Ya han pasado un poco mas de dos años desde nuestro Congreso de Unificación; lo llevamos acabo a pocos meses de haber llegado Felipe Calderón a la presidencia y de antemano sabíamos lo que significaba, para la juventud y el pueblo trabajador, un gobierno al servicio de la burguesía; se redoblarían los ataques intentando arrebatar todas la conquistas logradas por los trabajadores y la juventud, una de ellas que aún se mantiene, gracias a la lucha de generaciones enteras por su defensa, es la educación pública.

Pero también sabíamos que este gobierno sería bastante débil, ya que desde el principio surgió enfrentado a un movimiento revolucionario de la clase trabajadora, por lo que los ataques que pretendiera aplicar se verían enfrentados con una resistencia de la clase trabajadora y la juventud.

Vivimos tiempos realmente excepcionales, la crisis actual del sistema capitalista se está perfilando como la más grande en su historia, este hecho es de tal magnitud que tiene infinidad de repercusiones en el plano económico, político y social.

La crisis esta impactando cada rincón de la sociedad, ha obligado a la burguesía ha mutilar todo aquello que no es fructífero para sus negocios. Es intolerable para la burguesía seguir nutriendo la educación pública, no consideran necesario apuntalar y financiar la formación profesional de las personas si en el futuro no podrán ejercer sus profesiones y lo único que harán será engrosar las filas del desempleo, esta situación su agudiza aun mas con la crisis ya que la burguesía en lugar de otorgar empleos lo que esta haciendo es recortarlos.

La lógica de la burguesía es que, si tiene que dar educación le signifique financiar lo menos posible y que la formación sea sumamente básica para el trabajo que ella y el estado están dispuestos a otorgar, de ahí la modificación de los planes y programas de estudio, el estado lo que necesita por una parte es una gran cantidad de mano de obra con poca calificación y disciplinada (la función de la educación básica), por otra parte se necesita un número más reducido de trabajadores con una calificación técnica (la función de la educación técnica en sus diferentes niveles), y finalmente se requiere una cantidad pequeña de cuadros dirigentes (la función de la educación superior).

Estos ataques ya se percibían pero la crisis lo que ha hecho es obligar al estado a que actúe de manera mas rápida y desfachatada recortando el presupuesto, modificando lo planes y programas de estudio en beneficio de la burguesía, reprimiendo cualquier manifestación de repudio a estas reformas, eliminando derechos laborales a los trabajadores de la educación, etc.

Durante la época de auge del capitalismo, los patrones exprimieron hasta la última gota de plusvalía generada por los trabajadores; ahora, cuando la crisis comienza y ya no tienen dónde colocar sus mercancías, ya no tienen mercado, no vacilan en cerrar las fábricas, echando a la calle a miles de trabajadores mientras explotan a los que quedan, amenazando con que si no les gusta hay miles afuera que pueden hacerlo hasta por menos salario. La tasa de desempleo en nuestro país ha alcanzado 6.9%, la más alta en su historia según la OCDE; la única respuesta que ha encontrado el gobierno para salir de la crisis es darle más a los que de por si ya tienen, los capitalistas.

La crisis del capitalismo significa un detrimento de la infraestructura pública y los derechos sociales: educación, sanidad, vivienda, etcétera; esta decadencia de los niveles de vida conlleva el riesgo de más desintegración social. Supondrá un aumento del crimen, del vandalismo y la violencia. Un ejemplo de ello es lo que recientemente sucedió en el metro Balderas que refleja síntomas de descomposición social causada por el desplome de los niveles de vida de los trabajadores, el producto interno bruto (PIB) mostrará la caída más fuerte entre los países de América Latina.

Las perspectivas de una recuperación económica no están muy claras, los efectos que la crisis están teniendo en la conciencia de los trabajadores son brutales, la curva de la lucha de clases va en ascenso y entre todos estos acontecimientos las escuelas son una caja de resonancia de todas las contradicciones que se están viviendo en el mundo entero.

Los factores objetivos para una lucha dentro de la juventud están mas que dados, lo que es insuficiente son los niveles de organización y los planteamientos programáticos de la lucha, entre los que se encuentran una organización estudiantil con carácter nacional, con fuerte arraigo en las escuelas, que recupere las tradiciones del movimiento estudiantil para que esta organización pueda ser una alternativa para orientar de manera organizada toda la rabia existente entre la juventud.

El presente documento trata de abordar los temas mas sobresalientes de la lucha estudiantil y brindar una perspectiva aunque, advertimos, no se abordan todos los temas relacionados con la enseñanza; para ello seria necesario escribir un libro entero y aun así seria insuficiente, no obstante creemos necesario que junto con el estudio del presente documento se analicen los anexos que se mencionan a lo largo del documento.

La ACE y la lucha magisterial

Durante el gobierno Foxista se esperaba que las reformas educativas avanzaran de una forma más contundente pero estas avanzaron solamente en el nivel básico con la aprobación de la Reforma Integral a la Educación Secundaria (RIES), esta reforma tuvo una oposición importante de las bases democráticas del magisterio, no obstante, el apoyo y aprobación de la dirigente charra del SNTE Elba Esther Gordillo a la RIES resultó en la concretización de tal ataque.

Pero no es el único factor que explica la aplicación de la reforma, desafortunadamente, el control que aún mantiene el ala charra del sindicato sobre este ha sido un impedimento para que las luchas magisteriales vayan más lejos, así como la incompleta unidad de todos los maestros democráticos bajo un programa claro, clasista y de lucha unificada con otros sectores.

Obviamente, para la burguesía hay una tarea pendiente, que sin duda se la han encomendado a su hijo pródigo, esta tarea es aniquilar lo que queda de la educación pública en México; desde el inicio de su sexenio, Felipe Calderón puso en marcha su funesto plan, por ello, al frente de la Secretaría de Educación Pública, designó a uno de los personajes más cercanos a su persona, Josefina Vázquez Mota. Durante su mandato se firmó uno de los ataques más serios contra el magisterio y la educación pública, como regalo del día del maestro “la Chuky” y el gobierno federal firmaron la Alianza por la Calidad Educativa (ACE) el 15 de mayo de 2008.

La ACE establece el otorgamiento de plazas para profesores por medio de exámenes por competencias, o sea, imponer mecanismos fraudulentos de evaluación y asignación de plazas docentes y reducir los contenidos curriculares a meros esquemas para preparar la aprobación de dichas pruebas aplicando una pedagogía por competencias; en realidad, es un “filtro” para evitar la contratación de los normalistas.

Antes los egresados salían con una plaza inicial, aunque provisional, pero a los seis meses les era otorgada de manera definitiva, ahora esto se ha eliminado, de acuerdo a la nueva ley cualquier persona que haya terminado su licenciatura podrá competir contra aquellos que están capacitados para el otorgamiento y enseñanza de conocimientos, o sea nuestros maestros, y esto se convierte en la justificación para plantear la desaparición de las escuelas normales, bajo el argumento de que puedes estudiar cualquier cosa y puedes competir y ganarte una plaza como profesor aunque no estés capacitado en pedagogía y métodos de enseñanza-aprendizaje; se destruye con ello los derechos laborales, de seguridad social y sindicales de los docentes, además, reforma los lineamientos de la carrera magisterial y hace perder el escalafón y antigüedad en el servicio, invalida estudios superiores, crea el empleo por contrato temporal y sin derechos laborales.

Las protestas en contra de la ACE no se hicieron esperar, cerca de 18 estados de la república se movilizaron, en algunos las movilizaciones llegaron a ser históricas y se dieron en bastiones donde se suponía que Elba Esther Gordillo mantenía el control como el caso de Quintana Roo donde salieron a las calles 15 mil maestros de todas las regiones del estado. Las oposiciones no se limitaban a los maestros por diversas razones, los gobernadores y secretarios de educación estatales se opusieron a la reforma declarando: “lejos de garantizar mayor impulso al sistema educativo, desde plazas docentes, equipamiento e infraestructura, en la realidad –por lo confuso de los criterios que aplica la autoridad federal- representa un retroceso para las entidades”. (La Jornada 23/09/08).

En el estado de Morelos es donde la lucha alcanzó el punto más alto de organización, ahí se conformó el Movimiento de Bases Magisteriales donde se aglutinan maestros y padres de familia en defensa de la educación. En este estado se pusieron en paro cerca de 20 mil profesores. Hubo movilizaciones en Guerrero, Michoacán, Puebla, Quintana Roo, Oaxaca, Distrito Federal, Zacatecas, Tlaxcala, Jalisco, Hidalgo, Chihuahua, Querétaro, Campeche, Veracruz, Baja California Sur, Chiapas y Coahuila.

Todo lo anterior trajo como resultado que la ACE como tal no se esté aplicando en el grueso del país; hay estados donde la reforma está completamente estancada gracias a las movilizaciones pero esto no quiere decir que el gobierno, junto con Gordillo, hayan quitado el dedo del renglón. La ACE está avanzando progresiva y subterráneamente y el magisterio lo sabe, todo esto es acumulación de más tensión, el proceso de democratización del sindicato es una necesidad apremiante y premisa fundamental de un programa auténticamente revolucionario para dar una batalla firme y decidida contra estos ataques; los compañeros de la sección IX ya nos han puesto el ejemplo, donde en una intentona por parte de Elba Esther Gordillo de imponer un comité afín a su intereses se movilizaron y tomaron su sección e impidieron la toma de nota de tal comité. Su lucha aún continúa desarrollándose y está siendo un ejemplo para otras secciones que ya no están dispuestas a soportar el yugo de la burocracia gordillista y la ven como el impedimento para dar una lucha seria. Tal es el caso de Puebla, donde llegaron a movilizarse cerca de 50 mil maestros que, aglutinados en torno al Consejo Democrático Magisterial Poblano, desconocieron a los dirigentes charros de las secciones 23 y 51, llevaron a cabo elecciones entre la base y eligieron en diciembre del 2008 nuevos comités democráticos para luchar por rescatar y democratizar al SNTE. También refleja la combatividad y deseos de luchar de la base del magisterio.

Pero si usted pensó que había leído todo acerca de la ACE, ¡está equivocado! Esto es sólo la punta del iceberg, hay otros puntos. Los consejos de participación que propone la ACE son una forma velada de abrir a la iniciativa privada y a sus asociaciones civiles un enorme espacio para participar en la gestión de la escuela, por ejemplo, en Estados Unidos las organizaciones cristianas han buscado conquistar los consejos escolares para impulsar sus valores y su moral.

Otra cara de la ACE es la acreditación del aprendizaje del alumno basado en un instrumento de evaluación que es la Prueba Enlace. En base a esta prueba tratan de premiar con mayor presupuesto a las escuelas que otorguen mejores resultados, incluidas las escuelas privadas que la SEP certifica, esta medida deja completamente a su merced a planteles que necesitan mayor infraestructura y personal para elevar la calidad de sus alumnos, bajo este esquema las escuelas de provincia son las más afectadas, no nos sorprenda que las movilizaciones en los estados por el aumento al presupuesto educativo en el futuro sean mayores de las que vimos en el segundo semestre del año pasado.

Tenemos que ser muy claros y enfáticos en lo siguiente, sin presupuesto no hay calidad en la educación, sin presupuesto no hay salarios dignos que les permita a nuestros profesores dedicarse de tiempo completo a la enseñanza, son decenas de miles de profesores que dan clases en varias escuelas, otros tantos trabajan en otras actividades para complementar el gasto corriente; sin presupuesto no contamos con las herramientas necesarias en el aula para nuestro desempeño; sin presupuesto no hay mayores escuelas que absorban toda la demanda de jóvenes con deseos de aprender, en pocas palabras, sin presupuesto no hay, ni habrá, lo que tanto “desea” Calderón, ¡escuelas de calidad!

Y por si no fuera suficiente, dentro de la ACE se hace mención a las palabras mágicas que vienen en cada una de las reformas impulsadas por Calderón y la SEP, (RIES, RIEMS, Nuevos Modelos Educativos, etcétera) orientar el proceso educativo al “desarrollo de competencias y habilidades” con el pretexto de modernizar el nivel básico a los niveles de exigencia de la sociedad; la propuesta es la educación técnica.

Aquí tenemos que hacernos una pregunta sumamente necesaria ¿Por qué a pesar de las luchas magisteriales los ataques han sido concretados? Lamentablemente -lo reiteramos- la falta de un programa y una dirección correcta que, aunque pueda sonar trillado, realmente es lo que le ha hecho falta al magisterio. Las movilizaciones no se han frenado y, aunque el grueso de maestros no ha salido a la lucha, no podemos soslayar las movilizaciones que hemos presenciado que son, sin duda, un paso adelante; además, los profesores están sacando conclusiones de las batallas pasadas cuestionándose qué es lo que ha hecho falta para detener a Elba Esther y sus reformas, sin duda la olla se esta llenando de vapor y estallará en cualquier momento.     

La lucha por el presupuesto

No es nuevo que en tiempos de debate del presupuesto destinado para el año entrante se desate una serie de declaraciones en contra de la disminución al presupuesto de sectores como la salud, educación, campo, etc. pero como ya explicamos anteriormente no estamos en una época normal, en estos momentos hay cosas que adquieren una relevancia mayor a la que hace unos cuantos meses, tan es así que algunos personajes de las Universidades públicas se atrevieron a declarar que se corre el peligro de un estallido social si se disminuye el presupuesto a la educación. Y no es para menos, en la última década el presupuesto a la educación ha disminuido de manera significativa respecto a la inflación, el monto real equivale a un retroceso de 2.4 millones de pesos en 2009, para el año próximo piensan disminuir el presupuesto en más de 4 mil 700 millones de pesos.

La educación superior resulta uno de los niveles más afectados según la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) hay una caída de 6.2 por ciento con relación al año anterior, en 2009 hay una disminución de 78 mil 374 millones de pesos a 77 mil 44 millones, lo que en términos del producto interno bruto (PIB) significa un decremento de 0.66 a 0.60 por ciento. (La Jornada 15/09/09)

El caso más representativo es el de la UNAM, para la que se propone un gasto de 24 mil 603 millones de pesos, dicho monto aparentemente es superior en mil millones de pesos respecto del actual, sin embargo, incluye la obligación para la UNAM de pagar impuestos por mil 495 millones de pesos o sea que recibirá en términos reales 23 mil 108 millones de pesos. Para el Politécnico se tiene estimado 8 mil 713.2 millones de pesos, cifra que sólo representa un incremento de 4.7 por ciento con base en lo aprobado en el 2008, lo que resulta “insuficiente”, debido a que se prevé una inflación general anual para el siguiente año de 5.5 por ciento. (La Jornada 18/09/09)

El caso de la UAM según la propuesta de Calderón representa una aumento de 1.59 por ciento pero en términos reales el presupuesto no se mueve y la reducción para las universidades estatales puede alcanzar los 288 millones de pesos.

Ya a mediados del año los rectores y directores de las universidades visualizaban la disminución del presupuesto y las consecuencias que esto traería, detrás de toda la fraseología en defensa de la educación por parte de individuos que en el pasado no dudaron en atacarla, se esconde un miedo a la movilización por parte de los estudiantes,  trabajadores y maestros, son conscientes que la crisis está revolucionando la conciencia de cientos de jóvenes, que ya no están dispuestos a tolerar un ataque más a sus niveles de vida.

Es por ello que están preparando la batalla, por un lado cuidándose la espalda y apuntando todos los reflectores hacia el gobierno federal y por otro tolerando las actividades de organizaciones dirigidas por reformistas, que están trabajando por ganar una base social entre los estudiantes, para que ante una eventual movilización puedan limitar los alcances de la lucha, por ejemplo, en la UNAM las redes universitarias están desarrollando actividades con el fin de ganarse una autoridad entre los estudiantes, a pesar de las serias limitaciones de su dirección y su programa reformista es una verdad innegable que;“la naturaleza aborrece el vacío” y están siendo un referente para una capa importante de  jóvenes. Independientemente de que por nuestra cuenta estemos realizando actividades por el aumento al presupuesto tenemos que tener un pie dentro de las redes, presentándonos a nombre del CLEP-CEDEP explicando pacientemente nuestras  ideas,  ya que en esta organización hay jóvenes honestos que podemos ganar hacia nuestras filas, un ejemplo de que nuestras ideas son bien recibidas fue en una de las asambleas vendimos cerca de 50 documentos “La UNAM en la encrucijada”.

El tema del presupuesto puede ser un detonador y hay que estar atentos, recordemos que uno de los pretextos que utilizó la Rectoría de la UNAM en el ’99 para justificar el aumento indiscriminado de cuotas fue el poco apoyo que el gobierno federal daba a la universidad y no debe de extrañarnos que hagan uso nuevamente de los viejos métodos para argumentar una serie de aumentos en los cobros dentro de las escuelas incluyendo las cuotas. Lo que pasa en la UAM es muy sintomático, el precio de la credencial subió un 8,333% costaba $1.20 y ahora cuesta $100, los costos en la comida subsidiada amenazan con subir y sin duda esto significará un duro golpe a nuestros bolsillos.

¡La técnica al servicio de la iniciativa privada!

El IPN fundado en 1936, es una de las instituciones más importantes de la educación pública en México, desde sus inicios alberga a hijos de trabajadores y campesinos, durante sus más de setenta años ha tenido que defenderse de la embestidas que el gobierno ha dado por arrebatarle su carácter público. En la última década ha tenido que librar dos batallas una en 2002 en contra de la modificación a su ley orgánica que entre otras cosas pretendía la eliminación del articulo donde se estipulaba que la educación otorgada en el IPN es gratuita y con ello permitir el cobro indiscriminado en todas las áreas, también pretendían prohibir el derecho a organizarte libremente en defensa de tus derechos como estudiante.

El segundo ataque lo impulsaron en el 2006 modificando el Reglamento de Estudios Escolarizados del IPN, en nombre de la calidad educativa las autoridades elevaron de 6 a 8 la calificación aprobatoria, en los hechos esto hubiera significado la deserción de miles de jóvenes del Instituto y como resultados las autoridades tendrían un ahorro sustancial que iría a parar directamente a sus bolsillos, además se proponía cambiar la titulación de Ingeniero o Licenciado a Técnico Superior Universitario, esto además de implicar un paso muy serio en la tecnificación de la educación superior que imparte el IPN buscaba también sentar las bases para justificar la desaparición de la Vocacionales.

Ambos ataques fueron frenados gracias a la movilización masiva de estudiantes, trabajadores y maestros, nuestra participación fue clave y de primer orden en ambos asaltos. Ahora el IPN trata de avanzar lo que en el pasado no pudo: impulsando el Nuevo Modelo Educativo (NME); modelo que es sumamente necesario para las autoridades aunque su implicación implique dar una batalla contra la organización estudiantil. Es valioso tomar en cuenta esto, ya que para ellos el factor CLEP-CEDEP es una variable importante, por ser este una organización con tradiciones de lucha a nivel estudiantil no solo en Zacatenco, sino también en otras tantas escuelas en las que se ha intervenido satisfactoriamente (ENMH, ESCA Tepepan, ENCB, etc.). Y lo que es aún más preocupante para la autoridades el hecho de que el CLEP-CEDEP sigue una línea marxista en el desarrollo de sus actividades.

El NME plantea, por medio de la evaluación por competencias, el desmembramiento total de los planes de estudio y entre todo su lenguaje engañoso convertir al IPN en proveedor de mano de obra barata para los empresarios y olvidar la formación científica, tecnológica, integral y critica de los estudiantes, en pocas palabras es la tecnificación y privatización del Instituto.

La lucha que se desarrolló a finales del semestre pasado en el Politécnico aun no termina, lo que presenciamos fue apenas el primer soplo de un viento más fuerte, las movilizaciones lograron que las autoridades aplazaran la entrada en vigor del modelo para el 2010 con la intención de heredar el conflicto a la próxima administración del IPN que será renovada este diciembre, ante este hecho la probabilidad mayor es que asignen como Director General a un personaje del grupo de la actual administración que tendrá como objetivo la aplicación total del modelo dentro del IPN, hay que estar atentos ya que la designación del cargo se hace directamente desde la presidencia por ende la contribución de la comunidad del Politécnico en la decisión es nula, este hecho por sí mismo puede ser normal en la vida cotidiana del Instituto, pero estos no son tiempos normales y situaciones que parecen normales adquieren connotaciones diferentes y tomando en cuenta una de las banderas más levantadas por los estudiantes es la falta de democracia y participación en la toma de decisiones, este hecho por normal que nos parezca puede ser un detonante de nuevas movilizaciones, por otro lado las autoridades han avanzado en la aplicación del modelo en las escuelas donde no han encontrado resistencia y la organización estudiantil es nula o muy inicial.

Esto ha dado como resultado el descontento de una capa importantes de estudiantes, que tal vez no participaron en la lucha el semestre pasado, ya sea por falta de información, impedimento por parte de las autoridades a asistir a las acciones de protesta o simplemente por que no lo consideraban necesario; sin embargo, las cosas pueden cambiar, los deseos de luchar cada vez se apoderan de más estudiantes al ver de manera concreta lo que el NME significa no solo para ellos que ya están inscritos, sino para las generaciones futuras. Esto es muy significativo, ya que la conciencia de esta capa de estudiantes está dejando de lado muchos prejuicios y pensamientos individualistas que el capitalismo inyecta todos los días tanto en las aulas como en la vida cotidiana.

Aunque  la reforma se está aplicando parcialmente en algunas escuelas, aún se pueda echar para atrás. Todo depende de la respuesta de los estudiantes, profesores y trabajadores. Tenemos que estar muy atentos para medir el ambiente, ya que los sectores que habitualmente no participan en política  podrían concluir que la reforma ya esta aplicada en la vía de los hechos y no valdrá la pena salir a luchar. Por otra parte, los sectores más avanzados tendrán que demostrar lo contrario, arrastrando así al grueso de los estudiantes a la lucha para evitar que la reforma se aplique y demandar que ahí donde ya está consolidada sea derogada.

Como toda lucha esta será un proceso vivo, donde diferentes capas sacaran diferentes conclusiones en ritmos desiguales, nuestro papel será la de vincular a los sectores más consientes y organizados con el grueso de los estudiantes, lo que demostraron las movilizaciones del semestre pasado es que la juventud en el IPN tiene fuertes reservas de energía que sin duda pondrán a disposición en la siguiente batalla.

El hecho de que los estudiantes hallan interpretado el aplazamiento de la reforma como un triunfo pero no como el final de la lucha reafirma la posibilidad de que las movilizaciones se sigan desarrollando, no obstante debemos de estar atentos a los ritmos, y al estado de ánimo de los estudiantes, trabajadores y profesores. Un indicador de esto es que en la mini feria del libro en Zacatenco el material más vendido fue el documento del “Nuevo modelo educativo” en total 80 ejemplares en cinco días.

La tarea que tiene la nueva administración del IPN no es sencilla, dar pasos adelante significará necesariamente atacar uno de los obstáculos más poderoso que tienen enfrente  para llevar acabo sus reformas, o sea, el CLEP- CEDEP, no descartemos que estén planificando un ataque para mermar nuestra intervención y así avanzar, nuestra garantía para salir airosos de las luchas futuras y ante cualquier posible ataque es seguir echando raíces firmes en el movimiento estudiantil y obrero, redoblar nuestros esfuerzos por contactar con los estudiantes que buscan organizarse, fortalecer la organización en cada una de sus áreas y responder como un sola organización y no como un conglomerado de grupos o de escuelas.

La lucha en contra del NME se perfila como una de la más fuertes, el nivel de conciencia de los estudiantes es mayor al años pasados, la realidad de miles de jóvenes esta chocando de frente contra el discurso de la burguesía: “que si le hechas ganas saldrás adelante”, somos miles los que no nos sentimos satisfechos con la sociedad en donde vivimos, que nos empezamos a cuestionar porque los laboratorios realmente son pésimos mientras que Enrique Villa gana 176 mil pesos mensuales.

La UNAM en la encrucijada

Durante los últimos días las aguas de la Universidad comienzan a moverse, y esto no es precisamente lo más agradable para Calderón y para el Rector José Narro. Aunque hay un abierto divorcio entre ambos, en lo que si coinciden es que cuando la UNAM  se moviliza significan severos aprietos hacia ellos ya que en el contexto nacional actual la lucha de universidad puede rebasar los muros de la institución.

En cambio para nosotros, es una oportunidad valiosa que tenemos que aprovechar con las dos manos, explicar pacientemente las lecciones de las luchas pasadas y llamar a estar organizados ante cualquier ataque hacia la Universidad. Ha una década del inicio de la huelga más larga en la historia de la UNAM, nuevas capas de estudiantes comienzan a salir a la lucha, el Rector lo sabe y tiene miedo de que pueda significar esto, ahí el origen de sus declaraciones muy progresistas en defensa de la educación, por ello también a dado pequeñas concesiones a las exigencias de los estudiantes en el último periodo, por ejemplo, la firma de todas las demandas de Prepa 2, los desplegados deslindándose del Sistema Nacional de Bachillerato, etc.

Sin embargo al igual que en el IPN el gobierno federal no esta dispuesto a seguir dando un peso más a la educación pública y la atacará con todo. Una muestra de ello es la disminución importante del presupuesto a la UNAM que más arriba ya explicamos.

Calderón no sólo esta contraatacando por medio del presupuesto sino también vía reformas académicas como la RIEMS y la modificación de planes y programas de estudio a fin de eliminar los contenidos críticos, humanísticos y científicos, avances subterráneos para la tecnificación. El tema de la RIEMS ha distanciado más la relación entre el gobierno federal y la rectoría, la SEP ha hecho declaraciones que si la UNAM no acepta la Reforma Integral para la Educación Media Superior (RIEMS) no recibirá apoyo económico en esta área, como a continuación se lee: “El subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Székely, afirmó que la UNAM, por no participar en la RIEMS, quedará fuera de estímulos como becas, inversión en infraestructura y los programas para formación y titulación de docentes y de directores, ya que dichos apoyos serán preferentemente para las instituciones que si participen en la reforma.” (La Jornada 20/07/09)

A reserva de abordar posteriormente el tema de la RIEMS de una manera más amplia aquí solo mencionaremos que el gobierno federal por medio de esta vía presionará a la Rectoría para que acepte medidas en contra de la universidad pública, hay que recordar que Narro en el ‘99 fue de los que aplaudió la entrada de la PFP a la Universidad y de los que sin ningún empacho apoyó la modificación al Reglamento General de Pagos que significaba el aumento de las cuotas, sin duda es un personaje que comparte la visión de una educación al servicio del gran capital, sus diferencia con Calderón no son de fondo sino de cómo llevar a cabo las reformas,

Narro sabe del potencial de los estudiantes cuando se deciden a luchar y sabe que las contradicciones en los estudiantes son muchas y que cualquier chispa puede encender una pradera muy seca y despertar al gigante dormido. La UNAM es un centro político muy importante a nivel nacional y cualquier  cosa que se desarrolle por sus pasillos tendrá necesariamente repercusiones muy amplias. La pregunta que nos hacemos en nuestro documento “La UNAM en la encrucijada” es muy pertinente ¿se encuentra preparado el movimiento estudiantil para librar una batalla en defensa de la universidad?

Sin duda la respuesta no es un categórico si o un no, pero de lo que si estamos seguros es del potencial de lucha que los estudiantes tenemos, que sin duda daremos una guerra sin tregua por la defensa de la universidad pública, pero la historia del movimiento estudiantil nos ha enseñado la necesidad de una organización que sea capaz de dotar al movimiento no sólo de una organización sino de un programa revolucionario, a diez años de la formación del CEDEP, nos hemos ganado el reconocimiento y el oído de cientos de jóvenes y a diferencia de hace diez años ahora estamos en una posición más favorable para incidir en el movimiento, aunque la batalla por ganar la dirección no será sencilla, si bien las sectas están perdidas en una isla paradisíaca de su cerebro inerte no podemos cometer el error de subestimarlas, como ya dijimos la naturaleza aborrece el vacío y en un primer momento las sectas pueden ser una opción para los jóvenes que inicialmente participan y por otro lado los grupos dirigidos por reformistas están recibiendo apoyo por parte de Rectoría para que ante un eventual estallido, sean una correa para que el movimiento no se desarrolle más allá de los limites donde la rectoría pueda maniobrar.

Tenemos que ser pacientes, apenas son las escaramuzas iniciales, cuando las amplias capas de estudiantes entren en acción barrerán con las sectas y grupos reformistas, pero en ese inter nosotros no tenemos que despegarnos ni un instante de las masas, ayudándoles a sacar conclusiones, explicar pacientemente nuestras ideas y métodos, algunas ocasiones estaremos en minoría pero hay que saber ser consecuentes y así ir conquistando a los estudiantes.

La RIEMS

La Reforma Integral para la Educación Media Superior (RIEMS) es más que la continuación de la RIES a nivel medio superior, prácticamente los argumento son los mismos: “alcanzar la calidad y la excelencia educativa, mediante la competencia académica” además de “adecuar a la educación al contexto nacional e internacional actual, debido a los cambios que ha habido en el último periodo”. Consultar documento por que oponernos al Sistema Nacional de Bachillerato.

La diferencia es que en el caso de la RIES fue el magisterio el único en oponerse. En el caso del bachillerato la oposición está a cargo del sector académico y también estudiantil, una de las peculiaridades del bachillerato es que es sumamente explosivo ya que se trata de estudiantes cuya juventud se ve adolecida por la falta de alternativas para el futuro, el descubrir que la realidad no es tan agradable y, por otro lado, que aun no han vivido una serie de derrotas en la vida política, salen a la lucha sin ningún prejuicio, parafraseando a un camarada: “son jóvenes y llenos de azúcar ” con ganas de derribar la estructuras que les obligan a vivir un mundo de miseria; ahora Calderón anuncia el chistecito que la educación media superior tiene que ser únicamente una preparación para el trabajo, que la educación responda a las demandas del mercado laboral y cortar la posibilidad de que un millón 900 mil estudiantes -a quienes impactará dicha reforma- reflexionen sobre su país de manera crítica y libre.

La lucha inicia con los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH) el primero en impulsar una serie de acciones fue Azcapotzalco incorporando a Vallejo, Oriente y Naucalpan. Con las movilizaciones la Rectoría de la Universidad decide declarar que en la UNAM la RIEMS no se aplicará, obviamente Narro actúo rápidamente para no dar tiempo al levantamiento  de las preparatorias que sin duda estaban puestas para el baile.

A la par pero de manera muy sigilosa por la represión que se vive en esas escuelas las Vocacionales comienzan a congregarse, aquí es donde se comprueba que la naturaleza aborrece el vacío, ya que al inicio de la lucha y ante la falta de organización estudiantil en dichas escuelas, las sectas de IPN se ponen al frente y por el ambiente, logran contactar con una capa de estudiantes.

Durante estos dos hechos se desarrolla la coordinadora de CCH y Vocacionales que agrupa principalmente a grupos sectarios, pero que los estudiantes comunes y corrientes la observaron como un referente, aquí tal vez el error que cometimos fue de ritmo ya que nos tardamos un poco en dar una postura que nos redituase en contactos. Todo lo anterior lo comentamos por que es necesario saber de dónde viene el movimiento, la reforma en la UNAM  está en la mesa para discusión con el llamado “libro azul” y en el caso del IPN, la reforma fue frenada de manera momentánea por las lucha en contra del Nuevo Modelo en las escuelas superiores que también alzó la bandera en contra de la RIEMS y que obtuvo una respuesta favorable en contra de la aplicación en el IPN del SNB pero aquí pasa lo mismo, la RIEMS avanza subterráneamente pero a paso firme ya que en las Vocacionales es difícil la organización debido al aparato de control que el Politécnico impone en estas escuelas. Sin embargo el tiempo que tardamos en lanzar la convocatoria dentro de las escuelas lo utilizamos para analizar los libros del NME y sacar los documentos de análisis “El Nuevo Modelo Educativo del IPN: la técnica al servicio de la iniciativa privada” y “Por que oponernos al Sistema Nacional de Bachillerato” los cuales tuvieron gran impacto en la comunidad.

La coordinadora termino fragmentada por la falta de organización de los grupos sectarios y su política incorrecta al estar al frente de las movilizaciones, los estudiantes honestos de vocacionales se retiraron a sus escuelas con un mal sabor de boca.  

Pero estos sectores no han sido los únicos que se han movido contra la RIEMS, escuelas como los bachilleres realizaron acciones: más de 200 estudiantes del Colegio de Bachilleres (Colbach) marcharon del plantel número cuatro a la dirección general de esa institución para entregar un pliego petitorio en el que demandan la abrogación inmediata de la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS), el cese de actos represivos e intimidatorios en contra de alumnos y activistas, así como la eliminación de todo cobro en trámites escolares. (La Jornada 25/06/09)

Este breve pero sustancial fragmento nos da notar que los estudiantes no solo están exigiendo no a la reforma sino también demandas políticas como el derecho a la organización y lucha de los jóvenes por sus derechos. Casos muy similares aunque aislados hemos leído sobre  CONALEP, CBTIS, etc. escuelas cuya tradición de organización y movilización son nulas están escribiendo historia junto con los IEMS que también han tenido una participación importante, para nosotros poder contactar con estos sectores es muy importante ya que al no haber antecedentes de organización política podemos desarrollarnos fácilmente sin obstáculos que suponen los activistas quemados y arraigados en las escuelas.

La moneda está en el aire y la última palabra no está dicha aun para la RIEMS, aunque Calderón la impulsará con todas sus fuerzas la respuesta del bachillerato será de las más explosivas y masivas, una tarea sin duda es recobrar nuestras posiciones en el bachillerato extendiendo nuestra influencia que tenemos en nivel superior hacia las escuelas de nivel medio.

La UAM, casa abierta a la inversión privada

La UAM, desde su creación en 1974, ha proporcionado a los estudiantes diversos derechos, uno de ellos y tal vez el más representativo es el de los comedores subsidiados, que proveen alimentos a bajo costo a miles de jóvenes, además de los servicios y herramientas de estudio que aun se encuentran al alcance de la mayoría de los estudiantes, pero que están en peligro debido a la crisis, pues las autoridades de la UAM se verán obligadas a disminuir los subsidios a los comedores, así como aumentar los costos de los tramites y cobrar por algunos servicios como el de impresiones, que ahora es gratuito en la Unidad Iztapalapa.

Uno de los embates más preocupantes hacia la UAM es la firma y aplicación de “nuevos modelos productivos y de prestación de servicios”, que convierte a la universidad pública en un centro de estudio y asesoría del empresario, lo que significa poner a su disposición investigaciones, docentes y laboratorios en beneficio de la iniciativa privada. Este tipo de “nuevos modelos” se están implementando poco a poco en los cambios  a los planes de estudio de algunas licenciaturas, pero que serán implementados al cine por ciento en la nueva Unidad Lerma, que abrirá sus puertas en el corredor industrial Lerma, cerca de Toluca.

Pero también existen otro tipo de ataques a los derechos de los estudiantes, como la libre reunión dentro de las instalaciones en la Unidad Azcapotzalco o la implementación autoritaria de la credencial-monedero electrónico en la Unidad Xochimilco o el cambio a los manuales de actividades deportivas, CELEX, etc. en la Unidad Iztapalapa. Asimismo las becas que se otorgaron en las cuatro unidades no son suficientes, tanto en número como en monto.    

 Por el caso UAM Lerma todavía no hay movilizaciones, ya que el ex – Rector General José Lema Labadie ha sido cuidadoso con el tema. En cuanto a los cambios de los planes de estudio ha habido movilizaciones de pequeños grupos aislados, que aumentarán cuando la implementación de dichos “modelos” se haga más abiertamente en las demás unidades.

Cabe resaltar que una de nuestras aportaciones al movimiento estudiantil en la UAM ha sido la de forjar tradiciones de lucha, si bien en el pasado han existido grupos influenciados por zapatistas y anarquistas, a nosotros ha correspondido la dificil tarea de dotar a los estudiantes de una tradición como en las escuelas con mas trayectoria en las luchas estudiantiles, esto ha implicado un trabajo arduo que sin duda muy pronto mostrará sus frutos.

En la UAM hemos construido durante casi una década importantes vínculos con el sindicato (SITUAM), y empezamos a ganar cierta autoridad con los estudiantes, ejemplo de ello fueron los magníficos resultados de las campañas del 2 de octubre en 2008 y 2009, lo que significa que en futuras luchas podríamos jugar el papel de dirección, perspectiva que no es lejana y para la que hay que prepararnos.

La BUAP en proceso de privatización

 La BUAP no es ajena al proceso de privatización de la educación pública en México que impide el acceso a la educación media superior y superior a hijos de los trabajadores. En esta universidad, que durante el periodo 1975-89 se reconocía como crítica, democrática y popular, a partir de los años noventa se inicio una etapa de transformación que marca una ruptura con dicho modelo y se apega al proyecto oficial de “modernización”, durante la gestión de los rectores José Doger Corte y Enrique Doger Guerrero. El primero, con la implementación del Proyecto Fénix, entre 1993-94, se ajusta a los nuevos tiempos de la globalización económica neoliberal; el segundo, adecuando las funciones de la universidad a una economía de mercado, es quien se encarga de consolidar dicha política, al igual que Enrique Agüera, ahora con el nuevo Modelo Universitario Minerva (MUM) acorde, también, a la “demanda del mercado laboral”.

Con el argumento de impulsar la excelencia académica se empezó a restringir el ingreso. Esto implicó la cancelación de la política de puertas abiertas a los jóvenes que deseaban acceder a la universidad, mediante la instrumentación de un “examen de admisión” o, más correctamente, de exclusión. El crecimiento vertiginoso de instituciones particulares en la entidad ocurrió precisamente con las reformas implementadas por el dogerismo que desde entonces han llevado a la reducción de la matrícula a la mitad (50.6%), pues, mientras que en 1990 el número total de estudiantes era de 89 mil 975, actualmente la cantidad tan sólo asciende a 45 mil 524 alumnos en todos los niveles, lo que representa el 30.2% de la población escolar en el nivel superior de la entidad. Sólo de 2004 a este año, la cantidad de rechazados suma 111 mil 500, más de la mitad de los 212 mil 500 jóvenes aspirantes.

El aumento de los rechazados y la proliferación de instituciones privadas son sólo una parte del proceso de privatización de la educación superior pública; la otra parte implica a los estudiantes que logran ingresar, pues al interior de la “universidad pública”, se da un traslado del gasto a los estudiantes a través de cobros ilegales por servicios como exámenes, seminarios, credenciales, constancias, laboratorios, etc. Todos esos recursos propios que genera la institución, por supuesto no son para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores académicos y administrativos y elevar la calidad académica como se dice. Por el contrario, se utilizan para corromper a “representantes” estudiantiles, académicos y administrativos que integran el Consejo Universitario para sólo avalar cada una de las propuestas de la administración central; aquellos que no se alinean a la política de las autoridades, simplemente se les reprime. Para esto se ha venido invirtiendo en “vigilantes”, la compra de motonetas, carros patrulla, cámaras de televisión de circuito cerrado, así como en la construcción de torres de vigilancia; no para garantizar la “seguridad” de los estudiantes, como se dice, sino como parte de la política represiva que refleja el temor de las autoridades ante cualquier intento de movilización por parte de los estudiantes y trabajadores que poco a poco van cuestionando más el régimen antidemocrático que prevalece en la universidad. El reciente proceso electoral (de septiembre), aunque formalmente hayan resultado reelectos tanto el rector como directores de varias escuelas al haber sido “candidatos de unidad”, es sintomático del ambiente que se va generando entre los universitarios (un siete por ciento anuló su voto y otro siete por ciento se abstuvo de ir a las urnas) que no creen en la supuesta “defensa de la universidad pública”, discurso demagógico del rector, para conducir dentro de ciertos límites el natural descontento de los estudiantes y evitar que tome otros causes difíciles de controlar.

 En este contexto, nuestro trabajo en la BUAP desde hace alrededor de ocho años ha consistido en dotar de un programa y organización con carácter de clase a los estudiantes de la universidad, mismos que probablemente saldrán a movilizarse, como lo han hecho de manera espontánea en ocasiones anteriores, ante cualquier intento de seguir trasladando el costo de la crisis a sus familias (aumentando costos de servicios escolares, la tarifa del transporte, etc.) y debemos prepararnos. 

Esto no concluye, apenas comienza

En el capitalismo la educación sirve para dos cosas, formar mano de obra cualificada en función de sus intereses y utilizar las aulas como impulsor de la ideología de la clase dominante o sea la burguesía, ahora también la quieren utilizar como un negocio bastante jugoso. Por ello desde siempre la defensa de la educación publicas y de calidad para los hijos de los trabajadores ha sido una causa de batallas históricas.

Ahora los jóvenes no solo nos enfrentamos ante el embate de la educación, el capitalismo también nos esta negando el derecho a un empleo y vida digna, la crisis no la estamos padeciendo todos a la misma magnitud, los capitalistas están siendo rescatados y se les proporciona mas de lo que ya tienen, en cambio a los trabajadores y a sus hijos nos están arrebatando lo poco que tenemos para vivir, esto esta generando que el nivel de conciencia avance constantemente entre los jóvenes, la conciencia de clase implica  ser consiente de quien  en realidad es tu enemigo; el patrón, la burguesía y el estado capitalista, y que sus intereses son incompatibles con los tuyos, por lo tanto debes de luchar consecuentemente por las necesidades de tu clase social.

La Organización Internacional del Trabajo dijo en mayo que prevé que la cifra de desempleados en el mundo pueda elevarse a un récord hasta de 241 millones de personas, obviamente esta estimación sin duda esta matizada pero las cosas son aun mayores apenas hace unos días la ONU anuncio que mil millones de personas en el mundo sufren de hambre, mientras tanto son rescatadas con cuantiosas cifras de dinero empresas capitalistas, por ejemplo, la aseguradora American Internatinal Group (AIG), recibió un rescate por 170 mil millones de dólares de los ciudadanos y por si no fuera poco dio bonos a varios de sus ejecutivos por 165 millones. (La Jornada 04/04/09) Ya basta, que la crisis no la paguemos los trabajadores y sus familias.

La burguesía no podrá seguir atacando sin que se tope con movilizaciones por parte de la juventud y los trabajadores. La educación es un punto que se han propuesto atacar y no quitaran el dedo del renglón, las reformas están siendo aplicadas de forma subterránea y paulatinamente, la disminución del presupuesto tendrá repercusiones que obligara a las autoridades a la aplicación y aumento de cobros que los estudiantes no soportaran por mucho tiempo, la falta de empleo al termino de nuestros estudios y cada vez son mas jóvenes los que no están de acuerdo con la sociedad en la que vivimos y se cuestionan la realidad todo esto sin duda una receta para un estallido, sin embargo no contamos con una bola mágica que nos dicte cuando y a que hora los estudiantes saldrán a pelear contra este sistema rancio, pero si tener una perspectiva, las contradicciones en la juventud han ido en aumento, están empezando a tener conciencia de su potencial con las luchas que han protagonizado, están sacando conclusiones como la necesidad de la unidad, la necesidad de una organización permanente y revolucionaria, etc.

No tenemos que olvidar que los estudiantes no conforman un sector aislado de la lucha de clases,  y cada vez son más los estudiantes que tiene que combinar su actividad académica con el empleo, en su gran mayoría precario y sin perspectivas. El sector más joven de la clase trabajadora también ha  aprendido de los acontecimientos más significativos a nivel nacional (lucha contra el fraude, formación de la APPO, huelgas de; mineros, profesores, etc.) e internacional (Venezuela, Bolivia, Honduras, Irán, Grecia, Italia, España, etc.), los prejuicios hacia la “huelga” y los “activistas” se están perdiendo rápidamente. Por otro lado la dirección del PRD tanto del ala de derechas como de izquierdas se ha negado ha ofrecer una alternativa política y organizativa para la juventud, esto no es casualidad, los reformistas temen que la juventud haga uso de su energía y capacidad creativa, por lo tanto prefieren ignorarlos o darles un papel secundario, ello a determinado que un sector importante de los jóvenes opten por la  abstención en las elecciones, por lo tanto su descontento buscará formas de expresión más directas, tomando medidas por sus propia cuenta.

Es muy significativo que a pesar de la forma en que terminó la huelga del 99´en la UNAM, la clase dominante halla mantenido un impasse relativo en cuanto a ataques se refiere en la universidad. Las sectas por su parte se han dedicado durante nueve años ha desprestigiar al movimiento estudiantil, con sus acciones ultraizquierdistas han confundido y  retrasado la toma de conciencia del estudiantado, y a pesar de ello, la rectoría no se ha atrevido a confrontar directamente el carácter público de la universidad.

Los representantes de la clase dominante en las universidades no han podido restablecer las “viejas glorias” de su brazo represivo como antaño lo era el porrismo, aunque sigue existiendo este no cuenta con la fuerza que contaba anteriormente, el hecho de que estos grupos no hallan jugado prácticamente ningún papel para evitar la lucha contra el “nuevo modelo” en el IPN, habla de su debilidad.

Los acontecimientos ocurridos en el IPN son apenas una expresión de hasta donde es capaz de llegar la juventud por defender uno de los  pocos derechos que aun le queda; la educación pública. En esta lucha la calidad de nuestras ideas, métodos, organización y compañeros ha jugado un papel determinante, el hecho de que el CLEP-CEDEP no exista en otras instituciones educativas seguramente será un factor que determinará que las luchas que se emprendan en otras universidades se desarrollen con diferentes peculiaridades, pero es un hecho que a pesar de nuestras limitaciones como organización, las condiciones materiales y políticas están dadas para una lucha seria de la juventud, ya sea en defensa del presupuesto educativo, los planes de estudio, los servicios, etc.

Dentro del proceso revolucionario que vivimos a nivel nacional y mundial la juventud también tendrá que dejar su sello, hace muy pocos meses en Europa la juventud a protagonizado luchas sin parangón desde las movilizaciones juveniles de los 60´s, es en nuestro país puede suceder este nivel de movilización entre la juventud, como hemos remarcado a lo largo del documento, los ritmos dependen de múltiples factores que incluso van más allá de lo que pueda ocurrir en las mismas universidades.  La juventud ha expresado y seguirá expresando su descontento con el régimen de Calderón, máxime por que bajo el pretexto de la crisis la burguesía esta obligando a los trabajadores y ahora a la juventud a pagar las consecuencias de la crisis, la juventud al igual que los trabajadores buscarán formas de evitar que esto sea así, generando luchas a diferentes niveles, con diferentes ritmos pero en el fondo con un mismo objetivo; que la crisis del capitalismo no la pague la juventud proletaria.

Todo lo anterior es terreno fértil para nuestra intervención, camaradas ahora contamos con posiciones claves en algunas de las escuelas más importantes del país y aunque falta mucho camino por recorrer hasta formar una auténtica organización estudiantil nacional, permanente y con un carácter de clase, a semejanza del Sindicato de Estudiantes, la simpatía y apoyo a nuestra ideas por parte de los estudiantes cada vez son más evidentes, la crisis es una oportunidad de oro para que nuestra clase, la trabajadora, envíe al basurero de la historia este sistema totalmente podrido, el capitalismo, para hacer esto no bastara con el entusiasmo del lucha y decisión de los trabajadores y la juventud, si a si fuera el capitalismo hubiera dejado de existir des hace tiempo, lo que nos acercara aun mas a una victoria es contar una dirección revolucionaria y un programa correcto de lucha, la juventud mexicana tiene esta herramienta es el CLEP-CEDEP, conquistemos a los estudiantes con el trabajo consecuente, cotidiano, audaz y paciente, incorporémoslos a nuestras filas para que llegado el momento podamos dar mas que una lucha digna sino ante todo conquistar la victoria. ¡¡Adelante camaradas, los explotados no tenemos nada que perder más que nuestras cadenas!!

30 de Septiembre de 2009

 


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos