A más de un año de las elecciones que llevaron al PRI a una caída libre en la cuestión electoral nacional, pero sobre todo que reflejaron la falta de credibilidad y respaldo social a ese partido, convocaron a renovar su presidencia y secretaria nacional para el periodo 2019-2023 el pasado 18 de agosto.

Derivado de este proceso asumen  Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria como presidente y secretaria general, respectivamente, esto ante la exhibición de militantes tradicionales del partido: ex gobernadores, ex dirigentes, ex senadores, ex diputados y líderes de sectores de la CTM, CNC y CNOP, que juntos buscan rescatar al partido de la cloaca de desprestigio que se han ganado con creces a consecuencia de una política sucia que los ha caracterizado durante años.

¿Quién es Alejandro Moreno?

Este personaje es un priista de hueso colorado desde su juventud en el estado de Campeche, y como tal actúa involucrado en una trayectoria llena de acusaciones de corrupción, tráfico de influencias y sucesión de recursos estratégicos del estado.

Fue Presidente del comité de juventudes priistas, diputado plurinominal, senador, secretario de organización y de operación, y su última estrellita es la de gobernador de Campeche hasta el mes de junio que solicito licencia para contender por la presidencia de su partido.

Durante su trayectoria en el estado de Campeche, ha sido operador clave de la reforma energética en la entidad, que es el principal extractor de petróleo nacional por medio de sondas marítimas actualmente controladas por empresas trasnacionales desde el año 2015 con el apoyo del gobierno federal y estatal.

Que PRI recibe Alejandro Moreno

No es un secreto para nadie la  crisis política y electoral actual del PRI, pero también interna, pues la propia renovación de dirigencia saco a relucir desencuentros que llevaron a renuncias de personajes como José Narro  y Beatriz Pagés en Junio, el anuncio de Manlio Fabio Beltrones de no salir a votar, y la salida de Ivonne Ortega tras perder en la elección de agosto.

Por su parte, otros grupos intentan mantener lo poco que hoy existe del PRI incluso a costa de alianzas inimaginables en otro momento de la historia del partido, en su visita a Toluca, Moreno recibió el respaldo del grupo Atlacomulco por medio de su representante Eruviel Ávila.

Así, a pesar de que el nuevo presidente del PRI se ha planteado el reto de “rescatarlo”, los personajes que brincaron del barco, reconocieron con sus declaraciones la descomposición y carencia de un rumbo político más allá de las viejas prácticas sucias que lo han llevado a donde hoy está, y que no pueden implicar otro destino que el hundimiento.

¡Que los priistas paguen sus propios platos rotos!

Desde hace algunos años se veían venir con fuerza esta crisis dentro del PRI, muchos de sus militantes tradicionales se pasaron a MORENA a reproducir sus mañas, mismos que la dirigencia del partido y el gobierno de la cuarta transformación ha aceptado y en recompensa hasta les ha otorgado puestos de dirección como Manuel Bartlett, Esteban Moctezuma, Armando Guadina Tijerina, entre otros.

Hoy más que nunca la gente honesta que constituye MORENA debemos exigir la salida de estos tumores políticos que sólo pueden contaminar y reproducir su descomposición. Porque para que exista una transformación verdadera se debe apelar a las bases que han luchado para crear una nueva opción política y no dejar que sea coptada por la derecha más retrograda arrepentida de sus errores y en busca de una nueva oportunidad.

Que los priistas sean responsables de sus actos y paguen por todos sus delitos políticos cometidos durante su historia en el poder.


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos