El pasado 15 de noviembre 2008 quedó definido el Presupuesto De Egresos De La Federación (PEF) para el año 2009. Tres billones 45 mil 478.6 millones de pesos, es decir, el 23.5% del Producto Interno Bruto en México. El prespuesto más alto de la historia. ¿Qué significa esto?

El comercio exterior mexicano se lleva a cabo en 85% con Estados Unidos, que está sumergido en una profunda recesión. Las previsiones del Banco de México esperan que el PIB caiga el próximo año a menos de un punto porcentual, aunque es bastante probable que asistamos a un crecimiento negativo, es decir, no sólo no se crezca sino que se produzca menos que en 2008. El gobierno cuando elaboró el presupuesto 2009 esperaba que el PIB creciese un 3%, después tuvo que rectificar. Así que, Calderón presentó una edición del presupuesto el 8 de septiembre y tras el estallamiento de la crisis lo recortó, para después volver a reasignar entre 200 mil millones a ciertas dependencias, incluidos 53 mil millones para el llamado programa anticrisis, que representa apenas el 1.7% del presupuesto, es decir, nada.

Antes de ejercerlo, el presupuesto 2009 es ya deficitario, los números oficiales hablan de un déficit previsto de 1.8%. Esto significa que el déficit se cubrirá con deuda o con impuestos o con los dos conceptos. Seguirán reduciendo el gasto público y colocando la rodilla sobre la espalda de los trabajadores a través de impuestos y recortes salariales, para intentar rebajar el déficit público. Como siempre, si no luchamos por derribar al régimen Calderón y construimos una democracia obrera, seremos los trabajadores y campesinos pobres los que paguemos la factura de la crisis.

Pero, más allá de las cifras, el contenido político del presupuesto salta a la vista de manera evidente. De un lado y lo más trascendental es que se incrementa el presupuesto destinado al aparato represivo del Estado. Veamos los ejemplos más relevantes: la Secretaría de Seguridad Pública con relación al año pasado, tuvo un incremento de 62.2% (832 mil 916 millones 838 mil 380 pesos); la Procuraduría General de la República, un incremento de 29.2% (12 mil 309 millones 857 mil 565 pesos); Gobernación tendrá 25.1% adicional (9 mil 594 millones 007 mil 041 pesos); la Defensa Nacional con 19.4% más que el año pasado (43 mil 623 millones 321 mil 860 pesos) y el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen), tendrá un presupuesto de dos mil 439 millones 293 mil 945 pesos. Esto habla claramente de cómo la burguesía se prepara para la lucha de clases, tendiendo la cortina de humo de la “delincuencia”, pero en realidad para enfrentar a los trabajadores. De otro lado, el presupuesto intenta comprar la paz social reorientando endeble gasto, a todas luces insuficiente a comunicaciones, educación, salud y agricultura, sectores que fueron a los que más se incrementaron sus recursos. Con estos ajustes por ejemplo, la UNAM obtendría 690 millones adicionales al presupuesto originalmente presentado por Calderón, en tanto que el Instituto Politécnico Nacional recibiría 450 millones extra y la Universidad Autónoma Metropolitana 250 millones. A pesar de que en el PEF 2009 se aprobó un incremento de más de 15 mil 400 millones de pesos adicionales a educación pública, la inversión en el sector universitario y posgrado representa sólo un aumento de dos centésimas porcentuales del producto interno bruto (PIB), al pasar del ridículo 0.59 a 0.61%, cuando debería ser del 8% del PIB. En tanto que, de los 4 mil 600 millones de pesos extraordinarios destinados a educación básica, al menos 2 mil 500 millones están vinculados a programas de la llamada Alianza por la Calidad de la Educación (ACE). ¿Será quizás para que Elba Esther pueda sueguir relagalando camionetas Hummer?

En el caso del campo se asignó un monto total de 235 mil 858 millones de pesos, a través del Programa Especial Concurrente, del cual se hace alaraca de que es un monto muy superior al del año pasado; y de 48 mil millones para la construcción de infraestructura carretera y ferroviaria, pero a la par, sólo para desenmascarar el acto propagandístico, se aumentó el monto destinado a deuda pública en 289 mil millones de pesos, es decir, se destina más a la deuda que al destrozado campo mexicano.

Esta es la verdadera cara de la hipocresía propagandística del régimen, que anuncia “aumentos” al presupuesto, pero no dice que antes había recortado y ante la amenaza de una explosión social se vio obligado a hacer ajustes al alza, pero que quedan muy por debajo de las necesidades reales del gasto social.

En general, el gasto de la Administración Pública Federal se ubicará en 2 billones 247.2 mil millones de pesos, ¡casi 74% del total presupuesto! Esto es, tres cuartas partes del presupuesto se destinan al dispendio y manutención de un puñado de burócratas. Esto es una muestra contundente del enorme peso que significa el Estado burgués que sólo sirve para oprimir a los trabajadores y campesinos pobres, a cambio de dar una vida de faraones egipcios a los administradores de la burguesía, veamos tan sólo unos ejemplos:

  • La cámara de diputados se asignó un presupuesto de 5 mil 500 millones de pesos, esto es una tercera parte de lo adicional asignado a la educación pública.
  • El secretario de Hacienda el gordo Carstens gasta 3 mil pesos diarios en comida, gana gana 149 mil 582 pesos: tiene además un pago adicional de 66 mil pesos denominado “pago de riesgo” ¡por haberse arriesgado a regresar a México y dejar su cargo en el Fondo Monetario Internacional! Por si fuera poco, tiene asignados cuatro celulares, tres vehículos, 500 litros de gasolina al mes.
  • El director de Petróleos Mexicanos, Jesús Reyes Heroles, que además de su salario de 144 mil pesos tiene seguro de gastos médicos mayores, una prima vacacional de 24 días al año, 44 días de aguinaldo, vehículos y vales de gasolina. Igual que Luis Pazos de la Torre, titular de la Comisión Nacional de Defensa de Usuarios de Servicios Financieros.
  • Oficialmente el salario del espurio continuará siendo el más elevado del sector público, pues se le asignarán —sin incluir las prestaciones— 152 mil 467 pesos mensuales.
  • Los ex presidentes cuestan a los trabajadores más de 300 millones de pesos por el aparato que los rodea, incluida la pensión a Sasha Montenegro (viuda de José López Portillo).

El proceso de crisis se está agravando por la caída de los precios internacionales del petróleo que se han desplomado desde aproximadamente 100 USD a menos de 40 USD por barril. Por tal motivo las entidades (gobiernos de los estados) dejarán de recibir 8 mil 349 millones de pesos. Por donde quiera que se le vea en el horizonte se perfila una enorme explosión social, pugnas internas que llevarán a más asesinatos políticos y ajustes de cuentas entre la élite, como indicador de la descomposición del régimen.

No es suficiente con hacer llamados a la cordura y sugerir que el presupuesto se oriente al gasto social e inversión productiva, como intentó infructuosamente hacer el sector del PRD ligado a AMLO, a quienes la aplanadora del PRI—PAN—Derecha del PRD (Los Chuchos), derrotaron con 436 votos en contra de 44. Intentar convencer a la burguesía que deje de enriquecerse es como intentar convencer a un tigre de que se vuelva vegetariano.

Si bien las propuestas de AMLO son bienvenidas (como por ejemplo, quitarle las pensiones a los expresidentes), está claro que limitar la lucha al estrecho margen del parlamento, sin fundamentarlo preponderantemente con la lucha en las calles y organizando una poderosa huelga general para derribar a Calderón, la burguesía seguirá empobreciendo a la clase obrera y el campesinado cada vez más y más. La única alternativa que tenemos es luchar organizadamente rescatando a nuestros sindicatos y arrebatando el control del PRD a la derecha.


banner libres y combativas

banner revolutionary left

banner sindicato de estudiantes

banner 2032

banner revolucion rusa

Teoria Marxista

enlaceClasicos