El pueblo de Catalunya ha protagonizado en las últimas semanas, movilizaciones ejemplares de lucha y defensa por sus derechos democráticos y por conseguir la libertad de sus presos políticos. Ha desbordado una enorme lucha a la que el régimen del 78 también respondió con una enorme represión, criminalización, noticias falsas y manipuladas, etc. Sin embargo, el pueblo catalán ha desafiado a todos estos ataques y amenazas dando una lección de lucha continua para el resto del país y del mundo.

En las elecciones nacionales del 10N, Catalunya ha dado como resultado nuevamente una confirmación de la decisión de miles de catalanes de seguir en los llamados a tomar las calles y a movilizarse como lo han hecho desde el 14 de octubre en la toma del aeropuerto del Prat, las imponentes Marxes per la Llibertat organizadas por la ANC, la huelga estudiantil de 48 horas convocada por el Sindicat d’Estudiants, y finalmente la huelga general del viernes 18 de octubre convocada por Intersindical-CSC e IAC que paralizó Catalunya, y así sucesivamente, el pueblo catalán se ha unido para levantarse y luchar; no sólo contra una sentencia infame, sino que también exige su derecho legítimo a decidir por una república que rompa con él régimen del 78, con su monarquía, con el aparato estatal, el sistema judicial y poder hacer realidad una República de las trabajadoras y trabajadores, la juventud y el pueblo.

La manifestación de la huelga estudiantil convocada por el Sindicat d’Estudiants, fue respaldada masivamente por todos los que votaron democráticamente en los institutos para que posteriormente miles de jóvenes nuevamente vaciaran las aulas y llenaran las calles donde recorrieron el centro de Barcelona con más de 400,000 estudiantes con un ambiente de lucha y sobre todo, con un ambiente combativo, donde han dejado claro cuál es su posición ante lo ocurrido en esos días: “Llibertat presos polítics”, “Els carrers seran sempre nostres”, “Som república”, “La nostra sentència, independència!”, “Li diuen democràcia i no ho és!”, “Catalunya Antifeixista!”, “Fora les forces d'ocupació”, “Vaga general”, “Aqueste judici és una farsa”. Además, a las calles también acudieron trabajadoras y trabajadores, como los compañeros de Bombers per la República y el pueblo organizado. Una aceptación enorme de la población en general que ya está enojada porque les han negado sus derechos democráticos y sociales. 

Madrid no se ha quedado atrás, en un acto de solidaridad con el pueblo catalán, cerca de 20, 000 personas se manifestaron por la libertad de los presos políticos, y contra la brutal actuación policial y la criminalización desatada por el Estado y los medios de comunicación de la burguesía contra esta lucha ejemplar. Días antes, otras 5.000 personas se concentraron en Sol por el mismo motivo

Al tiempo que se les criminaliza, vemos la complicidad existente con los grupos nazis y fascistas, tanto por parte de la policía como por parte de muchos medios de comunicación. El objetivo de este régimen del gobierno del PSOE a un lado del Cs y el PP no es más que intentar encasillar la lucha del pueblo de Catalunya del resto de la gente evitando a toda costa que esta lucha se extienda por todo el Estado. Esta historia se ha repetido infinidad de veces, como lo ha sido en Italia y Alemania en los años 20 y 30, y desde luego en el Estado Español bajo la segunda república donde han defendido al capitalismo, la violencia, la austeridad y los recortes, impugnando sus derechos y señalando la lucha del pueblo catalán por la república. Haciendo al gobierno del PSOE completamente responsable de esta acción represiva hacía el pueblo Por ello exigimos la dimisión inmediata de la Delegada del Gobierno del PSOE, María Paz García Vera, principal responsable de esta actuación.

El pueblo de Catalunya ha descubierto a un régimen que arrastra gravísimos defectos autoritarios y reaccionarios, y que durante años los ha golpeado con estos recortes sociales sangrantes, desahucios, paros crónicos, empleos basura y salarios miserables, privatización de la enseñanza y la sanidad públicas, entre otros. Por eso es una completa sandez calificar la lucha como una “maniobra de las élites”.

Para lograr derrotar a la represión, hacer realidad la república democrática y conseguir la libertad de los presos políticos, debemos dar una batalla firme y ardua con un programa  socialista, anticapitalista, que plantee la lucha por la república catalana, la lucha contra los recortes y las privatizaciones, luchar por mejores salarios, empleos y pensiones dignas, por la educación y sanidad pública, contra el racismo, el machismo y la justicia patriarcal, por la defensa del medio ambiente frente a los efectos del cambio climático y un programa que, para hacer realidad todas estas reivindicaciones, debe plantear la nacionalización de los bancos y las principales empresas bajo control democrático de los trabajadores, la juventud y el pueblo.

¡No más represión al pueblo catalán!


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos