El pasado 06 de julio, se instaló afuera de Palacio Nacional un plantón de familiares de víctimas de feminicidio, apoyadas por diversas colectivas. Familias que no se cansarán de buscar justicia por las hijas arrebatadas en este país feminicida.

En marzo de 2020, México entró al modo contingencia y sana distancia por la pandemia de covid19; actividades económicas, culturales, deportivas, etc., fueron suspendidas, pero no fue así con la violencia hacia nosotras que tiene una raíz tan profunda como para detenerse por medidas de seguridad sanitaria, sino todo lo contrario, las llamadas de auxilio al 911 por violencia de género aumentaron 60%, con inaceptables declaraciones del gobierno federal diciendo que el 90% de ellas eran falsas. Esto sólo demuestra la falta de sensibilidad del gobierno que promueve un humanismo, dejando fuera la necesidad de construir el feminismo revolucionario desde las bases de un pueblo que aún confía en un cambio de raíz, porque ninguna muerte violenta debería ser tolerada y menos por razón de género.

Estas son las condiciones en las que las Familias de Víctimas de Feminicidio nuevamente nos dan una lección de perseverancia y arrojo para exigir justicia, porque cada lamentable caso por el que ellas luchan debió haber sido el último. El nulo acceso a la justicia para la clase trabajadora en México ha sido unos de los principales factores para que en 5 años los feminicidios hayan aumentado 137.5%. El gobierno de la 4T ha mostrado cierto acceso al diálogo con diferentes movimientos y los familiares confiaron en que sería posible una audiencia con Andrés Manuel para que pudiera presionar al avance de las investigaciones de sus respectivas carpetas.

A los 15 días, la CONAVIM solo les dice que están trabajando sobre el tema de los feminicidios, como si no fuera su trabajo. El 27 de julio, pudieron reunirse con Olga Sánchez Cordero a quien le pidieron revisar la ley para el tratamiento de menores infractores para que feminicidas cercanos a la mayoría de edad sean sentenciados como adultos, contar con bases de datos de niñ@s huérfanos de madres víctimas de homicidios dolosos, no sólo feminicidio (ante falta de perspectiva de género cuando se logran judicializar los casos no todos se tipifican como feminicidio) para apoyarlos, crear una comisión especial para evaluar y monitorear el trabajo de las fiscalías en los estados, con esto avanzar hacia la erradicación de la justicia clasista y machista, que la Fiscalía Especial para los delitos de violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de asuma todos los casos de feminicidio y no lo devuelva al fuero común, incorporar a familiares de víctimas de feminicidio al mecanismo de protección de personas defensoras de derechos humanos, ya que han recibido intimidaciones, y la insistencia de reunirse con AMLO, Sánchez Cordero  los escuchó, pero no hubo ningún compromiso firmado.

Diana Velázquez fue víctima el 02 de julio de 2017, desde ese día sus familiares la buscaron, días después localizaron su cuerpo, pero también se toparon con esa justicia inoperante, pues Lidia, su madre, nos comparte que a pesar de que había alerta de género en el Estado de México, el hallazgo del cuerpo de Diana no fue reportado y lo tenían registrado como masculino, era el inicio de un calvario, se ofreció una recompensa de $300,000  para dar con el feminicida y el pasado 05 de agosto se citó a los familiares para informarles sobre su supuesta detención, se capturó a un hombre por otro delito y no se da la certeza que sea el feminicida de Diana, sería una torpeza que autoridades del estado de México quisieran presentar un chivo expiatorio para cansar a los familiares organizados en torno al Plantón.

Este 20 de agosto los familiares de Diana se retiraron del Plantón (última familia en él), por las condiciones climáticas y de seguridad sanitaria, ya que la compañera Malú García Andrade tuvo que ser internada por complicaciones de covid. Adicional a esto, a pesar de las diferentes manifestaciones feministas en días recientes, la indiferencia del gobierno puede agotar una acción, pero no las ganas de seguir luchando.

Las muestras de apoyo en el Plantón fueron constantes y está última decisión ha sido respaldada por el movimiento. Desde Libres y Combativas le decimos a l@s familiares de víctimas de feminicidio que ¡no están sol@s! y al mismo tiempo, hacemos el llamado a las diferentes colectivas y asambleas feministas en todo el país que debemos seguir articulando fuerzas,  debemos dar un paso adelante para que desde nuestras trincheras podamos tomar acciones que ayuden al objetivo de los familiares y erradiquemos la lacra del machismo institucional, que la violencia sexual, la desaparición forzada de mujeres y los feminicidios sean sentenciados de manera ejemplar para que el #NiUnaMas sea una realidad.

#JusticiaParaTodas


banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos