla, quizás el más reciente, donde se mandaron tanquetas del ejército para desalojar la toma de una carretera de acceso a esta población. También está el caso de los mineros, cuyos dirigentes han sido encarcelados de manera arbitraria en pasados días. Incluso el sector estudiantil ha sido brutalmente reprimido, no olvidemos la detención de 150 estudiantes pertenecientes a la Escuela Normal de Tiripetío, de los cuales más de 140 eran mujeres que fueron golpeadas e insultadas por los “cuidadores del orden”.

El gobierno de Felipe Calderón arroja la piedra y esconde la mano. La burguesía no conoce otros métodos  que los de la represión pues, en última instancia, como bien explicaba Lenin en El Estado y la Revolución, el Estado es el producto y la manifestación del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase. El Estado surge en el sitio, en el momento y en el grado en que las contradicciones de clase no pueden, objetivamente, conciliarse. Y viceversa: la existencia del Estado demuestra que las contradicciones de clase son irreconciliables.

La burguesía se está jugando su prestigio, fortuna y comodidades y no puede permitir que los trabajadores, que la proveen de estos elementos, se subleve en contra de ellos. Aquella falsa idea de que la lucha de clases debe ser pacífica es falsa a lo ancho y largo. Los trabajadores debemos emprender una lucha en contra de esta clase zángana. No hay caminos a medias.

La otra cara de la moneda

A estas alturas del partido el panorama podría presentarse desolador. Pero no hay que ser fatalistas. El anuncio constante de los despidos masivos tienen el objetivo claro de infundir incertidumbre y temor a perder el empleo, a ser reprimidos, a tener salarios más bajos y a desmoralizar al movimiento de los trabajadores, sin embargo no han logrado disuadir a los trabajadores de la idea de luchar en contra de las injusticias y ruindades que el capitalismo significa. Perro que ladra no muerde reza un refrán muy famoso.

Los medios masivos de comunicación representan a una clase, y esa es la burguesía. En ellos no podemos encontrar otra cosa que morbo, amarillismo, chismes y mentiras.  No es común encontrar, en un periódico de la burguesía, noticias sobre alguna huelga de trabajadores, sobre alguna movilización en defensa de los derechos de los mismos, o sobre alguna lucha que haya triunfado. Contados son los medios que hacen este tipo de labor, pero no propiamente porque sean afines a la lucha de los trabajadores sino porque la presión del movimiento los obliga a dar este tipo de noticias para que no se queden sin lectores.

Millones de personas a nivel mundial están saliendo a las calles a luchar por una sociedad mejor. En Europa, por ejemplo, millones de jóvenes y trabajadores italianos, españoles, griegos, alemanes y franceses, entre otros, han salido masivamente a poner un alto a sus derechistas o reformistas gobiernos. El caso más sonado últimamente ha sido el de las revueltas estudiantiles en Grecia. A pesar de que lo han informado sólo se dedican a señalar los disturbios existentes en las manifestaciones, pero no señalan que ha habido una huelga general que ha paralizado en su totalidad a esa nación.

Para no irnos tan lejos, podemos mencionar dos casos recientes de luchas que han resultado triunfales en Estados Unidos. El primero, el de los trabajadores de la  fábrica Republic Windows and Doors, quienes este 13 de diciembre pasado, después de tomar por algunos días la fábrica, tras el anuncio del cierre de ésta por parte del patrón, lograron un “acuerdo…que otorga a los trabajadores ocho semanas de sueldo como liquidación, dos meses de seguro médico y pago para vacaciones aun no usadas –todas las demandas básicas que presentaron-...” o el caso del Comité de Trabajadores de Immokalee (CIW, por sus siglas en inglés) quienes, tras el lanzamiento de la Campaña por la Comida Justa en 2001 recibieron el apoyo de decenas de organizaciones sindicales, vecinales, religiosas y universitarias, mismo que les ha ayudado a triunfar en sus demandas en 2005, en contra de la empresa Taco Bell; en 2007, contra Mc Donald’s; en este año en contra de Burger King, Whole Foods (cadena de supermercados de productos orgánicos) y hace una semana en contra de la gigantesca cadena de comida rápida Subway.  Cabe mencionar que la CIW es una organización de migrantes en su mayoría conformada por trabajadores mexicanos.

A nivel nacional tampoco nos quedamos atrás. Sectores enteros de trabajadores han sido los actores principales que han triunfado a pesar de las circunstancias desde 2006. El magisterio ha dado un ejemplo a millones de trabajadores mexicanos en sus luchas. El movimiento ha sido tan fuerte que el gobierno no ha podido aplicar, en algunos estados, la llamada Alianza por la Calidad de la Educación (ACE). El caso de los mineros no es menor. Una y otra vez han salido triunfales de su lucha a pesar de que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social se ha empeñado en declarar las huelgas de los mineros como inexistentes o ilegales.

Pero el caso de México no lo podemos ver de manera asilada. México se encuentra en un proceso revolucionario, al igual que Venezuela y Bolivia. Millones de trabajadores Latinoamericanos están tomando en cuenta las luchas del pueblo Venezolano como ejemplo. No existe un solo régimen de la burguesía estable desde el Río Bravo hasta la Patagonia. La crisis mundial, las terribles condiciones de vida y los ataques constantes a los trabajadores y sus familias son elementos que están jugando un papel importante en la toma de conciencia. Debemos luchar por extender nuestros brazos más allá de lo posible. Sumar al resto de América Latina a la órbita de la revolución.

De Sindicatos y PRD

A pesar de que el ambiente al interno del movimiento obrero es bastante bueno las dirigencias de los principales sindicatos de nuestro país y del PRD no han hecho gran cosa por detener la oleada de despidos masivos. Su política ha estado por debajo de las circunstancias. En lo que se refiere a la UNT solamente hasta la reciente detención de algunos dirigentes mineros la dirección colegiada de esta central obrera convocó a una movilización, cuestión con la que estamos totalmente de acuerdo, sin embargo sobre la oleada de despidos que ya se está presentando la reacción de los dirigentes sindicales en el mejor de los casos no ha pasado de sólo hacer declaraciones y por el momento no han lanzado un plan concreto de movilización y lucha para frenar los ceses laborales.  

Por su parte, en el PRD, de la derecha encabezada por Jesús Ortega ni qué decir, se trata de abiertos agentes de Calderón en el seno del partido; por otro lado está el movimiento de masas encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el cual si bien ha dado un paso al frente a este respecto vinculando a su lucha original por PEMEX, la problemática de los efectos de la crisis sobre las mayorías trabajadoras (tras las recientes sacudidas económicas y sus inminentes efectos de estas sobre las condiciones de trabajo y de vida dicho movimiento ya no sólo se llama “en defensa del petróleo” sino que también de la “economía popular”) y llamando a movilizaciones a este propósito, es necesario que pase a acciones más firmes tales como la huelga general pues la experiencia demuestra que ante problemas tan fuertes en los que está de por medio la defensa de los derechos de la clase trabajadora, la burguesía suele retroceder siempre y cuando sienta que el suelo se le mueve debajo de los pies, viéndose sus privilegios e intereses en peligro. Es por ello que AMLO tiene que ir más lejos de lo que hasta ahora ha hecho si es que realmente está dispuesto a defender los derechos de los trabajadores y los más pobres.

Una huelga general habría derrotado al frade electoral del 2006; una huelga general habría derrotado a la contrarreforma petrolera. Ante la crisis el camino a seguir es el de la huelga general. El PRD y los sindicatos deben formar un frente único contra los despidos y los salarios de miseria e impulsar una seria y verdadera convocatoria a la huelga general.

Hoy más que nunca es necesario que todos los sectores que nos encontramos en lucha la unifiquemos en una sola. No es lo mismo asestar un golpe a la burguesía con la mano abierta que con un puño cerrado. El tambaleante gobierno Calderonista necesita tan sólo un empujón para  caer. Un soplo de la clase trabajadora podría terminar con décadas de explotación.

Los trabajadores mexicanos debemos tomar el ejemplo de los trabajadores venezolanos o brasileños que mantienen fábricas ocupadas. Fábrica cerrada, fábrica tomada bajo control de los trabajadores. Debemos entender que una empresa puede funcionar sin empresarios, pero no sin obreros. No se prende un foco, no funciona una máquina, no suena un teléfono sin el permiso de la clase obrera. Es la burguesía la que necesita de nosotros, no al revés.

AMLO, que se ha mantenido siempre al frente del movimiento de la CND debe pasar de las palabras a la acción. Es necesario que llame a defender el PRD, a sanearlo, a limpiarlo de esos sectores oportunistas y reaccionarios que se encuentran enquistados en su interior. Gente sin escrúpulos como Jesús Ortega que está dispuesto a negociar y vender cualquier cosa con el afán de mantener su prestigio y beneficios que obtiene.

15PreparadosTodo aquel sector consecuente que se diga de izquierda debe defender a capa y espada los intereses de los trabajadores, debe luchar por establecer un gobierno a favor de los mismos y debe dar una batalla decisiva en contra del sistema capitalista, de lo contrario se presentarán como oportunistas ante el movimiento de las clases explotadas.

Los trabajadores que hemos pasado por la escuela de la vida no nos tragamos el cuento de que con un rescate bancario se mejorarán las cosas. Lo hicieron en 1994 y tuvo consecuencias catastróficas, miles de familias perdieron todo lo que habían logrado juntar después de años de trabajo. Sabemos perfectamente que tras el intento de rescate bancario está todo, menos la defensa de los derechos laborales y mucho menos la intención de que la crisis no golpee a los trabajadores.

Es necesario convocar a una huelga general no mediante llamados abstractos sino organizando comités de huelga en cada fábrica, centro de trabajo, colonia y escuela. Comités de huelga que preparen la huelga de manera militante, una huelga que demuestre el poder que los trabajadores tenemos, una huelga que transforme radicalmente la sociedad, que ayude al capitalismo a morir a bien y para siempre.

Únete a Militante y lucha por una sociedad socialista

2009 será un periodo convulsivo en el cual cada uno de nosotros jugaremos un papel, quizás el decisivo para ladear la balanza hacia el lado de los trabajadores. Desde 2006 México se encuentra en un período revolucionario. Miles de personas han entrado de manera decisiva en la política y tomando su futuro en sus manos. Marx explicaba que una vez que los trabajadores entran de manera tajante a la lucha no hay fuerza humana que pueda detenerlos y eso es lo que estamos experimentando en la actualidad.

Imagen(2081)Los trabajadores tenemos casi todo para obtener la victoria, tenemos ímpetu, fuerzas, ganas y coraje de luchar y triunfar en la defensa de nuestros derechos, sin embargo hace falta la palanca que nos permita avanzar en nuestros objetivos. A pesar de que hoy podemos estar organizados en los sindicatos o la CND tenemos que luchar por conformar un partido revolucionario que canalice la fortaleza del movimiento obrero.

No es suficiente con tener buenas intenciones, de buenas intenciones está rodeado el mundo. Tampoco es suficiente con hacer únicamente movilizaciones o mítines, por supuesto que estos métodos sirven al movimiento de los trabajadores, sin embargo, una huelga general que paralice al país pondría de manera clara las cartas sobre la mesa; demostraría que el verdadero poder lo tenemos los trabajadores.

La Tendencia Marxista Militante (TMM), sección mexicana de la Corriente Marxista Internacional, hace un llamado a todo aquel trabajador y joven consciente a unirse y participar con nosotros. A casi 20 años de su fundación en México, en los cuales hemos desarrollado una orientación decidida hacia los sindicatos y el PRD para extender las ideas del marxismo entre la base proletaria de esas organizaciones, los trabajadores y jóvenes aglutinados en la TMM hemos conseguido grandes triunfos en contra del Estado cada vez que éste ha intentado atacarnos. Nos hemos sumado siempre al movimiento de los trabajadores. Cada marcha, mitin o movilización ha contado con la presencia de nuestros camaradas. Es con el movimiento obrero y estudiantil con quienes hemos participado desde hace ya algunos años. Como diría nuestro compañero Ted Grant, fuera del movimiento obrero no hay nada. Es por ello que la TMM te invita a luchar por mejores salarios, empleos de calidad, educación de calidad, vivienda digna, seguridad social digna y, en general, por la transformación socialista de la sociedad, nacionalizando a los bancos, la industria y la tierra para ponerlos bajo el control democrático de los trabajadores de la ciudad y el campo. Hoy debemos dejar en claro a la burguesía mundial que los trabajadores no estamos dispuestos a soportar un solo ataque más en nuestra contra. Es tiempo de impulsar una huelga general que derroque al gobierno de la burguesía. Dejemos claro: ¡¡Que la crisis la paguen sus responsables: los capitalistas!!

Basta de despidos
Exigimos un salario digno
Unidos y organizados…¡¡Venceremos!!

 

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos