La situación de la violencia machista en México es algo que comenzó a alarmar el país desde finales de los 80´s cuando comenzaron a salir a la luz decenas de asesinatos contra mujeres en Ciudad Juárez, la mayoría de víctimas eran mujeres de entre 15 y 25 años que salían de trabajar tarde, sin posibilidades de dejar sus empleos ni de obtener justicia se convertían una a una en una cifra más.  

Las particularidades de estos asesinatos, pero especialmente la lucha de las familias de las víctimas, dieron pie a que en 2012 se tipificara en nuestro país el asesinato contra una mujer por su género como feminicidio. A pesar de que ya la situación era alarmante, se agudizó mucho más cuando en el último periodo la violencia machista en EdoMex superó a Ciudad Juárez, en tan sólo tres años (2013-2016) hubo alrededor de 260 crímenes de género (en cifras oficiales).

El año pasado la CDMX ya se consideraba como uno de los lugares más peligrosos para las mujeres, pues las violaciones aumentaron 124.2%  y los feminicidios 8.6%. En zonas como en Iztapalapa la violencia de género es insostenible pues aumentaron las violaciones un 230% todo esto en tan sólo un año, es decir de 2017 a 2018, lo cual nos llevó a miles de mujeres a salir a las calles y dar la batalla para mantenernos vivas, pues las justicia hacía caso omiso a las denuncias, culpando a las víctimas o minimizando la situación.

Ante esta problemática la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum ha propuesto una serie de reformas para detener la violencia ejercida contra las mujeres por su género. Se ha propuesto adecuar el Artículo 148 para que se pueda tipificar un asesinato como feminicidio cuando existan antecedentes como amenazas, acoso, violencia doméstica, laboral o escolar. Se ha planteado un plan emergente en donde se reconoce que es un problema de Estado, además este gobierno ha planteado en las recientes reuniones con organizaciones y grupos feministas algunos aspecto como cambiar la narrativa desde las instituciones, pero así como los intentos inútiles y absurdos por terminar con la violencia de género, cómo la entrega de silbatos que se llevó a cabo cuando Miguel Ángel Mancera fue jefe de gobierno para combatir el acoso en el transporte público, estas medidas no resolverán nada de fondo.

La alerta de género, que se está valorando para la CDMX y que se ha implementado en 17 estados más, tampoco ha tenido resultados positivos, de hecho y como vimos anteriormente la situación ha empeorado, ha habido intentos incluso del Gobierno Federal para incrementar la presencia policial, mejorar el alumbrado o dar capacitación a servidores públicos respecto a la violencia de género, sin embargo actualmente los rondines policiales no dan más seguridad y mucho menos a las mujeres, pues tan sólo en 2018, 670 mil mujeres sufrieron algún acto de violencia por un policía, militar o marino.  

Así mismo los servidores públicos corroídos por el machismo reproducen burlas hacia las víctimas o revictimización al presentar una denuncia.

Desde Libres y Combativas consideramos que por sí solas estas medidas no serán suficientes nunca para frenar los crímenes de odio contra las mujeres pues la gran mayoría de victimarios no reciben ninguna condena por algunos vacíos legales o meramente por la corrupción que reina en nuestro país. Recordemos que existen feminicidas que no fueron detenidos al llevar a cabo su primer feminicidio, sino hasta el segundo o tercero, uno de los casos más ejemplares es el de los feminicidas de Ecatepec quienes actuaron impunemente asesinando a casi dos decenas de mujeres sin que nadie les cuestionara nada. O el caso de Jorge Humberto Martínez quien a pesar de que tenía un antecedente por intento de asesinato a una exnovia.

Exigimos:

  • Condenas ejemplares a feminicidas y violadores.
  • Depuración de los cuerpos policiacos y funcionarios públicos con antecedentes de violencia, de corrupción o negligencias en casos de violencia machista o feminicida.
  • Alumbrado público eficiente.
  • Regulación del parque vehicular.
  • Mantenimiento regular a las cámaras de seguridad. Disponibilidad de videos de todas las cámaras de seguridad por al menos un mes y no sietes días como hasta hoy y resguardo durante todo el proceso a partir de la denuncia.
  • Atención psicológica inmediata a las víctimas.
  • Apertura de casas-refugio para víctimas de violencia.

Pero la única manera de solucionar el problema de fondo es acabar de raíz con este sistema capitalista que reproduce le machismo a su beneficio, mientras los gobiernos no quieran asumir esta tarea y se limiten a realizar simples reformas, tendremos que mantener la lucha, ampliar y fortalecer la organización entre la misma comunidad para combatir la violencia y prepararnos para el derrocamiento total de este sistema.


Periódico de la Izquierda Revolucionaria

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos