El secretario general del sindicato de Pemex es junto con Elba Esther Gordillo, la imagen viva de la corrupción a costa de la libertad sindical, del control de los trabajadores en beneficio de los gobiernos del PRIAN.


El Gobierno de morena ha exhibido la corrupción, sabida por todos desde hace años, las denuncias han tocado toda la estructura de la empresa, desde ex directores generales, empleados de confianza, altos mandos militares hasta trabajadores sindicalizados pero en ese torbellino de acusaciones, Carlos Romero Deschamps y el aparato charro del sindicato no han sido involucrados. No son inocentes, el tamaño de la corrupción en Pemex no se puede entender sin la participación de la podrida estructura sindical entonces ¿porque no son señalados?


Iniciar una acción legal contra Romero Deschamps provocaría una enorme respuesta de los trabajadores para echarlo del sindicato y con él al resto de charros, le daría un enorme impulso a la lucha de años por la democracia sindical y que en los últimos meses se ha agudizado en diferentes partes del país con pronunciamientos de múltiples grupos de trabajadores que aprovechando el impulso del triunfo del primero de julio, al cual contribuyeron con su voto, interpretan correctamente este momento como la posibilidad real de sacudirse el control caciquil que se ha ejercido sobre de ellos.


Este control del charrísimo sindical ha resultado en una enorme degradación de sus condiciones de trabajo, la desaparición de prestaciones contractuales, robo del patrimonio sindical propiedad de los trabajadores, precariedad de miles de ellos por medio de los contratos eventuales, la perdida de materia de trabajo entregada a empresas privadas y aún la creación de una capa de trabajadores sindicalizados que han sido corrompidos al volverse los ejecutores del saqueo de Pemex en el terreno a cambio de míseras migajas.


En lugar de actuar contra esta parte sustancial del pillaje a la empresa petrolera, el gobierno de morena se limita a señalar que ¡sólo hay una demanda de carácter sindical contra el charro! Como si no tuviera pruebas de la participación personal de Romero Deschamps en el desvío de miles de millones de pesos en beneficio del PRI, a empresas contratistas, empleados de confianza y en beneficio propio.


Romero Deschamps es clave para la existencia del PRI al cual le ha trasladado miles de millones de pesos para sus campañas electorales, cómo sucedió en el año 2000 con el pemexgate. Por ello, no actuar en su contra es permitir que el PRI siga existiendo. Los votos del primero de julio lo dejaron en los huesos en términos de puestos de elección pero manteniendo el control sindical de Pemex, de la CTM y del Congreso del Trabajo está en posibilidades de obstaculizar y aún de minar el programa de gobierno de AMLO y mantener una base para su regreso.


Las publicitadas reformas laborales según sus propagandistas van a permitir el "empoderamiento del trabajador" pero tienen un alcance escaso con la existencia de estos aparatos charros de control sindical. Para ver este limitado efecto simplemente veamos la cacareada "elección por voto secreto y directo de los dirigentes". Más tardaron los voceros gubernamentales en anunciarlo, que el aparato charro del sindicato petrolero en organizar unas festinadas "elecciones democráticas" en todas las secciones en las cuales fueron electos todos los candidatos de los caciques sindicales, en la mayoría de los casos reelectos sin oposición, pues todas las candidaturas de oposición fueron desaparecidas por las amenazas de porros.


Para acabar con la corrupción en Pemex es indispensable la democracia sindical, la cual sólo puede ser lograda por los trabajadores mediante la expulsión del sindicato de Romero Deschamps y todos sus charros. La existencia de un sindicato democrático, controlado por los trabajadores es condición necesaria para que estos pueden hacer de PEMEX una empresa productiva en beneficio del país. Hay elementos legales para iniciar el ataque contra los charros, los trabajadores petroleros se encargarán del resto. Para ser claros; hacer realidad la democracia sindical en PEMEX es asunto de Estado y es indispensable para los mexicanos.


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos