Procesos injustos, un atentado al ingreso y a la estabilidad docente

La Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM) fue creada como parte de la reforma educativa de la 4T (quien tanto ha presumido que se había eliminado la evaluación punitiva de la mal llamada reforma educativa) quedando en lugar de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente (CNSPD). Sin embargo sólo el nombre cambió, pues en los hechos la estabilidad de los docentes de educación básica e incluso el ingreso al sistema han quedado de la misma forma, valiéndose de evaluaciones que muchas de las veces son injustas o son muy pocas e ilógicas al ver que hay muchas escuelas con falta de docentes y muchos docentes buscando una plaza.

Este sistema se ha válido de los mismos métodos que la CNSPD, donde todos los profesores que quieran ingresar o mejorar sus ingresos deberán someterse a una serie de evaluaciones y tienen que aprobarla y por si fuera poco deberán alcanzar uno de los pocos lugares que existen, esto en cuestión del ingreso, en el caso de las promociones deberán alcanzar presupuesto del techo financiero que se le destina a este ramo para poder obtenerlo. Es decir, aprobar no basta, hay que correr con suerte y en algunos de los casos con influencias, mientras los altos mandos en educación tienen salarios estratosféricos y  ridículos, además de que no son sometidos a ningún tipo de evaluación, entre ellos la secretaria de educación pública general, los secretarios de educación de los estados y todos los que están bajo su mando. 

Desde el  marzo pasado, salieron las varias convocatorias de ingreso a educación básica (preescolar, primaria, secundaria y educación media superior). Sin embargo, ahora más que nunca han presentado muchas trabas, desde que a la distancia pueden cancelarle la participación a los profes aspirantes sin explicación clara, hasta pedirles (ridículamente)  años de experiencia a los docentes y en el peor de los casos, en nivel medio superior, exigiendo la aprobación de dos diplomados: uno por una fundación de Carlos Slim y otro con la ANUIES con un altísimo costo de $1250, que sólo algunos y con muchos esfuerzos podrían pagar, mismos que tienen que ser aprobados con una calificación de 8 y que acompañados de esto necesitan tener dominio y certificado del idioma inglés.

Son ridículos todos sus requisitos que desde un primer momento dejan fuera a muchos trabajadores de la educación.  

Por otro lado, tenemos los procesos de la evaluación para la promoción vertical y horizontal donde los profesores buscan un mejor puesto o un mejor nivel salarial, una demanda muy sentida, ya que los salarios de profesores son bajos para los que no cuentan con un horario completo o con carrera magisterial.

Esta evaluación está lejos de cumplir con lo que tanto presumía la nueva reforma: “dignificar al magisterio” quienes para tener un salario medianamente justo para un profesional, tienen que trabajar en dos turnos, en escuelas lejanas a su domicilio y para quienes el trabajo no termina en su jornada sino tienen que cumplir una doble o triple jornada en casa con planificaciones, evaluaciones y atención a alumnos. Todo esto se ha agudizado en la pandemia que hay mayor demanda para atender al alumnado y que los mismos mandos no han valorado al decir: Que hay que regresar a clases presenciales para desquitar el salario.

Las promociones horizontal y vertical sólo han hecho lo que por años la carrera magisterial y el escalafón y es generar división entre el magisterio: maestros buenos y maestros malos, además de generar una competencia brutal y por ende generar individualización.  Pero por otro lado, los maestros que no participen quedarán con salarios de miseria, con todo y su aumento del 3.4%, una burla para el magisterio que tiene que mantener una familia, gastar en transporte de una escuela a otra, en materiales y ahora en plena pandemia en aplicaciones, equipo de cómputo, en creación de otros materiales y con el aumento de la canasta básica, sin contar el tema de la internet, la luz y todo lo que conllevó volver nuestras casas en aulas.

Todos los procesos han sido injustos, desde el ingreso, que aún obteniendo los mejores resultados, ofrecen 10 plazas con distancias ridículas, plazas desde 3 hasta 15 horas semanales que no alcanzan ni para la canasta básica; en lo que refiere a promoción horizontal se presumió un jaqueo y compra de exámenes que dejó a muchos fuera, por lo que se anularon los resultados de 5 mil 787 docentes y que mucho ha sido desmentido en redes sociales. Y por último, en promoción horizontal se ha alargado tanto el proceso de resultados que aún no salen y que desde ahí se puede ver la manipulación con la que publicarán los resultados con el chantaje de que no hay presupuesto, mientras derrochaban millones con las televisoras con el programa de aprende en casa que ni siquiera llegaba al 50% de la población, más pobreza para los docentes y más recursos para los de por si millonarios medios de comunicación.

Si realmente quieren dignificar al docente y dar capacitación necesitamos presupuesto

Si lo que se quiere es dignificar al profesorado debería haber salarios dignos, formación, capacitación y actualización docente de calidad y gratuita dentro del horario laboral donde se den las mismas oportunidades para todos de tener mejores salarios. También deberían darse más plazas, pues es evidente que necesitamos más maestros y hay mucha demanda por obtener una plaza, ahora más que nunca necesitamos que se destine el 10 % del PIB a la educación.

Necesitamos eliminar definitivamente al SNTE, un sindicato charro que siempre se ha llenado los bolsillos a costa de los trabajadores de la educación y que nos ha dejado varados en esta incertidumbre. Necesitamos tener asambleas escuela por escuela de la mano de la CNTE para conformar un sindicato democrático escuela por escuela, estado por estado que obedezca a las necesidades del magisterio. Ahora más que nunca necesitamos un llamado de la CNTE, con un plan de lucha de rescate a la educación de la crisis en la que se encuentra, junto con padres y madres de familia, estudiantes y maestros para avanzar en beneficio de los derechos de los trabajadores de la educación y toda la comunidad educativa.

¡No más evaluaciones que atenten contra nuestro ingreso, ni nuestra estabilidad laboral!

¡Trabajo y salario digno a todos los trabajadores de la educación!

¡10 % del PIB  a la educación pública!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos