La decisión del gobierno federal de eliminar la compañía paraestatal Luz y Fuerza del Centro ha traído como consecuencia no solamente el despido de más de 40 mil obreros electricistas, sino también el aumento histórico en las tarifas de energía eléctrica para habitantes de las zonas sur y centro de la república mexicana.

Millones de usuarios están siendo afectados por las altas tarifas eléctricas, quienes han pasado a pagar recibos de más de 7 mil pesos cuando antes pagaban recibos menores a los mil pesos. Esta situación se ha vuelto insostenible para los usuarios, quienes con el salario que perciben no les alcanza para pagar un servicio de electricidad con cobros excesivos. 

Debido a esta problemática, diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), han llamado a los usuarios a realizar una huelga de pagos en contra de la compañía Comisión Federal de  Electricidad (CFE), encargada de proveer del servicio.

"Estamos llamando a iniciar una huelga general de pagos de energía eléctrica ante la insensibilidad y la falta de atención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quienes han hecho caso omiso a la demanda de revisar las altas tarifas y detener los cortes de luz eléctrica", dijeron los legisladores perredistas pertenecientes a la Asamblea Legislativa. 

El llamado se hace luego de que en los estados de Guerrero, Tabasco, Veracruz, Oaxaca, Estado de México y Distrito Federal, miles de usuarios exigieran a las autoridades poner fin a los abusos de los que son víctimas. 

En el estado de México, usuarios denunciaron que los incrementos se han dado en más del 100% de los costos reales. En los hogares de adultos mayores no sólo se han incrementado los costos, sino que también se ha eliminado el descuento por “aportación gubernamental”. Pusieron como ejemplo el caso de una casa en donde sólo habita una pareja de ancianos a los que se les requiere un pago de 2 mil 762 pesos cuando antes sus recibos llegaban por 804 pesos. 

En el municipio de Juchitán, en Oaxaca, la Asamblea de Pueblos en Defensa de la Tierra anunció que más de 20 comunidades de la región del Istmo podrían estallar en huelga de pagos debido a que hay casos en donde usuarios que pagaban 140 pesos al siguiente bimestre les llegaron recibos por 7 mil pesos.

La misma suerte corre para habitantes de municipios de Guerrero, en donde más de 300 comunidades se han declarado en huelga de pagos en contra de la CFE. El representante del Movimiento por el Desarrollo y la Paz Social, Bruno Plácido Valerio, informó que no es posible que “por ejemplo una señora de Ayutla que vive sólo con su perro paga 800 pesos de luz”.

Uno de los casos más alarmantes es el de los tabasqueños, pues más del 50% de los usuarios de la CFE se encuentran en huelga de pagos; esto es unos 350 mil de los 617 mil usuarios. El gobierno de Tabasco demandó a la CFE otorgar mejor trato y tarifas preferenciales a los tabasqueños, pues el actual cobro por el consumo del fluido “no responde ni a las condiciones sociales ni climáticas de la entidad”. La deuda global del estado de Tabasco es de 3,100 millones de pesos.

La respuesta del gobierno federal

A pesar de que este tipo de denuncias se han hecho desde el momento en que CFE asumió el control de las tarifas eléctricas, el gobierno federal no ha dado respuesta alguna a las demandas de las comunidades y de los usuarios quienes tienen que sufrir a veces hasta semanas enteras sin energía eléctrica. 

El supuesto argumento de que Luz y Fuerza del Centro estafaba a los usuarios y que era insostenible como empresa, se viene abajo cuando se trata de presentar los “logros” de la Comisión Federal de Electricidad, empresa que sólo lucra con las necesidades de la gente. 

Diputados del PRD anunciaron que en próximos días realizarán la clausura simbólica de la CFE, ya que simplemente no ha querido atender su petición de una mesa de trabajo para solventar esta problemática.

¿Qué hacer?

Si bien las huelgas de pago representan un importante paso al frente y pueden surtir un efecto de presión hacia la CFE y el Gobierno Federal, en realidad no es suficiente con ello. La CFE ni al gobierno federal se inmutan al tener a miles de personas sin electricidad, para ellos lo primero es el beneficio económico a costa de los usuarios.

Es por ello que la huelga general de pagos debe ir acompañada de una huelga general que paralice a la industria, a la banca, al transporte, etcétera, a la vez de exigir el derrocamiento de Calderón. Los trabajadores tenemos el poder de echar para atrás la política de ataques del gobierno mediante la movilización. 

Debemos luchar junto con los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas por recuperar su fuente de empleo y con ello una empresa al servicio de los trabajadores, dirigida y administrada por los mismos trabajadores. y lo mismo para el resto de empresas que proveen de servicios a la población. La unificación de todas las luchas es un elemento fundamental para poner un alto a los robos de la CFE y el Gobierno Federal.  

¡Otro mundo es posible sólo con el socialismo!


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos